martes, 28 de julio de 2015

SCIOLI CANDIDATO


Soy una mujer mayor con nietos, y mi intención es solamente repasar lo que ha sucedido en los últimos años en el país. Bajo distintos gobiernos peronistas hemos vivido las situaciones más apremiantes. En un golpe militar se destituyó al gobierno más honesto de la Argentina, el del doctor Arturo Illia, hoy una ficción en esta Argentina donde la corrupción es aceptada y justificada. "Si hace las cosas bien tiene derecho a quedarse con algo más" dicen los vivos que luego cuestionan y piden explicaciones a los gobernantes que se quedan con lo que no les corresponde, y en abundancia. El gobierno peronista/kirchnerista ha destruido la moral, la honestidad, la decencia y la idoneidad. Ser moral, honesto, decente e idóneo es hoy ser golpista, desestabilizador y hasta represor.


Claro que quienes sostienen esta hipótesis son quienes formaron parte de organizaciones terroristas y sus hijos y nietos hoy ocupan cargos legislativos o puestos importantes en el gobierno nacional, un gobierno que a pesar de condenar el "genocidio" de los 70 celebra, aplaude y reivindica a la dictadura más sangrienta, la cubana, que tiene en su haber más de 300.000 violaciones de los derechos humanos. Y quien lo hace es el candidato presidencial del oficialismo, que ha soportado las discriminaciones más salvajes y un destrato infinito y que logra doblegar esas maldades convirtiéndose en el líder de quienes quisieron apartarlo. Esto resulta muy peligroso no solo para quienes intentaron humillarlo, sino para una nación que está huérfana de honestidad, de idoneidad, de ejemplos democráticos. Y atrapada en la corrupción.

Grazia Ahlar Thería

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/1814037-cartas-de-los-lectores

NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.