viernes, 29 de mayo de 2015

PRESOS POLÍTICOS


Hoy en nuestro país existen unos 2000 militares, policías, gendarmes y civiles presos a los que la Justicia les niega en forma sistemática una defensa justa. Los llamo presos políticos porque su detención viola el artículo 18 de la Constitución, que establece que nadie puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso. Les aplican en forma inconstitucional la retroactividad de la ley. Los llamo presos políticos porque la responsabilidad de los imputados debe ser demostrada con pruebas, cosa que no sucede, y se apela a la asociación ilícita o a la frase "algo deberían saber" para condenarlos, quitándoles el derecho a la inocencia hasta que se demuestre lo contrario. Los llamo así ya que a pesar de no tener condena firme y algunos estar sólo procesados llevan detenidos en cárceles más de 10 años, cuando el máximo establecido son tres, una aberración judicial. Los llamo así ya que a pesar de tener muchos de ellos más de 70 años, no tener condena firme y en algunos casos padecer enfermedades terminales se les niega la prisión domiciliaria. Esta persecución manifiesta no se podrá ocultar por mucho tiempo más, pronto saldrá a la luz y deberán pagar con juicio aquellos que violan la Constitución, las leyes y los tratados internacionales de carácter constitucional.

Si queremos crecer como Nación, debemos terminar con estas arbitrariedades de algunos que sólo buscan venganza y algún beneficio económico con los derechos humanos. Hoy, para los militares, policías, gendarmes y civiles no rigen las garantías de cualquier ciudadano. Para ellos, la venganza.

Beatriz Velasco
DNI 10.209.509