miércoles, 16 de diciembre de 2015

PRIMERO EMPEZAR POR CASA

Felicitar a Venezuela por querer aprobar una ley de amnistía para sus 600 Presos Políticos es correcto pero primero hay que empezar por casa. En Argentina hay más de 2.000 Presos Políticos por capricho de la Fernández de Kirchner y liberar a nuestros propios PP, es ético, moral y significa “dar el ejemplo”, además de evitar una sangría sin sentido de nuestros alicaídos fondos públicos.

Cada uno nos cuesta a los contribuyente $ 330 (pesos) por persona por día, lo que hace un gasto inútil de $ 241.560.000 (pesos) al año, más 1/3 del presupuesto de la Justicia Federal abocado a estos juicios que es el equivalente $ 1.280.000.000 por año.

En total, $ 1.521.560.000 pesos que se pueden invertir en el Plan Belgrano mejorando la infraestructura del Norte Argentino, en lugar de retener encarcelados a esas personas, muchos viejos mayores de 70 años y otros jóvenes que tenían entre 17 y 20 años en 1976, civiles y militares, que se vincularon al gobierno militar y que ni siquiera tienen sentencia, por una política de odio y venganza.

Gustavo Taffarel