lunes, 31 de octubre de 2016

MENTIRAS, NEGACIONISMO Y DISCRIMINACIÓN


Falsificación histórica que prohibe un homenaje a militares Muertos en Combate.

El “relato” machacado durante 12 años, desde los despachos oficiales y sus medios de comunicación controlados, ha buscado minimizar los crímenes cometidos por las organizaciones terroristas, para lograr la indemnidad de sus integrantes.

Las Víctimas, asesinadas en sangrientos ataques y atentados terroristas, han sido (y siguen siendo) ocultadas.

El negacionismo de las Víctimas del terrorismo, ha pasado de obstaculizar, a impedirle expresamente, a los familiares y amigos, desarrollar acciones relacionadas con el recuerdo público y respetuoso a sus muertos y heridos.

Lo expresado incurre en una manifiesta discriminación, toda vez que terroristas asesinos, son homenajeados con parques, plazas y monumentos, por gobiernos provinciales, municipales y el propio el Estado Nacional (cuyas Instituciones atacaron).

En 2006, nombres de conocidos asesinos y secuestradores, se agregaron a los muros del llamado Parque de la Memoria; instituido ya como escala obligada, en el itinerario protocolar de homenaje, de cuanto Presidente extranjero nos visita (involucrando a tales dignatarios, en ceremonias que nunca realizarían en sus paises).

El mismo año y con igual parcialidad, se dio de baja y se sancionó a militares por participar vistiendo uniforme, en homenajes a camaradas asesinados por terroristas y muertos en combate, defendiendo las Instituciones de la República.

Hoy se impide a una Promoción, la colocación de una placa en el Colegio Militar, en homenaje a dos de sus integrantes muertos en combate contra la “guerrilla marxista” (elementos de la “Compañía de Monte Ramón Rosa Jiménez” del Ejército Revolucionario del Pueblo), en la selva tucumana; y a otro, condecorado y herido gravemente en la Guerra de Malvinas y en el ataque terrorista del MTP contra los cuarteles de La Tablada.

La discriminación (a la que nos tiene acostumbrados la Secretaría de DDHH conducida por el Lic.Claudio Avruj), constituye en este caso, también una grave ofensa contra las FFAA, porque proviene del propio Ministro de Defensa, Ing. Agr. Julio Martínez.

Con la misma hipocresía que se sustenta la mentirosa cifra de los “30.000”, se pretende disfrazar con otro nombre, a la “guerrilla marxista”, que fuera entrenada y pertrechada por el dictador caribeño Fidel Castro y favorecida por la acción u omisión, de los funcionarios marxistas infiltrados en el gobierno y parlamento local (finalmete echados por el Presidente en ejercicio).

¿Grupo atacante?, ¿Adversario?, ¿Oponente?, ¿Juventud Maravillosa?, ¿Jóvenes Idealistas? ¿Románticos Revolucionarios?

Tergiversar nombres y hechos, no aporta a la ansiada Pacificación Nacional, sino que resulta funcional al odio intransigente de las facciones que se oponen, beneficiadas con indemnizaciones, subsidios y cuantiosos aportes del Tesoro.

Sr. Ministro de Defensa: no puede Ud. desconocer, que el ERP constituyó en Tucumán, una “guerrilla marxista”, para dominar el territorio; en su plan revolucionario de asaltar y hacerse del poder del Estado, a través de la lucha armada.

Sr. Ministro de Defensa: los Soldados que dieron su vida defendiendo la Patria y la Libertad de los argentinos, no merecen tal afrenta. Tampoco sus familias.

No la merecen tampoco, los que hoy sirven bajo la órbita de su cartera, desplegados a lo largo y ancho del territorio nacional y que cumpliendo las órdenes que se les imparta, están dispuestos a morir, por los mismos ideales que aquellos que los precedieron.

AfaVitA confió en la aún incumplida promesa de campaña, de terminar con el “curro de los DDHH”.

Por ello, repudiamos esta nueva falsificación histórica, que contrariamente, le otorga impune continuidad.

SILVIA IBARZÁBAL
Vicepresidente AfaVitA

ANDRÉS FERNÁNDEZ CENDOYA

Presidente AfaVitA