miércoles, 22 de abril de 2015

LA NECESIDAD DEL OLVIDO


Una de las razones de la prosperidad de una nación consiste en que todos los individuos tengan muchas cosas en común, pero también que hayan olvidado muchas cosas y fundamentalmente que piensen y actúen en la búsqueda de un futuro que genere vínculos de fraternidad.

Los años 70 en el imaginario social de los argentinos constituyen una etapa donde la violencia política se instaló y arrastró a la sociedad a una ordalía de sangre y terror que divide a la sociedad en pares dicotómicos: victimarios y víctimas.

Durante el regreso a la democracia se realizó el juicio a las juntas militares que situó a la Argentina como una nación pionera en defensa de los derechos humanos.

Pero en forma simultánea se enjuició a los dirigentes de la guerrilla argentina, quienes recibieron condenas de prisión efectiva.

La sociedad entendió que la violencia política había sido originada en las organizaciones guerrilleras y que el Estado respondió de una forma desproporcionada y fuera de la legalidad[1].

Ahora bien, han transcurrido 39 años desde el golpe de Estado de 1976 y 32 años desde el regreso de la democracia y aún no se ha producido la reconciliación de los argentinos.

Augusto Comte decía que en muchas sociedades "los muertos gobiernan a los vivos", y desde esta perspectiva se vive tratando de construir futuros desde el presente, sometidos al peso de un pasado que está allí, y frente al que sentimos deberes de memoria, pero también los deberes de olvido, para no seguir instalados en el odio.

En nuestra amada patria nos gobiernan los muertos y los 70 emergen como una figura fantasmagórica que opaca y anula cualquier posibilidad de proyectar un futuro en común.

Alemania y Francia se enfrentaron en dos guerras mundiales y se reconciliaron y fundaron junto a Gran Bretaña la Unión Europea.

¿Por qué los argentinos no ejercemos el deber de olvido y nos reconciliamos?

El revanchismo solo ha llevada a incubar el anhelo de venganza y alimentar la desesperanza.

Necesitamos que prevalezca en los argentinos el deseo de vivir juntos en democracia.

Lic. Osvaldo Gutiérrez Sánchez



[1] NOTA DE LA REDACCIÓN DEL BLOG: Al autor de la carta le faltó mencionar que los ex terroristas fueron todos indultados por Menen, y a ellos no se les anuló ese beneficio. Hoy están todos libres, algunos n funcionarios o legisladores… el estado tuvo un gasto de aproximadamente U$D 1.800 millones en indemnizarlos. Toda esta situación asimétrica marca la tremenda injusticia de haber encarcelado a más de 1.800 hombres de las FF.AA., FF.SS., Policiales y otros organismos del estado que combatieron al terrorismo, salvando a nuestra Patria de una dictadura marxista-castrista. Ya fallecieron en prisión 293 hombres injustamente detenidos como Presos Políticos.