miércoles, 25 de enero de 2017

SED DE VENGANZA


Para la pasada Navidad pedimos al Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata autorización humanitaria para que nuestro padre preso, coronel (R) Rodolfo Aníbal Campos, pase en familia tal vez la última Nochebuena. Los jueces la denegaron y con eso ejecutaron el disparo de muerte. Primó una vez más la sed de venganza sobre la justicia y la paz. Nosotros estamos viviendo la alegría de la fe cristiana y el orgullo de haber tenido un padre que murió cumpliendo el deber del soldado: defender la patria aún a costa de su propia vida.

Señores jueces, su conciencia y la mirada de sus hijos dirán si impartieron justicia. Nos fortalece la frase del papa Francisco: "Dios les da las batallas más difíciles a sus mejores soldados" y nos ilumina el mensaje de Jesús, "la verdad nos hará libres".

General (RE) Rodolfo Campos