viernes, 6 de marzo de 2015

PRO Y LA UCR JUNTOS: LA UTOPÍA ES POSIBLE

El pulso político

Por Fernando Laborda | LA NACION
  
La posibilidad de un acuerdo nacional para que el radicalismo y el macrismo lleven una fórmula presidencial común en las elecciones de octubre, algo que meses atrás sonaba como una utopía, parece hoy mucho más cercana.

No sólo se ha vuelto esa alternativa más factible tras el acuerdo sellado ayer en Gualeguaychú, con la presencia de Mauricio Macri y Ernesto Sanz, para confluir en una coalición electoral en las primarias abiertas que tendrán lugar en Entre Ríos, donde Alfredo De Angeli (Pro) y Atilio Benedetti (UCR) competirán por la candidatura a gobernador. Otros factores hacen pensar que la convención nacional del radicalismo, que se reunirá el 14 de este mes en la misma ciudad entrerriana citada, podría abrir la puerta a una coalición de la que participen esas dos fuerzas políticas con miras a las primarias nacionales (PASO) de agosto.

Dirigentes de uno y otro sector coinciden en que la percepción general sobre el país es hoy más grave que un año atrás. La actitud de la presidenta Cristina Kirchner ante la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman, sus despectivas apreciaciones sobre la multitudinaria Marcha del Silencio del 18-F y la profundización de su enfrentamiento con el Poder Judicial han generado una convicción en aquellos dirigentes: es necesario repensar a la oposición. Tanto para asegurar el triunfo electoral como para garantizar la gobernabilidad a partir del 10 de diciembre, en caso de que el kirchnerismo pase a ser oposición con una relevante cuota de poder en el Congreso y en distintos nichos de una administración pública inflada con militantes K.

Hay otro aspecto que no pocos dirigentes radicales evalúan a la hora de pensar en alianzas. Cuando se reunió la última convención nacional de la UCR, en noviembre último en San Fernando, Macri estaba tercero en la mayoría de las encuestas de intención de voto, detrás de Daniel Scioli y Sergio Massa. Hoy, de acuerdo con la mayoría de los sondeos, estaría peleando el primer puesto, aun cuando siempre hay que tomar con extrema cautela relevamientos que muchas veces son manipulados y utilizados políticamente para instalar candidaturas.

Pero si hay algo cierto es que la resistencia radical a Macri empezó a ser vencida en no pocos distritos del país. Y que sus acuerdos con Elisa Carrió, primero, y con Carlos Reutemann, después, hicieron crecer la figura del jefe de gobierno porteño.

Al igual que en Entre Ríos, radicales y macristas anudan acuerdos electorales en Córdoba y en Chaco. En otras provincias, como Mendoza, Catamarca, La Rioja y Neuquén, habrá candidatos a gobernador radicales que serán apoyados tanto por Pro como por el Frente Renovador de Massa.

La próxima convención del radicalismo podría definir al candidato presidencial del partido entre los mendocinos Ernesto Sanz y Julio Cobos, y después definiría la política de alianzas. Sobre este punto, las posiciones están divididas entre quienes, como Sanz, quieren avanzar hacia las PASO con Pro y quienes, como el jujeño Gerardo Morales, impulsan un acuerdo amplio, que también incluya al Frente Renovador.

Lo más probable es que la resolución final de la convención no mencione partidos, sino que autorice un acuerdo electoral nacional con aquellas agrupaciones dispuestas a acompañar una serie de coincidencias programáticas, entre las cuales se menciona una comisión investigadora de los hechos de corrupción que puedan haberse producido en los 12 años de gestión kirchnerista. Los radicales más afines a Macri se preguntan con picardía: "¿Podría Massa firmar ese compromiso cuando fue parte del gobierno de los Kirchner durante seis años?".

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/1773813-pro-y-la-ucr-juntos-la-utopia-es-posible