viernes, 24 de julio de 2015

OBEDIENCIA MILITAR


Hace pocos días, en la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, la Presidenta les dijo a los militares en actividad que "no escucharan cantos de sirenas como aquellos que están en los penales por hacer las cosas que les hicieron hacer" y utilizó a Ulises como ejemplo.

¿No sabe acaso la Presidenta, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, que las órdenes no se debaten, sino que se obedecen? La ley militar es muy clara sobre esto. Los militares deben cumplir estrictamente lo que se les ordena y si se comete un delito el único responsable es quien impartió la orden.

¿Cuántas personas están siendo condenadas por el cumplimiento de las órdenes impartidas? ¿Ignora la Presidenta todo esto?

Gabriela Parodi