miércoles, 26 de abril de 2017

CUATROCIENTAS CRUCES


Señor Director:

En el corazón de nuestra Argentina, están enclavadas 400 cruces. Una por cada uno de los camaradas muertos en cautiverio que son llorados por numerosos compatriotas que sienten sus almas desgarradas por la injusticia de ver como se apagó la vida de "mártires contemporáneos". 57 cruces, fueron emplazadas en los 500 días de gestión que lleva este gobierno en ejercicio.

Muy fresco, en la memoria de la sociedad toda, está el objetivo de poner fin al "curro de los derechos humanos", que nuestro actual presidente enumeró como meta a alcanzar, en procura de la reconciliación nacional.

2000 hombres de armas, octogenarios, la mayoría, padecen su calvario, en las prisiones, calabozos y celdas del país, "contrario a derecho". Cada fallecido más, en cautiverio, profundiza sentimientos de rencor, e ira que no contribuyen a aquietar las aguas que profundizan el distanciamiento entre compatriotas.

La llaga está abierta y la concordia buscada, no es más que una expresión de deseo, carente de contenido.

Tomen conciencia las actuales autoridades. El futuro de una gran nación, está en riesgo y accesos de rabia agresividad y rebeldía, inundan los corazones de gente de bien que, deseosa está, de contribuir a "fraternizar " con miras a un próspero y gratificante futuro.

Roguemos porque, el coraje político de Cambiemos, de paso a un genuino cambio.

Héctor Julio Álvarez.