jueves, 28 de enero de 2016

HEBE DE BONAFINI


Las recientes declaraciones y calificaciones que hizo la señora Hebe de Bonafini sobre el presidente de la República, Mauricio Macri, no sólo son lamentables sino injuriosas y, en otra época, serían pasibles de sanción legal. Esta señora, maleducada, que debería darles respuestas al país y a la Justicia sobre el uso de los fondos del programa Sueños compartidos, se pasa la vida esparciendo el rencor, la mentira y el engaño, justificando su conducta en su propia tragedia. Pero a no preocuparse, a la larga el bien triunfa. Ya lo dice el dicho: “quien siembra vientos, cosecha tempestades” o aquél otro: “Planta discordia y cosecharás soledad”.

Jesús María Silveyra
DNI 11.045.065