sábado, 2 de julio de 2016

40 AÑOS DEL ATENTADO AL COMEDOR POLICIAL


Se cumplen 40 años del atentado terrorista al Comedor de la Policía Federal.


Este crimen tiene las siguientes características, conforme el Estatuto de Roma, a) Se encuentra tipificado como “Crimen de Lesa Humanidad”, b) Sus autores, integrantes de una organización terrorista, están encuadrados dentro de los responsables imputables de tal crimen, conforme el mismo Estatuto, por lo tanto son pasibles de juzgamiento.

Pero la causa que lo impide es que se encuentra prescripto, dado que el Estatuto de Roma no estaba vigente al momento del hecho.
Y bajo ese fundamento “podría” aceptarse la oposición de la Jueza Servini de Cubría a la reapertura de la causa dado el tiempo transcurrido. Lo que no comparto es su opinión de que no se trata de un crimen de lesa humanidad, es decir que como crimen “simple” se encuentra prescripto. No Doctora, no es un simple crimen, fue un crimen de Lesa Humanidad.

Doctora Servini de Cubría, a usted le convendría leer la tipificación que hace el Estatuto para luego dictar sentencias. Una cosa es que se encuentre prescripto y otra muy distinta es que se trate o no de un crimen de Lesa Humanidad.

Cumple dicho atentado con todos los requisitos tipificantes para serlo y si bien es cierto que se encuentra prescripto, esa misma prescripción le alcanzaría a todos los juicios instruidos a los militares que combatieron la guerrilla cumpliendo órdenes presidenciales. Al momento de los hechos, el Estatuto de Roma no existía, tampoco los delitos de lesa humanidad y genocidio.


Sin embargo, acusados de tales crímenes, haciendo una perversa aplicación retroactiva de la ley, pese a su ilegitimidad, siguen encerrados y muriendo en prisión miles de hombres de armas que no dudaron en defender la Nación de la perversa ideología comunista que entrenó y financió a esos asesinos. Su triunfo sobre la guerrilla permitió que hoy tengamos democracia.

Los mismos funcionarios que siguen condenándolos, ocupan hoy altos cargos gracias a su sacrificio y se llenan de orgullo agasajando a familiares de terroristas y adhiriendo a homenajes en su memoria.

Y volviendo a la Jueza Servini de Cubría me llama la atención la dispar opinión de sus fallos conforme de quién se trate. No dudó en aplicar la prescripción al atentado relacionado. Pero, por el contrario, tampoco dudó en “ignorar” que el paso del tiempo prescribe delitos y ordenó la búsqueda y captura de 4 antiguos miembros de las fuerzas de seguridad española supuestamente involucrados en delitos de represión entre las décadas de 1930 a 1970, es decir durante el Franquismo!!!!

Corresponsable de semejante dislate fue el inefable ex Juez Baltasar Garzón, casualmente expulsado de la judicatura española por pretender impulsarlo y recibido con brazos y bolsillos abiertos por nuestro anterior gobierno.


Por supuesto que aquel intento de Romilda no pasó de un papelón, siendo rechazado por las autoridades españolas en base justamente a la prescripción que prevé su propio Código Penal en el art. 131 (20 años para los delitos de mayor gravedad).

Me referí oportunamente a dicha pretensión intentando interferir con la justicia de otra nación, cerrando una nota con estas palabras que hoy siguen vigentes en mi pensamiento.

“Resulta repugnante a la condición humana intentar revivir antiguos enfrentamientos que a nadie interesan, menos aún intentarlo en casa ajena, eso es lo que pretende nuestra Jueza. ¿Y mañana qué? ¿Algún tupamaro la asesorará para pedir la captura de ciudadanos uruguayos por hechos ya prescriptos y superados por nuestros hermanos? ¿O algún integrante del Sendero Luminoso le susurrará al oído con similares objetivos llevando a nuestra heroína a desandar la quebrada de Humahuaca transitando el camino del Inca a la captura de “represores peruanos”?

Nuestros vecinos, con mucho esfuerzo, han alcanzado la paz reconociendo los errores de ambos bandos, sin persecuciones, sin venganzas, sólo mirando al frente y dando ejemplos de civismo y hermandad. Miremos de una vez por todas sus logros y saquemos conclusiones.” (Fragmento de “Hasta cuándo Romilda”, J.M.Otero. 24/09/13 en La Historia Paralela)

Juan Manuel Otero


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.