martes, 23 de agosto de 2016

¿Y… CARLOTTO?


En un programa de televisión, la abuela de Plaza de Mayo Estela de Carlotto afirmó hace un tiempo que los militares presos por delitos de lesa humanidad no deben ir a prisión domiciliaria porque no se arrepienten de nada. En ese sentido, también quisiéramos escuchar un arrepentimiento sincero y público de su parte por las numerosas víctimas del Ejército Montonero en el que militaba su hija (víctima de la represión ilegal que absolutamente repudiamos). Creemos que son muchos los que deben arrepentirse y jamás lo han hecho.

Antonio Mascardi