martes, 28 de abril de 2015

¿Y PARA CUANDO LA SOLIDARIDAD CON NUESTROS PRESOS POLÍTICOS?

Su Santidad ¿Y para cuando la solidaridad con nuestros presos políticos? ¿O se trata que desconoce el tema? Le explico brevemente: En nuestra Patria un grupo de terroristas entrenados en Cuba y otros refugios comunistas intentaron tomar el poder para lo cual asesinaron, robaron, violaron, etc. etc. Combatidos por nuestras FFAA por orden del General Perón, fueron exterminados, excepto algunos privilegiados que por denunciar a sus camaradas fueron premiados con un pasaporte y dinero. Bueno, esos hoy nos gobiernan y encarcelaron a los militares que ayer los combatieron, sin pruebas, sin fundamentos, sin sentencia y sin derecho alguno, en violación al Tratado de Roma y su irretroactividad, van muriendo en esas crueles mazmorras ante la algarabía y júbilo de los muchachos de la C, los mismos que le regalaron la camiseta en una de sus tantas visitas. Los mismos que durante una década y hasta su nombramiento lo insultaban, lo ignoraban y ofendían a Dios. Bueno, es apenas la punta del iceberg, pero puede Ud. informarse seguramente de los restantes pormenores, si es que los desconoce. Con todo respeto lo saludo atte.

Juan Manuel Otero.




LAS VÍCTIMAS TAMBIÉN

He notado que el papa Francisco ha recibido a muchos argentinos, incluyendo a ciertos personajes de la política K que tiempo antes lo criticaban sin piedad. Son integrantes de un gobierno en el que hay ex terroristas causantes de mucha violencia en la Argentina. Violencia que dejó muertos y heridos. Me pregunto ahora si el Papa ha recibido (o si piensa hacerlo) a los familiares de víctimas de esas acciones del terrorismo izquierdista de los 70. Todos estos familiares andan "mendigando" algo de reconocimiento, buscan ser incluidos en los discursos y proclamas de "verdad - memoria - justicia". Y por ello a veces son injustamente criticados.

¿Francisco ha concedido audiencia a esta gente marginada? Si lo hizo, no lo he visto en los medios de comunicación. Si aún no lo hizo, debería hacerlo.

Néstor Zapiola