lunes, 7 de septiembre de 2015

ABERRACIÓN JURÍDICA


En los jueces que integran el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de Capital Federal, los doctores Grünberg, Amirante y Laufer hay odio y venganza manifiestos. El pedido de prisión domiciliaria que había sido denegado en dos oportunidades, el 30 de enero de 2015, con los votos positivos de los doctores Riggi y Ledesma y, por supuesto, con el voto negativo de la doctora Figueroa, fue autorizado por la Cámara Nacional de Casación Penal a ser presentado en la sala de feria. Es decir que, por mayoría de votos, se hace lugar al recurso de casación de mi defensa, notificándose al TOF 1 para que dicte un nuevo procesamiento. Esto es apelado por el fiscal De Luca. Tres meses y medio después, el 15 de mayo de 2015, la Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal, con los votos favorables de los doctores Gemignani y Hornos y el voto en disidencia del doctor Borinsky declara la inadmisibilidad de la apelación de De Luca y notifica al TOF 1 y a mi abogado, ordenando un nuevo pronunciamiento respecto de la prisión domiciliaria. El 5 de junio de 2015, el TOF 1 argumenta que, como el 30 de diciembre de 2014, la Corte Suprema de Justicia había dictado condena definitiva, existía una mayor posibilidad de fuga.Esta decisión es apelada por mi abogado defensor y el 15 de julio de 2015, esta vez con los votos de Borinsky y Gemignani y la disidencia de Hornos, declara inadmisible la presentación de mi abogado.

Los pasos a seguir, a partir de ahora, serían el recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que seguramente será denegado, el recurso en queja, también ante la Corte Suprema (pagando 5000,00 pesos), que también sería denegado. Por lo tanto esperaré y, en octubre o noviembre insistiré con mi reclamo. Por otro lado, se deberá ver qué es lo que sucede con el nuevo gobierno en todo lo referente a las sistemáticas violaciones que se vienen perpetrando contra nuestros derechos humanos.

General de División (R) Eduardo Rodolfo Cabanillas