miércoles, 25 de mayo de 2016

¿POR QUÉ NO CRECE “ESPERANZA”?



Como les contaba el año pasado, el 24 de mayo de 2015 mi sobrina y ahijada Magdy, me regaló una palmera para interiores en una maceta, planta que ese día coloqué en la mesada de mi camarote en la cárcel de Güemes, contra la ventana para que tenga algo de luz natural. La bauticé “Esperanza”.

A partir de ese día la cuidé muchísimo, agua y abono para la planta y mucha FE, PACIENCIA, SERENIDAD y ALEGRÍA para mi “ESPERANZA”.

Así fue creciendo y dando muchos nuevos brotes y ramas nuevas; ESPERANZA se iba haciendo cada vez más fuerte a medida que se acercaba el 10/12/15, día en que cambió el gobierno.

Pensé, cándidamente, que mi planta ESPERANZA crecería mucho más rápido a partir de ese día, pero no fue así; pese a que la seguí cuidando con la dedicación de siempre.

Mi ESPERANZA se encontró detenida, estancada, descreída en su crecimiento. Me pregunté el porqué de esa parálisis evolutiva y no encontraba la razón hasta que mi ahijada Magdy, excelente “jardinera”, me dijo la causa. ESPERANZA se siente aprisionada por la maceta, había que cambiar su recipiente.

Entonces, pensé, la maceta vino con la planta, a ESPERANZA la cuidé pero la maceta siempre siguió igual. ESPERANZA es mi confianza en que se revertirá nuestra situación de Prisioneros de Guerra y Presos Políticos. La maceta es la contención política de mi ESPERANZA.

Su maceta fue construida con materiales fabricados con el odio y la venganza de los que trataron de convertir nuestro país en una Cuba y fueron derrotados con las armas, reciclados se hicieron gobierno en el 2003.


Desgraciadamente, desde el 10 de diciembre del 2015 sigue la misma maceta política, el actual gobierno la mantiene intacta. Es más, la está “agiornando” con los dichos del Secretario de Derechos Humanos de la Nación, con el Presidente Macri durante las visitas del francés Hollande y el norteamericano Obama, entre otras cosas. Para colmo, el ex Cardenal Bergoglio le da una mano de “barniz” marca K.


Hasta que no cambie a ESPERANZA de ésta maceta, no crecerá porque está atrapada en un contenedor de odio y venganza.

Pero, querida familia, abnegados amigos y fieles camaradas; no se preocupen. ESPERANZA sigue viva, solo que no crece, eso tiene solución y ésta es solo política (cortar el nudo gordiano).

Esta semana que comienza, la “Semana de Mayo”, tiene para mi cinco acontecimientos trascendentes: La Revolución de Mayo, que conmemoramos los PG y PP con un acto en el pabellón; un nuevo aniversario del Combate de Manchalá;  el Día del Ejército y, también el 29, el primer cumpleaños de mi última nieta, Josefina y el 31 el cumpleaños de mi nieta Agustina.

Seguiré regando a ESPERANZA para que continúe viva.


Como les dije en reiteradas oportunidades “Con orgullo estoy donde y como estoy, solo por lo que fui, por lo que soy y siempre seré: Un oficial del Glorioso Ejército Argentino”.

Para todos, el 25 les envío un “¡¡En el dia de la Patria, Buen dia!!”; a los Manchaleros todo mi respeto, el 29 a mis camaradas un fuerte abrazo y les pido a no bajar los brazos ni a ponerse tristes. A mis nietas Josefina y Agustina un millón de besos y ¡¡Feliz Cumpleaños!!”.

¡¡SOLDADO, NUNCA TE ARREPIENTAS NI PIDAS PERDÓN POR DEFENDER A LA PATRIA!!

Espero que el Presidente  Macri cambie pronto la maceta de mi planta ESPERANZA.

Juan Carlos Jones Tamayo
Cnl (R) Prisionero de Guerra
Licenciado- Preso Político

“DONDE NO HAY JUSTICIA ES PELIGROSO TENER RAZON, YA QUE LOS IMBECILES SON MAYORIA”
(Quevedo)


Centro de Estudios en
Historia, Política y Derechos Humanos de Salta



NOTA: Las imágenes no corresponden a la nota original.