miércoles, 4 de marzo de 2015

SIN DUDAS… NO HUBO GENOCIDIO

Si en el violento conflicto entre Serbia y Croacia durante la Guerra de los Balcanes no se cometió el delito de GENOCIDIO, según el fallo y sentencia absolutoria de la Corte Penal Internacional de La Haya… no puede haber dudas que durante la Guerra Revolucionaria de los años ’70, en nuestro país, tampoco se cometió el mencionado delito. Fueron acciones de guerra en el Marco Interno de la República Argentina.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Neva Década en Paz y para Siempre



TRIBUNAL DE LA HAYA ABSUELVE A SERBIA Y CROACIA DE GENOCIDIO DURANTE GUERRA DE LOS BALCANES
Al fallar que ninguna de las partes había violado la Convención sobre el Genocidio de 1948, el máximo tribunal de la ONU pidió a los antiguos enemigos que “continúen su cooperación” para compensar a las víctimas con el objetivo de “consolidar la paz y la estabilidad en la región”.

Por: REUTERS
martes, 03 de febrero de 2015

El jurado durante el veredicto sobre la acusación
de  genocidio presentada por Croacia contra
Serbia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ)
en La Haya (Holanda). Foto EFE

LA HAYA.- El máximo tribunal de la ONU falló el martes que ni Serbia ni Croacia cometieron genocidio contra sus respectivas poblaciones durante las guerras de los Balcanes que sucedieron al derrumbe de Yugoslavia en la década de 1990.

Ambas partes dijeron que tenían esperanzas de que el fallo marque un hito en las relaciones, que han mejorado ampliamente pero que de vez en cuando se enfrían.

Peter Tomka, presidente del Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), dijo que ambos países habían cometido muchos crímenes durante el conflicto, pero que no se había demostrado la intención de cometer genocidio “destruyendo una población en su totalidad o en parte”.

“Esta determinación marca el final de una página sobre el pasado, y estoy convencido de que comenzaremos una nueva página sobre el futuro, mucho más brillante mejor”, dijo el ministro de Justicia serbio Nikola Selakovic a periodistas en La Haya.

La ministra de Relaciones Exteriores de Croacia, Vesna Pusic, dijo que “esperaba que el fallo contribuya a cerrar este capítulo histórico y avanzar hacia un mejor y más seguro periodo para la gente en esta parte de Europa”.

Al fallar que ninguna de las partes había violado la Convención sobre el Genocidio de 1948, Tomka pidió a los antiguos enemigos de los Balcanes que “continúen su cooperación” para compensar a las víctimas con el objetivo de “consolidar la paz y la estabilidad en la región”.

Los casos eran parte del largo proceso legal desde la escisión de Yugoslavia en siete estados en las guerras que duraron ocho años y causaron más de 130.000 muertos en el peor desastre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Croacia presentó su caso contra Belgrado en 1999 y Serbia su contrademanda contra Zagreb en 2010.

“Croacia no ha fundamentado que la única inferencia razonable fue el intento de destruir totalmente o en parte el grupo (croata)”, dijo Tomka acerca de la campaña de Serbia para destruir ciudades y expulsar civiles en Eslavonia y Dalmacia.

En su rechazo a la contrademanda de Serbia, dijo que Croacia no había cometido genocidio cuando intentó expulsar a los serbios de la provincia de Krajina.

“Lo que generalmente se llama limpieza étnica no constituye genocidio”, dijo. "Los actos de limpieza étnica pueden ser parte de un plan genocida, pero sólo si existe una intención de destruir físicamente al destinatario final".

El grupo de jueces rechazó la denuncia de Croacia por 15 votos frente a dos. La contrademanda de Serbia se rechazó por unanimidad, lo que implicaba que incluso el juez delegado de Serbia falló en contra.

El Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ha fallado que se cometió genocidio en Bosnia, donde más de 8.000 hombres y niños bosnios musulmanes murieron cuando el “refugio” de la ONU de Srebrenica cayó a manos de las fuerzas serbobosnias en 1995.

En un fallo anterior de 2007 en un caso presentado por Bosnia, el Tribunal Internacional de Justicia dictó que Serbia no fue responsable de genocidio, pero que había quebrantado la convención de genocidios al no impedir la masacre en Srebrenica.