miércoles, 30 de septiembre de 2015

NISMAN: LA MUJER CALCINADA HABRÍA MANEJADO UNA EMPRESA DE CUSTODIA DE DOCUMENTOS

MISTERIO

El 16 de febrero pasado apareció a metros de las Torres Le Parc de Puerto Madero donde vivía el fiscal federal Alberto Nisman, el cadáver calcinado aparentemente de una mujer de 1,65 de altura que no pudo ser identificado. Por entonces, el periodista Jorge Asís anticipó que se trataría de una segunda persona muerta la misma noche en el departamento junto con Nisman y que luego habría sido sacada de allí. Tras varios meses de misterio trascendió un nombre para esa mujer: se trataría de Alejandra Beatriz Ravenna de unos 40 años. Pero resulta interesante la actividad que desarrollaba con su hermana en la empresa de la cual eran gerentes SEDEMI SRL: “Servicios de microfilmación y digitalización de documentos, guarda y custodia de documentación de terceros”. Estas tareas tienen punto de contacto con la labor que también realizaba Diego Lagomarsino y con el trabajo del fiscal dando sustento a la versión inicial de Asís y planteando por primera vez una conexión entre ambos fallecimientos además de la proximidad. 


El documento difundido por la Dra. Alonso

sobre la sociedad de Alejandra Ravenna


"La calcinada de Puerto Madero”.
A.R. ¿Son las iniciales de su identidad?
Ampliaremos".
Parece que sí.
Jorge Zaín Asís @CayetanoAsis
10/09/2015

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El 16 de febrero, cuando estaba por cumplirse 1 mes del fallecimiento de Alberto Nisman, apareció  un cuerpo calcinado en el barrio porteño de Puerto Madero, a metros del edificio de Le Parc, donde vivía el fiscal federal. Las primeras informaciones indicaron que se trataba de una persona que se electrocutó en una subestación eléctrica situada en el sitio del descubrimiento. Hubo un testigo: un vecino advirtió la situación sobre el predio ubicado en Avenida de los Italianos y Parque Lynch, al lado de una subestación, por lo que llamó a la Policía, que dio aviso al SAME. El titular del SAME, Alberto Crescenti, aseguró que se trató de una electrocución. Sin embargo, la empresa Edesur negó que la muerte se haya producido por una falla eléctrica. Al misterio se sumó el hecho de que en el lugar fueron hallados un bidón con rastros de combustible y una botella de alcohol etílico y que no se registraron apagones por tal incidente.

"Dado como estaba el cuerpo fue imposible reconocerlo. Seguramente con la autopsia se va a poder arribar a alguna conclusión", añadió Crescenti por entonces. El caso quedó a cargo de la Prefectura Naval Argentina y la comisaría 22 de la Policía Federal.

Al día siguiente, los investigadores aún no habían podido determinar la identidad de la víctima porque los restos estaban tan dañados que ni siquiera habían conseguido determinar su sexo, aunque se consideraba que se trataba de una mujer de 1,65mts de altura. 

El caso de la mujer calcinada se fue olvidando, el periodista Jorge Asís lo reavivó días después cuando publicó una serie de tuits que fueron considerados “anticipatorios” de lo que sucedió en el crimen del fiscal. Aunque en el momento parecieron un disparate, sus dichos encontraban luego confirmación. Asís adelantó en su cuenta personal de tuiter que “no había sólo un muerto en el bulo de Le Parc” y que sería “una muerta” la que “iba a aparecer convertida en carbón. 25 días después”, justo lo que ocurrió después.

Así advirtió a sus seguidores sobre el misterio del cádaver carbonizado que él supone o cree que pertenece a una segunda persona que habría muerto esa misma noche en el departamento del Le Parc donde falleció el fiscal Alberto Nisman. Sin embargo, más allá de los tuits del periodista y ex funcionario nada más se supo de la investigación judicial y el caso del cuerpo calcinado volvió a permanecer en misterio hasta ahora.

A través de su cuenta de Twitter, la Dra. en Derecho Gabriela Alonso asegura que la mujer calcinada es Alejandra Beatriz Ravenna de 41 años, socia junto con su hermana Vanesa Laura Ravenna de SEDEMI SRL, una sociedad que tiene actividades muy interesantes y que se vinculan con las tareas del informático Diego Lagomarsino además de las labores de Nisman. Según el instrumento que publica Alonso en su cuenta de Twitter, SEDEMI se dedica a elementos de microfilmación y da servicios de “digitalización de documentos, guarda y custodia de documentos de terceros”.