lunes, 20 de febrero de 2017

CÉSAR MILANI DEBERÍA ESTAR LIBRE


César Milani debería estar libre. Más allá de las antipatías que me pueda generar este sujeto, no se puede más que pedir su libertad. Pretender inculparlo en un crimen de lesa humanidad es violentar el principio de legalidad, tal como se hace con los miles de presos políticos de nuestro país. Esa tipificación no existía en la época en que se produjeron los crímenes que, supuestamente, Milani cometió. Y, más allá de que se debería presumir de su inocencia hasta demostrar lo contrario, los mismos están prescriptos por el paso del tiempo.

Afirmar que “merece” estar preso por supuestos actos de corrupción también es injusto y temerario. Se le debería iniciar un proceso y demostrar luego, en un juicio justo, si es culpable o no. Hoy Milani está preso por haber vestido el uniforme del ejército durante “los 70s”.

El hecho de que su detención ocurra durante el gobierno de “Cambiemos” no es un dato menor. Me dirán que la justicia es independiente pero la conclusión a la que llego es que acá nada ha cambiado. La “política de estado” de DDHH sigue siendo una política de la venganza. Como dice un amigo: “roto el principio de legalidad, en nuestro país, todos gozamos de libertad condicional”.

Alejandro Patron Costas(h)

DNI 23.079.809