miércoles, 5 de agosto de 2015

HISTORIA SIN FIN


La señora Stolbizer ha firmado un acta-compromiso ante Amnistía Internacional para mantener los mal llamados juicios de "lesa humanidad". Me extraña, pues ella bien sabe que estos juicios son ilegales. Los derechos que estos juicios conculcan no pueden ser derogados ni modificados sino a través de una convención constituyente y con efectos posteriores a su sanción, nunca retroactivos. Los pactos internacionales tampoco pueden modificar ni alterar los derechos incluidos en la Constitución Nacional, particularmente los de la primera parte, referidos a derechos y garantías, por ejemplo el artículo 18. Anular una ley que ha entrado en vigor es ilegal. Podría ser declarada inconstitucional, pero con efecto posterior, nunca en forma retroactiva, como lo han hecho con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y aunque así lo hiciesen deberían respetar el principio de "ley más benigna". Tanto Stolbizer como los políticos de diversos partidos, aliados a los K en esta cuestión, violan la Constitución sin importarles las consecuencias futuras. Todos los que en su momento lucharon contra el terrorismo acatando órdenes del Ejecutivo tienen familias que ya están hartas de ver a sus familiares presos, convirtiendo esto en una "historia sin fin". Algunos puntos violados por los jueces de turno: artículo 18, todo juicio penal debe estar fundado en la ley anterior al hecho del proceso y ninguna disposición posterior puede aplicarse al caso, tampoco en los tratados de derechos humanos desde 1994 (con jerarquía constitucional) como el Pacto de San José de Costa Rica. El presidente Alfonsín hizo expresa reserva de que el Pacto sólo se aplicaría en concordancia con los principios y garantías de la Constitución.

En resumen, se cometen diversas irregularidades en contravención con la Constitución Nacional, principio de legalidad, retroactividad de la ley penal, ley penal más benigna, cosa juzgada, derechos adquiridos, etc.

Lucrecia G. Astiz

DNI 10.768.628