martes, 23 de agosto de 2016

HOMENAJE EN RECUERDO DEL CNL ARGENTINO DEL VALLE LARRABURE

El Regimiento de Patricios con su guardia de honor para este argentino excepcional

Hoy en el Homenaje al Cnl. Larrabure a 41 años de su asesinato por terroristas del ERP, sus hijos me pidieron que pronunciara unas palabras en nombre de nuestra Asociación CELTYV, las que aquí acompaño:

Victoria Villerruel y su discurso en representación de la Asociación Civil CELTYV

"Hace 42 años atrás empezaba el martirio del Cnl. Argentino del Valle Larrabure y el sufrimiento de toda una familia.
Terroristas miembros del ERP atacaron de noche, un sábado, la unidad militar en la que Larrabure estaba destinado.

Lo secuestraron, lo arrancaron de su familia y lo torturaron en nombre de una revolución que solo escondía la sed de poder.
Martirizaron su cuerpo y su espíritu durante 372 días tratando de quebrarlo, intentando que traicionara a su Patria, a su Ejército y a su propio ser.

Buscaron infructuosamente que su alma se doblegara ante sus verdugos, accediendo así a fabricar y compartir los conocimientos que tenía en explosivos… pero no lo lograron… durante 372 días y noches, este hombre se aferró con todas sus fuerzas a Dios, a su Patria y a su familia.

Larrabure con su muerte trascendió, convirtiéndose en el ser extraordinario que hoy recordamos.

Un argentino que representa lo mejor de esta tierra, un hombre creyente, con sólidos principios morales, patriota, amante esposo y padre de familia.

Un hombre torturado por seres viles que aún en su momento de mayor dolor pidió el perdón para estos asesinos.

Por eso hoy estamos aquí 41 años después de su entrada a la inmortalidad, recordando su figura excepcional y dando testimonio de nuestro compromiso reclamando Justicia por este crimen cuyas heridas no se cierran.

Pero no nos impulsa la venganza, el odio, la codicia o la utilización de nuestros muertos, nos lleva adelante el amor a la Verdad, la Justicia y la Concordia para este país castigado no solo por el conflicto armado interno que vivimos en los 70´s sino por la mentira y utilización escandalosa que de esta tragedia hace un sector y que nos impide alcanzar la paz.

Pero la Concordia se basa en la Justicia, porque difícilmente la Paz puede nacer de los crímenes impunes, de la sangre mancillada de los inocentes o de la corrupción no castigada.

Cada día que pasa sin Justicia, Argentino del Valle, Antonio, Emilio, Laura, Miguel Angel, Paula, Juan Eduardo, Hermindo o Cristina y los 1094 inocentes que fueron asesinados por Montoneros y el ERP nos miran a los que sabemos la Verdad y nos preguntan ¿qué están haciendo para que nuestros crímenes no sigan impunes y este país se pacifique?

Porque la Paz viene de la Justicia y la Verdad, viene de la aceptación de las responsabilidades, viene de la grandeza y el perdón. Jamás la Paz se cimenta en la impunidad, el odio, la corrupción y el mancillar a los muertos.

17382 personas inocentes fueron asesinadas o heridas o secuestradas o sufrieron diversas agresiones por parte de quienes en las últimas 3 décadas se han creído los dueños y señores de los Derechos Humanos.

Derechos Humanos que son para unos pocos, que se otorgan restrictivamente en vez de abarcar a todos. Derechos Humanos que en este país están manchados luego del ensalzamiento del terrorismo que por acción u omisión hemos vivido desde 1983 hasta el presente.

Y yo me pregunto ¿Cómo la agenda de los distintos gobiernos ha sido manejada hasta la actualidad por entidades que dicen defender los DDHH cuando en realidad están defendiendo la impunidad de crímenes como el que hoy recordamos?

¿Cómo cada uno de los gobiernos ha dejado en la orfandad de derechos a estos inocentes como Argentino del Valle Larrabure?
¿Cómo el pueblo argentino permaneció impasible e indiferente mientras la historia era contada parcialmente?

¿Cómo no nos hierve la sangre al escuchar que Larrabure murió cantando el Himno Nacional, mientras los terroristas le quitaban la vida?

Hoy estamos reunidos este pequeño grupo de argentinos renovando el compromiso que tenemos para con cada una de las víctimas del terrorismo, que desde la eternidad esperan que luchemos, que hagamos valer sus vidas, para que sus muertes, sus heridas, sus secuelas no hayan sido en vano.

Cada día que pasa es un día donde la impunidad del terrorismo triunfa, donde los que tienen las manos con sangre siguen lucrando con el dolor, donde la posibilidad de una concordia verdadera sigue siendo lejana.

Por eso los invito a luchar, los invito a sentir a cada uno de nuestros muertos como parte de su familia. Los invito a ser protagonistas de una historia en la cual no pueden ser ganadores los que asesinaron.

Con Arturo Larrabure 10 años atrás fundamos CELTYV, la Asociación Civil en la que desde hace casi 4000 días ponemos todas nuestras energías para que la Impunidad, la parcialidad, la venganza no sean el sello distintivo de estos tiempos. Pero necesitamos de todos, debemos ser miles y miles reclamando al gobierno que se juzguen y condenen estos crímenes, que se repare a las víctimas y que se sepa la Verdad de todo lo ocurrido.

Cada uno de nosotros debe multiplicar en otros la difusión de las historias como la de Larrabure, y en él las de los otros miles de ciudadanos que fueron atacados por el terrorismo.

Reclamar a las autoridades, hablar y no callarnos, apoyar a los que luchan, exigir la igualdad para nuestras víctimas excluídas de todos los derechos, no desanimarnos y seguir pese a todo como Larrabure, que en la oscuridad de la cárcel del pueblo, seguía rezando, y seguía creyendo en su Ejército y su familia.

A 41 años del asesinato del Cnl. Argentino del Valle Larrabure le rendimos homenaje, reafirmamos el compromiso de seguir luchando para que Argentina sea un país con Justicia, Verdad y Paz, cómo él y cada una de las víctimas del terrorismo hubieran querido.

Porque mientras exista un argentino con Memoria, la Verdad no morirá!!

¡¡Cnl. Larrabure – Presente!!"




María y Arturo Larrabure muestran diplomas que eran de su padre y les fueron regalados por la Promoción 82 del Colegio Militar