miércoles, 14 de septiembre de 2016

CARTA AL SR. PRESIDENTE


Salta, 13 de Septiembre de 2016

Al Sr. Presidente de la Nación Argentina
Ing. MAURICIO MACRI
SU DESPACHO

De mi mayor consideración:

Me dirijo al Sr. Presidente de los Argentinos para expresarle respetuosamente, varias dudas e inquietudes que tengo con respecto a la conducción de este país, el que Ud. gobierna desde el 10 de Diciembre de 2015.

Usted ganó las elecciones presidenciales con un escaso 1,6% de votos por sobre la fórmula Scioli-Zaninni.

Yo fui una de ese 1,6%, como lo fue la gran mayoría de los familiares, amigos y camaradas de los más de dos mil (2000) integrantes de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, sacerdotes y civiles detenidos ilegalmente por el gobierno anterior y que su irregular situación no ha cambiado. Para nosotros, todo sigue igual.

Por eso, porque siguen siendo Prisioneros de Guerra y Presos Políticos, es que creo que Ud. está perdiendo ese escaso margen de votos que lo llevó a ocupar el sillón de Rivadavia.

Yo lo voté porque creí en Ud. cuando dijo, durante la campaña, que se acabaría con el “curro de los DDHH”. Hasta ahora, siento que Ud. me ha mentido y que esa frase fue dicha, demagógicamente, para ganar el entorno electoral de esos presos, integrantes importantes, de su escaso 1,6% que le dio el triunfo. Sí, gracias a esos votos Ud. ¡¡GANÓ!! , pero la venganza y el odio, disfrazados de “Política de Derechos Humanos” sigue vigente, tal como la pergeñaron los intelectuales y magistrados militantes o comprometidos con la Dinastía Kirchner.

Con esa política se continúa fomentando la división de los argentinos, desde las más jóvenes generaciones.

Sr. Presidente, Ud. está a punto de perder ese valioso 1,6% o más, en las elecciones del 2017. O cree que nosotros aún lo votaríamos, o, ingenuamente, Ud. cree que alguien que votó a Scioli, ahora lo hará por Ud. Eso es desconocer al adversario.

Sr. Presidente, necesito que se defina, con honestidad y valor, con respecto a esta llamada “Política de Derechos Humanos”, la que no es más que un plan sistemático, implementado para mantener cautivos a los que defendieron a la Nación, por orden de un gobierno constitucional, contra las hordas terroristas que asolaron al país en la década del ’70.

Le pido que relea los Artículos 18 y 75, inciso 22 de nuestra Constitución Nacional, se dará cuenta que la “Política de Derechos Humanos” del gobierno anterior y que Ud. sostiene aún, es abierta y alevosamente anticonstitucional.

Aún no ha dado ninguna señal que se esté terminando con el “curro de los DDHH”, por el contrario, según sostiene su “nebuloso” Secretario de Derechos Humanos. Continúan los jueces prevaricadores, siguen los fiscales ex querellantes, los testigos falsos, los pseudos juicios circenses, sigue la justicia despareja, el Estado presentándose como querellante,  todos los terroristas libres y Ud. Sr. Presidente, está perdiendo la calle. Y todo eso ¿para qué?

Todo eso ¿para no tener un costo político con el 48,4% que no lo votó ni lo votará? Si continúa con esa política tibia e indefinida, le garantizo, perderá mucho más del 1,6%.

Creo que Ud. lo sabe pero siento la necesidad de recordarle que:

- Nuestros Prisioneros de Guerra y Presos Políticos están acusados, juzgados y condenados por presuntos delitos que ya prescribieron hace mucho tiempo, aplicándoles leyes “especiales”, con retroactividad, algo totalmente anticonstitucional.

- El gobierno anterior dictó una ley prohibiendo al Presidente ejercer su derecho de INDULTAR, que le otorga la Constitución Nacional. Una ley no puede estar en contra de la Constitución.

Sr. Presidente, le reitero, no pierda más futuros posibles votos y gobierne de acuerdo a lo que nos prometió en campaña. Caso contrario deberá dejar de lado su “CAMBIEMOS” y “SE PUEDE” por la consigna de “SIGAMOS” y “NO ME ANIMO”. Y todo esto seguirá igual que con la Dinastía Kirchner y todo vale, por lo que al no lograr pobreza cero, bajar la inflación y mejorar las condiciones económicas del país, en las próximas elecciones, algunos de sus “aliados” buscará alejarse, al igual que nuestro mínimo pero importantísimo 1,6%, pero por otras razones.

Si su proyecto se limita a ser un péndulo y sólo pasar cuatro años en la Presidencia sin pena ni gloria, siga así que creo, va en la dirección correcta e intrascendente.

Pero si por el contrario, Ud. quiere, honestamente, transformar la POLITICA, con mayúsculas, cumpla con lo prometido y con la ley. Entonces su oposición no será el “cristinismo” ni el Frente para la Victoria sino el Peronismo real  que maquillado, volverá a la escena política.

ASI Y SOLO ASI, podrá incrementar su electorado y entre sus votantes estarán los familiares, amigos y camaradas, también los simpatizantes, de los que hoy Ud. tiene en las cárceles en forma anticonstitucional. Esos Prisioneros que lucharon por el país, donde Ud. y los demás Presidentes de la Nación, pudieron ejercer sus funciones en un país democrático y no en una dictadura marxista como Cuba o disfrazada de constitucional como Venezuela, como habría sido nuestra querida Argentina si hubiese triunfado Scioli.

Sr. Presidente, aún me queda una pequeña luz de ESPERANZA que Ud. reaccionará y hará lo necesario para lograr la pacificación del país. Si demuestra esa voluntad, seguro que incrementará significativamente ese mínimo 1,6% triunfador que salió, con uñas y dientes, a fiscalizar las elecciones. De no ser así, yo NO lo volveré a votar porque me sentirá engañada nuevamente y como yo, muchos otros ciudadanos que se sienten afectados y perjudicados por un candidato a Presidente que, al ser elegido, modificó su postura política.

Que Dios, nuestro Señor, lo ilumine y le de valor para adoptar la dirección correcta.

Me despido de Ud. con mi consideración y respeto que corresponde a su investidura.

María Alejandra Jones Tamayo


DNI Nº 13.844423