martes, 21 de junio de 2016

EL GULAG ARGENTINO Y MONTONEROS


EL GULAG ARGENTINO

Muy importante es el artículo de Horacio Lynch "El Gulag argentino". El no cumplimiento de la ley para todos, como reclama el autor, es el resultado de una monumental hipocresía. Los crímenes de los terroristas fueron, por definición, también de lesa humanidad. Los ataques de la subversión hubieran sido imposibles sin una masiva intervención de Estados extranjeros. Como sabemos todos los ciudadanos argentinos de buena fe, no existía ninguna posibilidad de llevar adelante una guerra como la que vivimos sin fondos, instrucción, asesoramiento militar y apoyo político proveniente del bloque soviético y aliados, desde Moscú, Checoeslovaquia y La Habana hasta Libia, etc. La hipocresía es el homenaje que brinda el vicio a la virtud.

Juan C. Iglesias Pérez
DNI 4.586.568

MONTONEROS

El 1° de mayo de 1974, tratándolos de estúpidos e imberbes, Juan Domingo Perón echó a los montoneros de la Plaza de Mayo. Perón sabía que esta agrupación había cruzado, con sus pensamientos y acciones, una línea sin retorno. Con esas palabras, mostraba su arrepentimiento por haberles dado tanto lugar. La cizaña, de todas maneras, daría sus frutos. A partir de 2003, los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner reivindicaron lo peor de la década del 70, denominando La Cámpora a su espacio político más duro y fanático. Los acontecimientos de las últimas semanas nos muestran que Perón no se equivocó al expulsarlos. Ya era tarde. Tomemos conciencia de los errores del pasado y aprendamos, definitivamente, a ser un gran país. No tropecemos de nuevo con las mismas piedras.

Enrique Martínez Luque
DNI 25.498.601