viernes, 1 de julio de 2016

KIRCHNER ES EL CABECILLA DE LA BANDA TERRORISTA QUE COPO EL GOBIERNO ARGENTINO

January 7 2009 at 7:08 AM

Para desmemoriados y memoriosos:

Frases del entonces juez Alfredo Bisordi, titular del máximo tribunal penal del país (26 de abril de 2007).


... “El supuesto retraso de causas contra los militares es una excusa para sacar jueces, con miras a asegurar a Kirchner (y familia) la impunidad en los presuntos delitos de corrupción”.

... “Me faltan nueve meses para irme. No los he molestado, no los voy a molestar, lo que pasa es que pueden llegar causas por corrupción”...


En un escrito de fuerte contenido político con el que acompañó su presentación ante el Consejo de la Magistratura tildó a Kirchner de traidor a la patria, de incipiente tirano y de aprendiz de déspota no ilustrado, acusándolo además de encabezar una venganza de la organización Montoneros, de haberse refugiado y haber hecho buena letra durante la dictadura y de haber apoyado las privatizaciones del gobierno del Dr. Carlos Ménem.


También tuvo palabras (y no de elogios) para con la Corte Suprema a la que acusó de ser funcional al Gobierno y de haber convalidado las tropelías de los juicios políticos.


En el escrito en cuestión, los ataques más viscerales los dirigió contra la diputada Conti, a la que acusó de estar ebria de poder y de hablar con un tonito mezcla de soberbia e ignorancia, y contra el diputado Kunkel, a quién imputa de haberlo mandado a apretar.

Bisordi, el idiota inservible de la dictadura según el coro de las huestes de Piumato (secretario general del gremio de los judiciales), repartió en su defensa criticas de las que pocos se salvaron; criticó a legisladores del oficialismo; a varios de sus colegas de Casación; a jueces de la Cámara en lo Penal Económico; a organismos de derechos humanos; al diario Página 12; al Colegio de abogados de la Capital; al entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, etc.

¿Qué fue de Bisordi?. Por lo menos él tuvo lo que hay que tener bien puestos para decirles de frente lo que les dijo, sin reserva alguna.

En azul y blanco, Hugo César Renés

Mi opinión:

Más que de un Gobierno que hace de la Justicia mil jirones, la transformación deberá provenir de la ciudadanía a través de un proceso de presión social que la vaya generando, junto a una mejor selección de sus dirigentes; porque todo cristiano sabe que cuando ni la caridad, ni la justicia, presiden las acciones de los hombres, éstos se degradan hasta alimentarse de los manjares de la más abierta inmoralidad. ¡Esta es nuestra situación!



NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.