miércoles, 8 de abril de 2015

¿CÓMO FUE ESTE 2 DE ABRIL DE LOS PRISIONEROS DE GUERRA, CAUTIVOS EN LA UF 3 DE GÜEMES (SALTA)?

CENTRO DE ESTUDIOS DE HISTORIA, POLITICA Y DE DERECHOS HUMANOS (SALTA)


Para todos los Argentinos éste 2 de Abril fue muy emotivo y particular, debido a que se conmemoraba el “Jueves Santo” y trigésimo tercer aniversario de la recuperación de nuestras Islas Malvinas.

Para nuestros amigos, los Prisioneros de Guerra, ese día también fue lleno de recuerdos, emociones, fe y esperanza.

Ese día, en el pabellón donde están detenidos la mayoría de ellos, a las 8.00 de la mañana, se congregaron al pie de un improvisado yvirtual  mástil, donde se encontraba una bandera Argentina, con un refulgente  sol, aferrada a una cuerda que estaba adherida a las rejas del cielo raso del segundo piso.

A continuación, el Coronel (R) Juan Carlos Jones Tamayo, hizo una sintética referencia al sentido de ese acto e invitó al Subcomisario (R) Andrés Soraire y al Sargento Luis Arancibia (detenido por un delito común) a que lo acompañasen a izar la bandera; el primero por ser el Prisionero de mayor edad (77 años) y el segundo por ser el preso más joven del pabellón (28 años).

Cabe destacar que previamente, el Tte. Coronel (R) Horacio Domingo Marengo, había entregado a cada uno de los presentes, una escarapela y una hoja con la “Marcha a las Malvinas”. Este oficial fue el encargado de armar el mástil virtual.

A falta de clarín o tambor el izamiento se ejecutó acompañado de fuertes aplausos de todos los concurrentes. Al llegar el Pabellón Nacional al tope del mástil, se gritaron tres ¡VIVA LA PATRIA! Y a continuación se cantó la “Marcha a las Malvinas”, en su versión completa.

Posteriormente, se dirigieron a otro pabellón, donde están alojados otros Prisioneros de Guerra, lugar donde se ofició la misa de Jueves Santo con el “lavado de pies”. De este acto religioso también participaron varios jóvenes que se encuentran presos, en etapa de recuperación del consumo de drogas y cuyas edades oscilan entre los 20 y 24 años.

Al finalizar la misa, el sacerdote recordó la gesta de Malvinas y pidió por todos los muertos en la guerra, rezando la “Oración por la Patria”.

Cabe señalar que la pared de atrás del improvisado altar estaba cubierta por una pintura de la Cara de Cristo en la Cruz, obra realizada sobre un lienzo blanco de 3 x 2 mts. por el Subcomisario (R) Eufemio Jorge Uballes.

Acto seguido, el Coronel (R) Jones Tamayo se dirigió a los presentes para informarles que entre los Prisioneros de Guerra se encontraba un veterano héroe de Malvinas, el Capitán de Fragata (R) Jorge Bardi. El Coronel invitó a la concurrencia a saludarlo, haciéndolo en su persona como representante de todos los veteranos de Malvinas, vivos y muertos.

Todos aceptaron la propuesta y se buscó al Capitán de Fragata (R) que se encontraba en su “camarote”.

Este ingresó al local, acompañado por el Subcomisario (R) Uballes, siendo recibido con un fuerte aplauso por todos los presentes, incluidos el sacerdote y sus ayudantes.

El Capitán de Fragata (R) Bardi agradeció la muestra de aprecio hacia los veteranos de Malvinas y narró, con detalles, su participación en el desembarco en Puerto Argentino en la madrugada del 2 de Abril de 1982 y en los combates por la toma del Cuartel de los Ingleses y de la “Casa del Gobernador”, detallando las circunstancias de la muerte del Capitán de Corbeta Giachino.

Sus palabras fueron escuchadas con mucha atención por todos, especialmente por la veintena de jóvenes que se encontraban allí, los que seguramente, era la primera vez que escuchaban un trascendente hecho histórico de nuestra Patria, narrado en forma presencial por uno de sus valientes protagonistas.

Posteriormente, el Coronel (R) Jones Tamayo agradeció en nombre de los presentes al Señor Capitán de Fragata (R) por su emotivo relato.

Acto seguido, el Tte. Coronel (R) Martín Rodriguez informó que el sábado 4 de Abril, en horario a determinar, se rezaría el “Vía Crucis” con la presencia del Rvdo. Padre Matías Jerez y entregó a todos una oración para ser rezada el día 5, Domingo de Resurrección.

A continuación se compartió café, té y mate con galletitas y “roscas de Pascuas”, elementos llevados por algunos de los concurrentes. En la ocasión hubo un interesante intercambio de experiencia entre el Capitán de Fragata (R) Bardi y el Tte. Coronel (R) Marengo, quien se desempeñó, durante la Guerra de Malvinas, como uno de los responsables del “Lugar de Reunión de Prisioneros, LRP” ingleses en la zona de Comodoro Rivadavia, lugar donde permanecieron detenidos como Prisioneros de Guerra, 4 Suboficiales “Marines” y 1 civil guarda faro de Gran Bretaña, capturados en Malvinas con posterioridad al 2 de Abril.

Ya de regreso a los respectivos pabellones de la UF3, los Prisioneros de la Guerra contra la Subversión prosiguieron con sus tareas habituales (trabajos manuales, lectura, escritura, ejercicios físicos, etc.)

Desde las 18.00  hs. Y hasta las 19.00 hs., oportunidad en que deben permanecer encerrados con llave en sus respectivas celdas a fin de que pueda salir “en recreación” un delincuente alojado con ellos en el Pabellón B-2, condenado por homicidio, la mayoría de los prisioneros rezó el Santo Rosario.

A las 19.00 hs. se procedió a arriar la Bandera Nacional. Los prisioneros se reunieron al pié del mástil virtual y dando frente hacia el rojizo crepúsculo vespertino que coloreaba los bordes de los cerros que se encuentran en la zona de Campo Santo y El Bordo, en dirección a la Ciudad de Salta.

El acto de arrío estuvo a cargo del Comisario Mayor (R)  Antonio Saravia (76 años) y el ex Comisario Gabriel Gimenez (detenido por un delito común) (44 años), quedando el primero en custodia de la bandera hasta el 25 de Mayo, oportunidad en que si Dios quiere y el Servicio Penitenciario lo permite, se haría un acto similar en ese Pabellón.

Por la noche, como todas las noches, los Prisioneros salteños invocaron al Señor y a la Virgen del Milagro y los jujeños a la Virgen de Río Blanco, pidiendo que los iluminen, a fin de continuar llevando sus calvarios con fé, esperanza, fortaleza, templanza, serenidad, paciencia, salud y alegría.

Se escucha, al quedar en penumbras el pabellón, la siguiente oración:

“Ven Espíritu Santo, para que aprenda a vivir con libertad interior.
Ayúdame a desprenderme de mis planes cuando la vida me los modifique.
Toca mi corazón para que confíe en tu protección amorosa. Serás mi poderoso salvador en medio de toda dificultad. Derrama en mi, tu vida intensa y armoniosa, para que no me resista al cansancio, al desgaste, a los cambios y para que no busque falsas seguridades. Enséñame a aceptar con serenidad y fortaleza los límites variados de cada día y las cosas imprevistas. Libérame de toda resistencia interior contra la realidad. Ayúdame a confiar, Espíritu Santo, sabiendo que también de los malos puedes sacar algo bueno. Enséñame a vencer mis nerviosismos y tensiones, para enfrentar con calma y seguridad interior todo lo que me suceda. Destruye toda desconfianza para que pueda descansar en tu presencia, entregarme en tus brazos, sin pretender escapar de tu mirada de amor. Vive conmigo Señor, enfrenta conmigo los desafíos y las dificultades que AHORA TENGO QUE RESOLVER. Porque contigo, todo terminará bien. Ven Espíritu Santo. Amén”.

(De “Los cinco minutos del Espíritu Santo”. Día 14 de Mayo. Victor Fernandez. Ed. Claretiana – Nov. De 2014)

Así terminó la jornada del 2 de Abril en la UF 3 de Güemes, con esos combatientes de otra  guerra, la guerra contra la Subversión. Con la frente alta, con sus pechos llenos de orgullo por lo que fueron y por lo que siguen siendo, convencidos que no están solos, que todos nosotros, los lectores, los estamos acompañando y repetimos con ellos:

¡¡¡¡CRISTO Y YO, MAYORIA APLASTANTE!!!!

Pedimos a todos los lectores que recen y difundan la siguiente oración:

“Cristo, nuestro Señor, dígnate escuchar la oración que te dirigimos por los Presos Políticos de la intolerancia y el odio, para que les llegue la JUSTICIA y la LIBERTAD. Que reine la concordia en nuestro país para lograr la paz y la felicidad de TODOS los que la habitamos. Amén”

Esta oración nació para pedir por los integrantes de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias, Sacerdotes y Civiles que están INJUSTAMENTE PRIVADOS DE SU LIBERTAD en distintos “Campos de Prisioneros” (Cárceles) de nuestro País, por haber defendido a la PATRIA de la agresión del TERRORISMO SUBVERSIVO, por mandato de las más altas autoridades. Pidamos también que se terminen los desencuentros entre los argentinos para vivir en paz y armonía, que se promueva y sostenga una JUSTICIA IMPARCIAL e INDEPENDIENTE de la animosidad política de este tiempo. Pidamos que haya espíritu de grandeza y deseo conciliador para que se conozca TODA LA VERDAD.

Dice Vicente Gonzalo Massot en el Prólogo de la Segunda Edición del libro de Carlos Manuel Acuña, titulado “Por amor al odio” (Pág. 32):

“El resultado militar de la contienda, que tuvo un principio y un fin en el tiempo, fue favorable a las Fuerzas Armadas. Inversamente, el resultado político favoreció a sus adversarios. Fenómeno éste –que los vencedores terminarán haciendo el papel de vencidos y los perdedores ganasen la batalla política después de muertos– nunca antes visto, cuando menos en el mundo moderno. Ello fue producto, entre otras cosas, de una sutil, paciente, atrevida y a la vez, sectaria reconstrucción histórica a la que se consagraron, sin prisa pero sin pausa, quienes habían sido derrotados. Las distintas capillas intelectuales de la izquierda, de ordinario, comprometidas directa o indirectamente con la subversión, encontraron en la historia, como disciplina teórica, una forma de prolongar la guerra por otros medios (el subrayado es de ésta redacción). Desde 1983 a la fecha, en la Argentina, sólo se ha escuchado esa campana”.

A los 34 (treinta y cuatro) Prisioneros de Guerra en la UF 3 de Güemes les mandamos nuestro gran afecto y apoyo total, pidiéndoles que continúen con el espíritu de sacrificio y lucha evidenciado hasta ahora, suplicándoles que hagan “catecismo” para contagiar a aquellos que necesitan apoyo espiritual.

Este Centro de Estudios de Historia, Política y Derechos Humanos de la Ciudad de Salta, les recuerda que:

“SOLDADO, NUNCA PIDAS PERDON POR HABER DEFENDIDO A LA PATRIA.
TU GUERRA ES JUSTA. NO ESTAS SOLO!!!!!!!”

¡¡¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!!!