lunes, 9 de marzo de 2015

GUERRILLA EN TUCUMÁN


Hace cuarenta años, el 14 de febrero de 1975, se libraba en los montes tucumanos, en el paraje Pueblo Viejo, el primer combate entre fuerzas militares y fuerzas irregulares. Los guerrilleros, convenientemente organizados, equipados e instruidos en el exterior, revistaban en el autodenominado Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). El saldo de la acción militar fue: un oficial muerto y dos gravemente heridos. Ningún cartel ni placa ni baldosa los recuerda. Sólo se recrea la memoria y se lleva al bronce a quienes tendían emboscadas y, actuando en forma artera, subrepticia y solapada, asesinaban a militares, empresarios, sindicalistas y hasta niños. Basta recordar a María Cristina Viola, Paula Lambruschini y Guillermina Cabrera Rojo, entre otras tantas víctimas inocentes. Negar que fue una guerra es una actitud hipócrita, y castigar sólo a los uniformados es una conducta cínica con la que se pretende disimular la responsabilidad de la sociedad toda.


Que esta carta sea un humilde aporte a la memoria completa y un merecido homenaje a todos los muertos y heridos de las fuerzas armadas y policiales en el Operativo Independencia

Rafael Mariano Braga


DNI 8.447.824


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.