sábado, 27 de junio de 2015

CON NISMAN NO BASTA


El Consejo de la Magistratura logró sacar del medio al juez Luis María Cabral, de la Cámara Federal de Casación Penal, uno de los más críticos del Gobierno nacional. La mayoría del voto kirchnerista fue esencial para poder proceder a la remoción del magistrado, quien aseguró que la medida no sólo fue arbitraria sino improcedente, dado que el órgano no estaba habilitado para ello.

El acuerdo con Irán sigue siendo tan espinoso como antes. Para el lector medio cabe la pregunta de: ¿Qué más hay atrás de ésto que tanto encrespa al oficialismo? ¿Qué otra razón los mueve a sacar del juego a quienes pretendan dejarlo sin efecto?

Verdaderamente esconde algo misterioso porque a primera vista tiene muchas aristas incomprensibles. Si el mismo estado de Irán no lo ratificó, ¿cuál es la razón para defenderlo a capa y espada? Más espadas que capas, según quienes opinan que el caso se cobró la muerte del fiscal Natalio Alberto Nisman, además de otras acciones de alto costo político por parte del oficialismo.

El juez Luis Cabral tenía que intervenir en la decisión sobre la constitucionalidad del acuerdo con Irán, entre otras causas y el Consejo de la Magistratura logró desvincularlo por siete votos a cuatro y designó como reemplazante de su subrogancia en la Sala I de Casación al conjuez Claudio Vázquez.

Hay quienes opinan que se puede considerar afortunado porque al menos salió vivo. Hace ya varios años que algunos de sus pares, sostenían que su subrogancia era irregular, algo que otros consideraban más que discutible, pero la causa de Irán lo centró en la mira.

El juez Cabral, junto con sus colegas Juan Carlos Gemignani y Ana María Figueroa, debía pronunciarse el martes próximo sobre si el Memorándum con Irán por el caso AMIA es o no constitucional.

"Lo sacan a Cabral porque ese convenio iba a salir inconstitucional 2 contra 1 y ahora va a salir 2 contra 1 constitucional. Han nombrado jueces a sus medidas y a sus conveniencias", señaló el exconsejero, Alejandro Fargosi, quien consideró que la medida viola la Constitución Nacional y los tratados internacionales.

La subrogancia de Cabral "era sin término" y no vencía el 30 de junio, como argumentaron los consejeros que lo removieron, pero esto permite la inclusión de Claudio Vásquez de quien están seguros que votará tal como lo requiere el Gobierno de declarar constitucional el Memorándum con Irán.

Aunque Cabral apelará la decisión del Consejo a través de una presentación judicial, el nuevo juez viene con el fallo bajo el brazo.

Está visto que para el kirchnerismo la Constitución suele ser un escollo menor, al igual que los tratados internacionales. La "obediencia debida" se puede aplicar a cualquier cosa. ¿Cuánta agua pasará aún bajo el puente del "acuerdo con Irán", cuál será su costo verdadero y en base a ¿qué contraprestación? Es muy difícil de responder, pero está visto que con Nisman no fue suficiente.