viernes, 1 de julio de 2016

PRESOS POLÍTICOS Y EL FULGOR ARGENTINO


PRESOS POLÍTICOS

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, debería impulsar una definición acerca de la situación en que se hayan los presos políticos[1], quienes no son tratados de forma igualitaria por la Justicia. Sus familiares necesitan una respuesta inmediata para que mueran injustamente en la cárcel. Es hora de que sean respetados de todos, sin excepciones.

Si no hay justicia, no seremos una Nación digna.

Mireya Tardieu Bacqué
DNI 5.601.235

EL FULGOR ARGENTINO

El final de la obra El fulgor argentino me llenó de estupor, cuando llegamos a la representación del gobierno actual. Macri saluda en un balcón y en off se escucha un discurso del general Lonardi. No lo podía creer y debo confesar que a partir de allí se me nubló la vista y cerró el oído. De dolor y de bronca. ¿Macri es Lonardi?, pregunté al director de la obra en un diálogo improvisado cuando los actores se retiraron y el público hacía lo propio, deseando que su respuesta relativizara lo que había visto y oído. No, todo lo contrario, se reafirmó.

Macri no es Lonardi porque es presidente por elecciones democráticas (ganó también en La Boca con el 55,15 %) y no por un golpe militar. Porque la sociedad argentina, afortunadamente, no es la misma que la del 55 ni la del 76, ya que aprendió con dolor el valor del encuentro por encima de la violencia. Y por otras muchas razones. Entonces no podemos permitir que a nuestros jóvenes (he visto varios buses escolares a la salida esperando a estudiantes que habían asistido a la obra) se les falsifique groseramente los hechos y, menos aún, quede la semilla imperceptible de la violencia. Ya que si Macri fuera Lonardi, ¿cómo cabría esperar que los jóvenes que vieron la obra reaccionen? ¿Buscar otro general Valle? ¿Generar una nueva resistencia armada, y así sucesivamente reproducir las carnicerías que le siguieron? Una locura.

No debería costar tanto darse cuenta que 70 años de enfrentamiento produjeron 70 años de retroceso y empobrecimiento colectivo. ¿No es elocuencia suficiente para dejarles a nuestros hijos un carril diferente del que transitamos nosotros?

Juan Benassi
DNI 11.524.960



[1] Actualmente se definen como Presos Políticos a quienes están detenidos por los mal llamados juicios de lesa humanidad. Fue necesario vulnerar sus derechos jurídicos y humanos para llevar adelante esos juicios, los que se desarrollaron/desarrollan con verdaderas “aberraciones jurídicas” que nos alejaron del estado de derecho.