lunes, 27 de abril de 2015

DERECHOS NEGADOS

Enrique Stel es coronel, veterano de Malvinas. Condecorado por el Congreso y por el Ejército por su valor en combate, y en tres oportunidades por la ONU por sus servicios a la paz en el conflicto de la ex Yugoslavia. Hoy se ha convertido en una lamentable estadística en el sistema de los "derechos de algunos humanos". Detenido injustamente cuando ya se encontraba presentado en la causa, imputado por "haber sido" y no "por hacer", y detenido por el simple hecho de "pertenecer" al Ejército. Procesado sin fundamento alguno, sin pruebas, lleva más de un año en una cárcel común, sin que la justicia haya verificado la afectación de su derecho de defensa y del debido proceso legal. Stel tenía 20 años a la fecha de los hechos que se investigan. Como subteniente del arma de Comunicaciones se desempeñaba como jefe de sección de la Compañía Alámbrica del Batallón de Comunicaciones 181 (es decir, jefe de la menor fracción en la estructura organizacional del Ejército). Por ese cargo se lo imputó, pero se lo procesó por otro, por ser jefe de sección de una Compañía de Infantería dedicada a la lucha antisubversiva. Es decir, se le asignó intempestivamente la pertenencia al arma de infantería y automática y arbitrariamente se asoció esta arma con el desarrollo de actividades ilícitas. Además, lo procesaron por hechos de los que no hay ningún elemento material que demuestre su participación. Esta investigación surge 40 años después y deja de lado el hecho de que jamás fueron impugnados sus ascensos a mayor, teniente coronel y coronel durante la democracia. Su legajo fue analizado por todos los organismos de Derechos Humanos y la Comisión de Acuerdos del Senado.

No creo que nadie piense que los responsables de los crímenes más atroces vividos en nuestro país no deban ser condenados, pero es importante que se respete el principio de legalidad, cuidando "celosamente la categoría excepcional de delito de lesa humanidad y los procesos en los que se aplica." Espero que la Cámara Federal de Casación Penal le conceda a Enrique Stel el derecho que hasta la fecha, el sistema de "derechos de algunos humanos" sistemáticamente le ha negado.

Carina Emilce Faur