lunes, 31 de julio de 2017

LAS FF.AA., RELEGADAS


Según noticias periodísticas, una vez más las Fuerzas Armadas ven impedida su participación en ejercicios internacionales como consecuencia de demoras burocráticas en la tramitación de los permisos, ya sea por parte del Ministerio de Defensa o el Congreso de la Nación. La Armada ha ordenado el regreso del buque que nos iba a representar en el tradicional ejercicio Unitas junto a unidades de 20 países, con la consiguiente pérdida para las nuevas generaciones de entrenarse en un marco imposible de repetir con los medios propios. Esto no es nuevo. Incluso los actores de esta inoperancia siguen siendo prácticamente los mismos: ya en 2008 la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, sometió a un grupo de pilotos de la Fuerza Aérea a la humillación de concurrir de espectadores, sin sus aviones, a un ejercicio cuya participación se había comprometido con Brasil. Las causas fueron las mismas negligencias del Congreso en aprobar salidas de tropas y la incapacidad de los funcionarios de enviar los pedidos a tiempo. Justamente, la ex ministra ocupa hoy nada menos que la Presidencia de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados. Si alguien cree que es un hecho aislado, cabría preguntarle a Ángel Tello, secretario de Estrategia y Asuntos Militares, por qué el equipo militar de paracaidismo vio recientemente frustrada su participación en el campeonato mundial de esa especialidad; cuál es el motivo para que sea habitual que cursantes argentinos que realizan cursos en el exterior o personal designado en misiones de paz lleguen tarde, y por qué hay numerosas embajadas cuyas agregadurías militares esperan hace más de seis meses que asuman los oficiales designados.

Si la defensa no es un tema prioritario de agenda de este gobierno y la intención es realizar la reunión del Grupo de los 20 (G-20) el año próximo en la Argentina, me atrevo a sugerirles que empiecen a preocuparse, salvo que no los inquiete que en 2018 los mandatarios invitados sean custodiados por aviones de otros países, que buques de guerra extranjeros naveguen el Río de la Plata y que tropas de elite de otros ejércitos den seguridad en las calles de Buenos Aires.

Coronel (R) Alejandro Etcheverry Boneo
DNI 13.031.576