sábado, 5 de septiembre de 2015

¡¡¡BENDINI… TELÉFOOONOOO!!!


Comandante En Jefe Del Ejército Le Habló Fuerte A Políticos Y Pidió Que No Presionen Al Ejército. No Sacarán Foto De Gral. Contreras.

Un firme Comandante en Jefe del Ejército, rayó la cancha a los políticos y les dijo con firmeza que el Ejército está bastante maduro como para saber qué hacer. El General con sus palabras  dejó a entender que ya existe molestia en la institución con el hecho de que políticos estén diciendo todo el tiempo qué hacer o qué no.

Cabe destacar que los políticos son transitorios pero el Ejército es permanente, una institución de la República a la que le debemos nuestra libertad, democracia, soberanía y paz.

La sociedad chilena se ha construido con la tranquilidad de un Ejército respetado mundialmente y temido por los adversarios.

El General dijo a los políticos:

“Si empezamos a esconder los procesos históricos, puede ser peligroso de no asumir responsabilidades que cada momento de la historia nos entregó”. De este modo, el General defendió la permanencia de la foto del General Contreras en dependencias del Ejército.

“Cualquier hecho histórico que vaya a involucrar a una persona que tuvo un rol como comandante de unidad en un proceso anterior, no va a causar una cosa a favor del proceso. Por el contrario, va a producir una alerta”, comentó.

Oviedo agregó que “las figuras que han estado ahí uno las tiene que reconocer y darles el justo valor de lo que hicieron o no. Las fotos no son honores. Si hay una cosa que le hace mal al Ejército, déjennos a nosotros ver”.

“Entrar por esta vía no sería positivo. Creo que nosotros somos bastante maduros para aprender de los momentos negativos”, dijo.

Tras estas palabras firmes y severas, los  parlamentarios Demócrata Cristianos solo se limitaron a decir de que les parecía que no era bueno para el Ejército el mantener la foto del Gral. Contreras.

Las palabras de OVIEDO dejan muy tranquilos a los oficiales, ya que fuentes del mundo militar en retiro, han señalado  que  se han sentido vulnerados y pisoteados por los políticos, quienes utilizan al Ejército y sus autoridades o ex autoridades, dependiendo de los intereses políticos del momento.