jueves, 21 de enero de 2016

MILAGRO SALA


Fin del privilegio

No nos confundamos. Milagro Sala no es una presa política, sino una delincuente protegida por el sistema político anterior. Ella, como todos, es susceptible de ser juzgada por sus actos ilegales. Su estatus de privilegio, que nunca debió existir, ha prescripto.

Celina Arreseygor
DNI 36.275.728


Desconocimiento

Milagro Sala y sus allegados pretenden que sea declarada presa política en lugar de presa común, su verdadero estatus, dado el caudal de delitos cometidos. Esto es desconocer que la Justicia es ciega y trata a todos los hombres igual, no se somete al poder político. De no ser así los ciudadanos estarían al servicio de un amo y no de la ley, y una nueva servidumbre se habría perfilado. Aristóteles enseñaba que los gobiernos se disuelven principalmente por las transgresiones de la justicia. Para construir una república hace falta virtud y amor por el bien común. Demóstenes afirmaba: “El altar más bello, el más santo, es el corazón del hombre honrado” que respeta a la ley y honra al prójimo, alejado de los caminos sinuosos, sesgados o espurios, lejos de la mentira. Canalizando la Justicia se logrará una verdadera paz social.

Prof. Guillermo C. Vadillo



NOTA: La imagen y destacados no corresponden a la nota origtinal.