viernes, 20 de marzo de 2015

ANTÍTESIS DEL FORO DE SAO PAULO: COMPROMISO DE COCHABAMBA


marzo 18, 2015

Por Ricardo Puentes Melo  


Compromiso de Cochabamba
Antítesis del “Foro de Sao Paulo”


¿Quiénes somos? Somos un equipo de liberales clásicos de varios países latinoamericanos, España y EE.UU. Muy variado también en su composición: entre nosotros hay políticos activos, estudiantes, técnicos y profesionales, empresarios, ahorristas e inversionistas, intelectuales y artistas, militares y policías, jueces y abogados, deportistas, profesores y maestros, médicos y enfermeras, pastores, rabinos y sacerdotes, y asimismo amas de casa, agricultores, empleados y trabajadores.

¿Cuál es nuestro COMPROMISO? Nosotros, liberales clásicos, partidarios del gobierno limitado, los mercados libres y la propiedad privada, nos comprometemos firmemente a terminar con la hegemonía cultural y política del Foro de Sao Paulo en la región. Y para este propósito, también nos comprometemos:
  1. A hacer un uso inteligente y eficiente de los recursos políticos, lo cual los liberales hasta ahora no hicimos bien, lamentablemente, y en parte por esa razón dominan las izquierdas. Los recursos políticos más importantes son las propuestas políticas. Los socialistas tienen las suyas: reforma agraria, educación “gratis”, leyes laborales, banca central, “salud pública”, etc. Son engañosas, destructivas, pero allí están, y todo el mundo las conoce. ¿Y cuáles son las propuestas liberales? Hasta ahora no hay equivalentes porque los liberales no hemos presentado a la gente unas propuestas claras, concretas, entendibles, atractivas, y de vocación ganadora. “Los liberales no le llegan a la gente con su mensaje”, se dice. ¿Cuál “mensaje”, si no hay? Nos comprometemos a llenar ese vacío.
  2. “La Gran Devolución” es nuestra oferta. Consiste en derogar las leyes malas, expuestas en el catálogo anexo, a fin de posibilitar las Cinco Reformas necesarias en cada una de las siguientes esferas de la vida social: política, economía, educación, atención médica, cajas de previsión. La N° 1, política, para poner al Estado en su lugar, en sus funciones propias. La N° 2, para liberar y expandir los mercados y la economía a fin de crear riqueza, ganar más y vivir todos mejor. Y tres reformas “sociales”: la N° 3, para quitar la educación de manos de los Gobiernos, y pasarla a los docentes, estudiantes y padres; la N° 4, para poner la atención médica en manos de los profesionales de la salud; y N° 5, de igual modo con el Seguro social. Incluyendo en las tres últimas, tres series de bonos, para la educación, salud y prestaciones de los más pobres en la transición, hasta que todos dejemos de ser pobres. Este programa en el cuadro Anexo, es nuestro primer recurso político y mensaje. Nuestro compromiso básico es para difundirlo ampliamente, y concretar las reformas tan pronto como sea posible, en bien de la inmensa mayoría de la gente.
  3. Nos comprometemos a introducir cada vez más congresistas liberales clásicos al Parlamento en cada país, para debatir las leyes malas, y conformar un bloque parlamentario para derogarlas e impulsar las reformas. Ese es nuestro Plan Político. Por eso el Congreso o Asamblea nacional es el foco y el blanco principal de nuestra acción política. Por ahora, la participación en el Poder Ejecutivo y los Gobiernos regionales o municipales son objetivos secundarios, supeditados al principal.
  4. La política, la democracia y los partidos son recursos políticos importantes. No les idolatramos, pero no por ello caemos en los errores tan comunes y perniciosos de la anti-política, la partidofobia, y la tentación anti-democrática. Como parte importante de nuestra labor nos comprometemos a rehabilitar la política y los políticos, y la democracia republicana representativa y sus instituciones, ahora manipuladas, subvertidas y degradadas por el socialismo, el estatismo y el populismo.
  5. Hasta ahora el liberalismo ha estado encerrado en unos “tanques de pensamiento”, de los cuales hay muchos, pero no hay partidos políticos inspirados en nuestros principios. Es un error grave, que en parte explica la hegemonía de las izquierdas. Los “tanques” critican el socialismo, y encomian el sistema opuesto, pero no describen ni explican cómo llegar. Por eso la gente con razón se hace la pregunta “¿Y los liberales no se postulan en las elecciones, ni tienen partido?” Sospecha que “algo malo debe haber con sus ideas…” Por eso nosotros nos comprometemos a crear y a desarrollar partidos políticos para difundir el mensaje y hacer campaña por la vía para llegar al capitalismo liberal: las Cinco Reformas.
  6. Hay en el equipo cristianos de diversas confesiones, y también no cristianos. Pero todos admitimos ciertos hechos desagradables: los principales vehículos de las izquierdas han sido un falso “socialismo cristiano”, y las Iglesias, católicas y no católicas, que lo han propagado; por eso es que la mayoría de los voto de las izquierdas procede de cristianos engañados. Nos comprometemos a revertir esa tendencia.
  7. El Foro de Sao Paulo suma al marxismo económico el marxismo cultural, cuyos temas gozan de máxima prioridad en su Agenda, porque sabe que el capitalismo de libre mercado está muy ligado a la moral y a los valores tradicionales, a la educación “convencional” y al lenguaje con sentido, al matrimonio y a la familia. Nos comprometemos a defender estas instituciones tanto como al capitalismo, para combatir al marxismo cultural tanto como al marxismo económico.
  8. Recursos básicos son las palabras y la comunicación. Ahí fallamos también los liberales. Los socialistas usan todas sus palabras a diario y por doquier, pero nosotros nos autocensuramos en las nuestras, tales como capitalismo, “privatización”, mercados libres, liberalismo y “derecha”, porque asumimos que van a ser rechazadas o malinterpretadas. Nos comprometemos a explicarlas en términos sencillos a la “mayoría silenciosa”, para que nos entienda bien, nos acepte, y nos acompañe en el camino al éxito.
  9. En todos los países se dice de los liberales que estamos “desunidos”. ¿Es verdad? Es que hay muchas posiciones diferentes a las del liberalismo clásico, que en EE.UU. y Europa se llama “conservatismo”. Se pueden contar cuatro: (A) Los liberales “sociales”, identificados con políticas socialdemócratas. (B) Los “Neo” liberales, identificados con el Consenso de Washington. (C) Anarco-“libertarios” que no admiten ninguna clase de Gobierno, ni siquiera limitado. (D) “Libertarios” Neo ateístas muy beligerantes contra la religión. A todos les decimos que podemos trabajar juntos, pero bajo los términos y el espíritu de la lucha contra las leyes malas y las Cinco Reformas, y del compromiso por la acción política inteligente y eficaz, con partidos adheridos a la democracia. Si eso no es posible, nosotros seguiremos nuestro camino; y si es posible, ¡sean todos bienvenidos!
¿Y ahora qué sigue? Nos comprometemos a difundir nuestra propuesta, cada quien en su propio país, y entre todos en las redes sociales e Internet. Y a tener los días 10 a 12 de Noviembre del presente año 2015 el I FORO DE COCHABAMBA en esta ciudad de Bolivia, en la que estaremos presentes para confirmar este compromiso, y el de tener en adelante un Foro cada año en una ciudad de nuestra América.

Cochabamba, 11 de marzo de 2015

Claudio Zolla, de Perú
Gustavo Romero, de Perú
Andrés Ortega, de Bolivia
Hugo Balderrama, de Bolivia
Marcio Santana Sobrinho, de Brasil
Diego Muguet, de Brasil
Manuel Valverde, de Guatemala
Guillermo W. Méndez, de Guatemala
Vanessa Victoria Novoa, de Venezuela
Yvonne Caldera Lollett, de Venezuela
Marcela De Vanna Parra, de Venezuela
Ynes Cecilia Rivero, de Venezuela
Raúl Marval, de Venezuela
Humberto José Rivero Meléndez, de Venezuela
Christian Leonardo Blanc, de Argentina
Humberto Luis Recabarren, de Argentina
Ricardo Puentes Melo, de Colombia
Félix Eduardo Salcedo, de Colombia
Oswaldo Toscano, de Ecuador
Verónica Abad, de Ecuador
Pilar Alonso Noriega, de México
Ernesto Urquijo Gea, de México
Artemio Estrella de México
Youseff Derikha, de Chile
Anthony Machado, de Uruguay
Alejandro Mancuello de Paraguay
Oswald Chamagua de El Salvador
Alberto Mansueti, Centro de Liberalismo Clásico
Y siguen las firmas…