sábado, 3 de diciembre de 2016

CAPITÁN VIOLA


Este 1° de diciembre se cumplieron 42 años del atentado que sufrió la familia Viola en la provincia de Tucumán. El capitán Humberto Viola y una de sus hijas, María Cristina, de tres años, fueron asesinados por terroristas del ERP como parte de la guerra revolucionaria que habían emprendido contra la Argentina. Otra de sus hijas, Fernanda, fue herida de bala en la cabeza. Fueron necesarias ocho operaciones para salvarle la vida y devolverle precariamente la salud. Sus asesinos están todos libres. Por el crimen fueron condenados sus autores materiales, Francisco Antonio Carrizo, José Martín Paz, Rubén Jesús Emperador, Fermín Ángel Núñez y Miguel Norberto Vivanco; más tarde dejados en libertad durante el gobierno de Alfonsín mediante una ingeniería política llamada "3x2" que conmutaba sus días de cárcel en esa proporción si habían sido cumplidos durante el gobierno militar. El resto de los integrantes del pelotón que atentó contra la familia Viola ya había sido indultado por el presidente Bignone mediante el decreto 2714/83. Hoy, los asesinos condenados y confesos de la familia Viola, son querellantes en el vergonzoso juicio contra el Operativo Independencia en la provincia de Tucumán. Los asesinos son los querellantes.


Este recuerdo pretende ser un homenaje a la viuda del capitán, Maby Picón, que salió adelante con el resto de sus hijas, sin ayuda del Estado, ni de ningún organismo de derechos humanos de la Argentina ni del mundo.

Andrea Palomas Alarcón
DNI 18.011.160



NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.