domingo, 15 de marzo de 2015

DICTARON LA FALTA DE MÉRITO EN UNA CAUSA CONTRA VICENTE MASSOT

Martes 10 de marzo de 2015

Bahía Blanca

Un juez consideró que no hay pruebas para procesarlo por un caso de 1976
  

El juez federal de Bahía Blanca Claudio Pontet dictó la falta de mérito de Vicente Massot, dueño del diario La Nueva Provincia, en una causa en la que se investiga al empresario periodístico por su supuesta participación en crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

En una resolución de 345 páginas, Pontet concluyó que no existen pruebas para sostener la acusación hecha por los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia. El juez, un abogado que ocupa el cargo de manera interina y cuya designación fue cuestionada por los fiscales, les ordenó proseguir con la investigación en marcha porque, a su criterio, no hay elementos suficientes para procesar ni para absolver a Massot.

Los fiscales, que tienen delegada la instrucción de la causa, habían acusado al empresario periodístico de haber formado parte del plan criminal llevado adelante por la dictadura.

En concreto, le hacen dos imputaciones. La primera, haber participado del secuestro, la tortura y el asesinato de Miguel Ángel Loyola y Enrique Heinrich, dos obreros gráficos de La Nueva Provincia que fueron encontrados muertos en un descampado, a unos 15 kilómetros de Bahía Blanca, en junio de 1976. La fiscalía destacó que los dos habían protagonizado un duro conflicto gremial con el diario en 1975.

La segunda imputación es por haber colaborado, por medio de los editoriales del diario que daban cuenta de presuntos enfrentamientos armados que servían para enmascarar los asesinatos de parte del gobierno militar, con la "acción psicológica" que permitió llevar adelante el plan criminal de la dictadura.

LOS ARGUMENTOS

En su resolución, Pontet sostuvo que no había evidencias de que Massot hubiera intervenido en el crimen de los obreros gráficos, ni siquiera en carácter de instigador. Respecto de la segunda imputación, argumentó que no existían pruebas de que el empresario fuera el autor de los editoriales de La Nueva Provincia y que la acusación no se correspondía con ningún tipo penal, es decir que no era un delito.

La investigación contra Massot se inició a partir del fallo del Tribunal Oral de Bahía Blanca que dictó la primera condena por crímenes de la dictadura en esa jurisdicción. Tras conocerse la resolución judicial de ayer, la Comisión de Apoyo, un espacio que reúne a organismos de derechos humanos de Bahía Blanca expresó su rechazo.