martes, 10 de marzo de 2015

¿EL PARLASUR COPIARÁ LOS “VICIOS” DEL PARLAMENTO EUROPEO?


El sistema impositivo de la República Argentina es “muy regresivo y distorsivo”, según los especialistas en la materia en  países similares a la Argentina, como Australia y Canadá, basan su recaudación en ganancias y rentas

La presión impositiva en Argentina es similar a la de los países desarrollados, pero la diferencia es que aquí, la recaudación se sostiene “en base a la profundización y creación de impuestos muy regresivos y distorsivos”.

Así lo advirtió un informe de la consultora Idesa[1], que precisó que la presión impositiva en el país es de 31,2 por ciento del PBI, pero los impuestos a las ganancias y a la propiedad recaudan apenas 6,6 puntos.

Según el documento, países de perfil agroindustrial como Argentina (tal el caso de Canadá y Australia) basan su recaudación en ganancias y rentas.

Pero aquí, estos dos gravámenes “tienen un desempeño muy mediocre. El vacío recaudatorio es cubierto por impuestos sobre el consumo, al trabajo, a las transacciones financieras y a la producción”, alertó Idesa.


“Por eso, a diferencia de lo que ocurre en las naciones más avanzadas, en la Argentina el sistema tributario conspira contra la producción, el empleo registrado y la redistribución progresiva del ingreso, en lugar de ser el mecanismo de financiamiento de un Estado moderno puesto al servicio del desarrollo social”, consideró el informe.

Y añadió que en el país “prevalece una gran cantidad de impuestos, administrados de manera independiente por los tres niveles de gobierno, donde frecuentemente el mismo contribuyente paga por el mismo hecho imponible tres impuestos superpuestos”.

“El resultado es un ahogo a la producción que deriva en una situación casi socialmente aceptada de que, al menos, parte de las transacciones se deben realizar en la informalidad”, enfatizó.

Idesa indicó que “las peores consecuencias las sufren los sectores de más bajos ingresos, que reciben una desproporcionada carga tributaria de los impuestos al consumo y al trabajo".


Por ejemplo: el poder de turno se niega enfáticamente a eliminar el “Impuesto a las Ganancias” que se les cobra a los asalariados. El sueldo no es una ganancia, lo dicen todos los sindicatos incluidos los oficialistas que responden al poder de turno. El peor de los impuestos es la inflación, ella hace que el precio de los bienes y servicios se incremente, o que el valor del dinero disminuya, lo que afecta el poder adquisitivo de las personas.

La gente pobre devenga muy pocos ingresos, y cualquier incremento en la inflación disminuye su ya poca capacidad adquisitiva, por lo que le imposibilita el acceso a buena parte de los bienes y servicios.

La inflación puede llevar a una persona no tan pobre a la extrema pobreza en la medida que la mayoría de los bienes y servicios se vuelven inalcanzables para la mayoría de las personas, como consecuencia del crecimiento generalizado de los precios.


El pueblo con el pago de sus impuestos contribuye al mantenimiento del estado, en el presente ineficiente en el uso del presupuesto y que siempre exhibe un estado deficitario. Se gasta sin control, el Tango 01 cada vez que la presidente se encuentra en el sur, todos los día le lleva los diarios –que podría leer por Internet en forma gratuita– ese es un simple ejemplo del mal gasto público.

El vídeo que veremos a continuación nos muestra una forma de malgastar el dinero de los contribuyentes en el Parlamento de la Eurozona. Un Euro Parlamentario Holandés nos enseña la sede del Euro Parlamento en Estrasburgo. Nos cuenta cómo trabajan y que ganan. Piden más y más recortes a sus países mientras ellos viven de manera surrealista!


Nuestro Parlamento del Mercosur, conocido también como Parlasur, es una asamblea parlamentaria que funciona como órgano legislativo del Mercosur, bloque regional constituido por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y, más recientemente, Venezuela.

En una primera etapa sus miembros fueron elegidos por los congresos nacionales de entre sus miembros, y posteriormente según su Protocolo Constitutivo debería ser integrado mediante el voto directo (a partir de 2011) y simultáneo (desde 2015) de los ciudadanos según un criterio de proporcionalidad atenuada. En marzo de 2013 sólo los legisladores paraguayos han sido elegidos mediante votación popular, lo que significa que tres de los cuatro miembros han incumplido los plazos fijados por los tratados y la legislación mercosureña. Los estudios comparativos indican que el nivel de institucionalización del Parlasur es muy bajo. Este 2015 en las elecciones generales votaremos además por nuestros parlamentarios para el Palasur, formulamos votos para que no se copien de sus colegas europeos, que recuerden que los dineros públicos no son para “servirse de ellos”… son para defender los intereses de los ciudadanos cuyos países representan, muchos de ellos -entre los que se cuenta la República Argentina- ya están ahogados por su sistema impositivo.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre

_________________
[1] El Instituto para el Desarrollo Social Argentino es un centro de estudios, independiente y sin fines de lucro, especializado en la temática del mercado laboral; el sistema educativo y de capacitación laboral; la seguridad social; el sistema de salud y la asistencia social. Las investigaciones están centradas en las políticas públicas vinculadas con el desarrollo social de la República Argentina y el resto de los países latinoamericanos.
El IDESA constituye un ámbito de análisis, discusión y producción de ideas. Su meta es generar propuestas técnicamente rigurosas, implementables y con influencia concreta en las políticas públicas del país y la región. Sus principios rectores son los enfoques interdisciplinarios y la orientación fuertemente propositiva. Si bien es una institución sin afiliación partidaria, IDESA permite mantener la cohesión de un equipo técnico con capacidad para alternar la investigación con la función pública.

Los profesionales que integran IDESA tienen, en la mayoría de los casos, una relevante trayectoria en la formulación, la implementación y la gestión de reformas en diferentes áreas sociales de Argentina y América Latina. Esta experiencia enriquece el análisis teórico con los elementos que componen la realidad, los cuales actúan como condicionantes de la instrumentación de las políticas públicas.