martes, 24 de mayo de 2016

BIPOLARIDAD


El 17 de junio será el primer feriado nacional en homenaje al general Güemes, que en 1821, tras rechazar médicos enemigos a cambio de su rendición, murió en combate. Es un merecido reconocimiento a alguien que entregó su vida por la libertad. El 28 de mayo se cumplen 41 años de un combate que defendió aquella libertad conseguida a principios de 1800. En 1975, el ERP pretendía declarar en Tucumán una zona liberada y recibir apoyo de Fidel Castro, para lograr en la Argentina una dictadura marxista como la de Cuba. Aquel día, más de cien guerrilleros se toparon con trece soldados del Ejército Argentino, el mismo que integró Güemes. Tras horas de combate, los trece pusieron en fuga a los guerrilleros. Esos trece soldados hoy están vivos y no sólo no lograron un mínimo reconocimiento, sino que les demolieron un monumento y los trataron de genocidas. Los políticos que se llenan la boca proclamando el feriado nacional son los mismos que por acción u omisión voltearon el Monumento a Manchalá. ¿Hasta cuándo esa bipolaridad, si defendieron la misma libertad?

David San Román