martes, 28 de julio de 2015

QUE EL PUEBLO ARGENTINO SEPA XIV - LA DIGNIDAD QUE PERDIÓ LA REPÚBLICA

27 de julio de 2015 a las 17:59

LA DIGNIDAD QUE PERDIO LA REPUBLICA…. SERA RECUPERADA POR LA MEMORIOSA Y AGRADECIDA CIUDADANIA ARGENTINA

Desde hace más de diez años se viene desmereciendo amnésicamente a los guerreros que enfrentaron a los revolucionarios terroristas de los años ´70.


Esos soldados, en sentido lato, que arriesgaron sus vidas y también se inmolaron por la Nación, aún no tienen el merecido reconocimiento, sino persecución política y olvido (como la IXna Legión) por parte de una sociedad empequeñecida por la acción espuria y solapada de quienes insisten en reivindicar hechos deleznables cometidos con el apoyo exterior, para la toma del poder, con ejercicio de la VIOLENCIA TERRORISTA REVOLUCIONARIA.


La prédica oficialista de ésta última DECADA DE INFAMIAS, disfrazada de legalidad constitucional, conforma un proceso envilecido de desmemoria colectiva, implementada por el Kirchnerismo, mediante el lavado de cerebro, propio de Mao; la propaganda política de Goebels; y la “praxis” de la doctrina gramsciana, de Antonio Gramsci, para la toma del poder a través del control de la justicia, el sistema educativo y los medios de comunicación. Para lo cual, emplearon y cuentan con Laclau, Fryederik, Vervitzky, Zannini, Kunkel, Conti y tantos más.


Así, la Nación Argentina, partida en dos por la aniquilación de la República, acción de Ricardo Lorenzetti, al violar el art. 1° de la Constitución Nacional, asiste a la licuación de su historia (la remota y la reciente) y su sustitución por una absurda narración propia del realismo mágico construido con palabras divorciadas con la realidad de los hechos, palpables en el sentir y en el padecer de la sociedad que, aún sorprendida, no sale de su asombro ante tanta cosa púrria; por temor y por “ignorancia” planificada e impuesta desde el Gobierno Nacional.

Los terroristas que plantearon una GUERRA REVOLUCIONARIA fueron vencidos con las armas de la Nación Argentina, según lo ordena el Preámbulo, y no se titubeó en bajar a la misma cloaca desde donde se planeaba y se desarrollaba su “praxis revolucionaria”, importada “idealistamente” para beneficiarse, aún en estos días, a costa de la sociedad argentina.

EX TERRORISTAS EN EL ESTADO

“IMPLUMES QUE PRETENDIAN VOLAR COMO AGUILAS”, pero que una vez derrotados, se ocultaron agazapados y solapadamente cambiaron las leyes a su antojo para ejecutar la embestida jurídica que los presenta como “VICTIMAS” en una sátira irónica y cínica de la JUSTICIA ARGENTINA devenida en endeble, advenediza y genuflexa del poder político. TRISTE FIN DE UN ORDENAMIENTO JURIDICO QUE SE ENRAIZA EN MAS DE 2000 AÑOS DE HISTORIA DE LA HUMANIDAD!!!

¿Una ciudadanía adormecida?                                                                                 
La desmemoria no puede haber calado tan hondo en los verdaderos ciudadanos argentinos.

La Nación no olvida a sus héroes ni los arranca de sus libros; tampoco a los enemigos de la República.

Desde el Preámbulo, la Constitución Nacional ordena afianzar la justicia y proveer la defensa común y a repensar qué Nación y qué forma de Gobierno establece para nosotros y las futuras generaciones.

LA DIGNIDAD ARGENTINA DEBE SER RECUPERADA para ejemplo de los poderes hegemónicos y la humanidad toda, reconociendo a los visionarios fundadores de la Nación, los valores en que se cimentó el Estado Argentino, los héroes que la supieron defender generosamente y la abnegación y constancia de la ciudadanía que la sostiene día tras día.

INSISTIR, PERSISTIR, RESISTIR!!!

¡¡¡SOLDADO, NUNCA PIDAS PERDÓN POR DEFENDER A LA PATRIA!!!

Güemes, Julio de 2015

UN PRESO POLITICO

Nota del autor: Este escrito no es anónimo, tengo grado, nombre y apellido, también N° de DNI. No los doy a conocer, por el momento, por temor a represalias hacia mi familia y/o mis fieles amigos.



NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.