lunes, 22 de febrero de 2016

CRÓNICA DE UNA VENGANZA INNECESARIA

Un tribunal de Casación le sigue negando la prisión domiciliaria, al policía retirado y ex intendente de Escobar, contrariando elementales garantías constitucionales, pese al estado de invalidez que sufre. Un inusitado despliegue de seguridad al trasladarlo para una revisación médica superó el límite del grotesco. El médico perito de la defensa citó un artículo de Diario CASTELLANOS en su último informe.

Martes, 16 De Febrero Del 2016     | 04:00Hs


Como de público conocimiento, luego de que la soberanía popular lo proclamara en elecciones Diputado Nacional, cargo legitimado luego por un fallo de la Corte Suprema de Justicia, una orden de un juez inferior, desde el 17 de abril de 2008, dispuso la detención de Luis Abelardo Patti, por supuestos excesos cometidos en la lucha contra el terrorismo.

Su salud empeoró notablemente, debiendo soportar asistir a un juicio postrado en una camilla. En 2014, debido a su gravísimo cuadro, la Cámara de Casación Penal aceptó la internación en un Hospital del Servicio Penintenciario.

Un reciente dictamen del perito médico de la defensa, Dr. Mariano Castex, fechado el miércoles 10 de febrero, diagnosticó a Patti: "artrodesis de columna cervical complicado con ACV isquémico en hemisferio cerebeloso derecho y en polo occipital derecho", con "inestabilidad en la marcha, hipoestesia táctil fascio braquio crural derecha leve, déficit visual izquierdo y trastornos en la memoria anterógrada".  El Dr. Castex, de extensa y prestigiosa trayectoria científica, halló a Luis Patti "globalmente deteriorado" y sin poder recibir en sus actuales condiciones de detención "la rehabilitación que requiere su estado de invalidez, en especial motora eficaz, neurocognitiva y visual (ceguera), lo que ha permitido la instauración de una cronicidad ya irreversible".

Discriminación

Además de tildar al traslado como "en extremo grotesco, con una parafernalia desplegada" innecesariamente debido al inexistente riesgo de fuga por parte de un inválido, que se realizara para que el Dr. Castex evaluara a Patti.

Ese traslado, según Castex "provoca además un elevado nivel de sufrimiento para el inválido", además de ser "riesgoso dado el estado de su columna cervical", además de condiciones de hacinamiento con peligros de contaminaciones. Lo dictaminado por el médico además fue respaldado por varios informes de otros profesionales que prestan servicios en dependencias oficiales, ajenos a la causa, y por ende opinando sin interés alguno.

Pero en donde Mariano Castex pone énfasis, es en "el claro conocimiento que tiene el detenido sexagenario y en cuanto inválido crónico grave, de ser discriminado  por razones que considera no fundadas en la aplicación de los beneficios que le brindan tanto el artículo 32 de la  ley 26.472, como lo establecido en la Convención de los derechos de las personas con discapacidad".

Al no poder "valerse por sí solo para cumplimentar los requerimientos mínimos para sobrevivir", y estar expuesto a las limitaciones y complicaciones del sistema carcelario, la única posibilidad de que se le brinde un trato justo, humano y digno radica en el otorgamiento de un régimen de detención domiciliaria, que le proporcione "los elementos básicos" de los "que hoy se encuentra desposeído".

Tiempos de revanchas

Mariano N. Castex, médico legista y especialista jerarquizado en psiquiatría y sicología médica, acompañó su pronunciamiento con una reflexión, citando a este Diario. "Desde hace un mes atrás, ha tomado conocimiento público (cfr. Diario CASTELLANOS, Rafaela, Santa Fe, 08.01.2016)  la instrucción editada en abril de 2015, por el Poder Ejecutivo Nacional, Ministerio de Justicia de la Nación, Secretaría de Derechos Humanos, la que en forma de libelo y bajo el título de ´Impunidad gerontológica´, ha sido distribuida entre fiscales federales y abogados querellantes en causas de lesa humanidad, amén de haber tomado estado público".

Castex advierte "con claridad una opción por una primacía de la Venganza por sobre la Justicia". "La pre-referida incitación cuasi panfletaria, ha creado el riesgo sin duda alguna, de inducir a que no pocos colegas médicos y funcionarios, dificulten al máximo -cuando no obstruyen- en ´determinados´ casos -lo cual es claramente violatorio de principios constitucionales-, la aplicación de figuras morigeradoras penitenciarias -como lo es la detención domiciliaria- sancionadas precisamente por el propio Gobierno Nacional", concluye Castex. Además, el prestigioso profesional hizo referencia a fuentes supra-legales, constitucionales, como tratados internacionales firmados por Argentina, entre ellos el vinculado a la protección de personas mayores.

La democracia olvidada

Luis Patti, además de haber sido electo diputado nacional, como se refiriera al comienzo del presente artículo, fue ungido intendente de Escobar con el 73 % de los votos, previamente. En 2003 el segundo puesto en las elecciones para Gobernador de la provincia de Buenos Aires obteniendo 695.619 sufragios de la ciudadanía, o sea un 12,14%.