viernes, 27 de mayo de 2016

CARTA DE LUZ GARCÍA HAMILTON

A los amigos del Centro de Estudios de Salta, a la querida Silvita Ibarzabal, estimado amigo Coronel Guillermo César Viola, amigo Sandro, valientes Manchaleros:

La verdad es que tenía todo planeado y organizado para estar hoy allí en Salta, acompañando tan lindo acontecimiento con dilectos amigos a los que especialmente quería acompañar y apoyar, pero a último momento la muerte de una querida amiga, me obligó a cambiar de planes ya que los tiempos no daban para repartirme entre el juicio Operativo Independencia y el adiós a esta querida amiga.


Quiero aprovechar para agradecerles a todos Uds., el acompañarnos en este vergonzoso juicio que se lleva a cabo en mi provincia, donde tristemente se está juzgando a militares y policías que han defendido a la Patria, cumpliendo una orden de una Presidente constitucional y peronista, nada menos que María Estela Martínez de Perón, que ante el caos y el pánico que dominaban al país, ordenó con la firma de todos sus ministros y el acuerdo del congreso de la Nación, “aniquilar al enemigo”. Hoy, como la mayoría de Uds. sabe, entre la querella están sentados, impunemente y con total desparpajo, los asesinos del Capitán Viola y su hijita de tres años, en el atentado más cruel que recordemos los tucumanos entre otros conocidos guerrilleros. Todo esto nos indigna y nos lleva a hacer público lo que desde el Centro de Estudios plantearon en una solicitada en La Nación, con tantísimo coraje y brutal honestidad.


La Patria nos necesita unidos y de pie, estimadísimos amigos, y es por eso que hoy, queríamos un grupo de tucumanos, estar allí, vivando a los combatientes de Manchalá y a todos los que de un modo u otro están haciendo posible que la historia se sepa como de verdad fue, que se honre a nuestros caídos y a nuestras miles de víctimas, que haya MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA, que por supuesto nada tiene que ver con la que pregonan desde tantos lados.

Amigos salteños, somos muchos los que estamos trabajando en esto, y son ustedes los que están con más fuerzas, levantando banderas y voces para que se respeten los Derechos Humanos y para que haya justicia para todos.


Estamos cansados de ver ancianos encerrados en los penales, así como oficiales y miembros de las Fuerzas de Seguridad, que soportan con hidalguía humillaciones, calumnias, encierro, acusaciones monstruosas... para todos ellos, y para sus familias, nuestro reconocimiento, agradecimiento y hasta admiración. Son sus mujeres y sus hijos que acompañan, quienes nos enseñan que “un soldado no se dobla, que un soldado no se queja, que un soldado muere de pie, aun en la adversidad”, y somos nosotros, los salteños, es decir Uds., y muchos otros, los que humildemente y desde nos toque, trabajamos en estas causas justas con la promesa de que no los dejaremos solos, hasta que el último preso político no haya recuperado su libertad o cuando menos vuelto a sus casas.


En el año del Bicentenario y de la Misericordia, desde Tucumán nos sumamos a sus voces de reclamo y rogamos al Presidente Macri y a las autoridades, que busquen la manera de pacificar el país. Ellos lo prometieron en su campaña, ellos saben de qué se trata... los votamos con esperanza, entendemos que Argentina atraviesa un momento muy difícil, debido a la pesada herencia que dejó el gobierno más corrupto de la historia... PERO NUESTROS VIEJOS COMBATIENTES SE ESTÁN MURIENDO EN LAS CÁRCELES, ESTOS HÉROES DE LA PATRIA ESTÁN SOPORTANDO AÑOS DE INJUSTO ENCIERRO, aun cuando cientos no han sido juzgados o ni siquiera tienen condena... ES HORA DE TOMAR DECISIONES Y DE CUMPLIR CON LA PALABRA DADA PARA DEJAR A NUESTROS HIJOS Y NIETOS UNA ARGENTINA RECONCILIADA Y EN PAZ.

Desde Tucumán un abrazo enorme a todos los que trabajan en esto por el solo hecho de ayudar a recuperar nuestra Patria. Gracias salteños por todo y por tanto... hoy no pudimos llegar, pero prometemos en el próximo evento estar presentes. Mientras, sepan que mi corazón y el de mis amigos está allá hoy, acompañando a esta mesa debate, rogando para Uds. el mayor de los éxitos, que será sin duda cuando podamos volver a cantar de pie y con orgullo...

¡¡¡OID MORTALES ES EL GRITO SAGRADO, LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD!!!

Un enorme y sentido abrazo.


Luz García Hamilton

luzgh@arnet.com.ar





NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.