lunes, 3 de octubre de 2016

AÚN SIN RESPUESTAS


Mi papá era el comisario Carlos María Baldovino, asesinado por terroristas de Montoneros el 12 de septiembre de 1976 en la Capital Federal. Había sido amenazado de muerte más de una vez y sus asesinos eligieron el momento más vulnerable para matarlo, porque sabían que estando conmigo no se iba a arriesgar a nada, para protegerme. Me salvé de casualidad porque una vecina me retuvo, pero si fuera por los terroristas yo también estaría muerta. Mi familia tuvo que sufrir no sólo la pérdida de mi padre -como si fuese poco-, sino también padecer la impunidad de sus asesinos, verlos aclamados como víctimas inocentes. Acá la víctima inocente fue Carlos María, no quienes lo mataron. Ellos nunca respondieron por sus crímenes y mi propio país me dio la espalda al no juzgarlos, al premiarlos. Quiero que a 40 años de su crimen mi familia y todas las víctimas del terrorismo tengan justicia.

Marcela Baldovino