martes, 19 de diciembre de 2017

INTENTO DESTITUYENTE DICIEMBRE 2017


Existen diferentes indicios que nos llevan a pensar que el Plan de Desestabilización de la democracia para voltear el gobierno de Mauricio Macri, se empezó a gestar durante el amanecer del 23 de noviembre de 2015, cuando el kirchnerismo se dio cuenta que había perdido las elecciones generales.


Se puso en evidencia el día 9 de diciembre de 2015, cuando la ex presidente Cristina E. Fernández Vda. de Kirchner se negó a entregar los atributos del mando presidencial a Mauricio Macri. Un verdadera vergüenza histórica e internacional, que puso de manifiesto la calaña de quién había gobernado despóticamente durante 8 años… sin contar los 4 años anteriores de su difunto esposo.


Se estima que ese plan sería ejecutado por “El Frente para la Victoria”, “La Campora”, el ahora partido político “Unidad Ciudadana” y el acompañamiento permanente de sectores de izquierda que no tienen mayor representación… Son los mismos de siempre y representan la imagen más violenta de la Argentina[1].

FASE 1 – INFILTRACIÓN DEL ESTADO


Entre 2003 y junio de 2015 -último dato oficial disponible- la dotación de la administración nacional pasó de 484.000 a 779.000 empleados públicos, con un incremento de 295.000 personas, o un 61%. A esa plantilla, se suman los contratados en las universidades, según los investigadores de ambas instituciones que presentaron el informe ante el periodismo.

Se trataba de “acomodar estructuras políticas ineficientes y funcionales”, en muchas estructuras se crearon puesto paralelos a los orgánicos, para hacerse del control y conducción de los mismos. Muchos de esos “infiltrados” sirvieron para preparar la “retirada” del poder y “proteger” las maniobras de vaciamiento de las arcas del estado, interfiriendo en las tareas de auditoría e investigación de delitos cometidos.

FASE 2 - VACIAMIENTO ECONÓMICO DEL ESTADO


El gobierno kirchnerista tras 12 años de políticas proteccionistas y populistas, dejó un “campo minado” al nuevo presidente Mauricio Macri, quién enfrentó la ingrata tarea de tratar de restaurar el equilibrio económico,  debiendo lidiar con una pesada herencia:
  •      Crecimiento económico estancado.
  •     Inflación en alza.
  •     Arcas públicas vacías por el derroche del gasto populista  kirchnerista.
  •     Deuda en default con fondos de los Estados Unidos.
  •     Necesidad de devaluar y liberar el mercado cambiario.
  •     Reducción de las retenciones a las exportaciones a las exportaciones agrícolas.
  •     Desinterés de inversores extranjeros que pospusieron sus acciones por el clima anti negocios durante la administración kirchnerista.
  •    Servicios públicos con fuertes subsidios, manteniendo las facturas de gas, luz, teléfonos, agua, combustibles y otros servicios con tarifas artificialmente bajas.
  •     El sistema previsional al borde del precipicio y con serios inconvenientes para el futuro a mediano y/o corto plazo.
FASE 3 – DESESTABILIZACIÓN Y GOLPE DE ESTADO POPULAR


A la pesada herencia económica, Macri debió sumar a los tribunales colmados de causas de corrupción del  gobierno anterior. La ex presidente –hoy senadora– y su familia se encuentran imputadas en varias causas de corrupción y especialmente una de traición a la Patria.


Muchos funcionarios del kirchnerismo, incluyendo secretarios de estado, ministros del gabinete y hasta el ex vicepresidente Amado Boudou, están bajo investigación o en la cárcel por cargos de corrupción.

Vanos son los intentos del kirchnerismo, ante la abrumable cantidad de pruebas obrantes en cada expediente, para revertir esa delicada situación judicial que puede transformarse en sentencias efectivas.

Incidentes y desmanes del 14/12/2017
Olvidando que en el pasado, la misma presidente vetò la ley del 82% a favor de los jubilados, el pasado jueves 14 de noviembre y el lunes 18 del mismo mes -aprovechando una confusa situación que pretendía  modificar el sistema previsional vigente- movilizaron  en forma planificada a sectores sociales que les son afines con el objetivo de provocar el caos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el interior del país.


La diputada Elisa “Lilita” Carrió, durante el caliente debate en diputados, denunció que había en marcha un golpe para derrocar al gobierno en forma similar a lo ocurrido en 2001.




Incidentes y desmanes del 14/12/2017

Olvidando que en el pasado, la misma presidente vetó la ley del 82% a favor de los jubilados, el pasado jueves 14 de noviembre y el lunes 18 del mismo mes -aprovechando una confusa situación para  modificar el sistema previsional vigente- movilizaron  en forma planificada a sectores sociales que les son afines con el objetivo de provocar el caos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el interior del país.

En el día de ayer los diputados que aún responden al kirchnerismo, apoyados por el Frente Renovador y otros partidos de izquierda -haciendo uso de la palabra- más que tratar el proyecto de ley enviado por el ejecutivo, trataron mediante todo tipo de cruces, chicanas y acusaciones de para retrasar la sesión de cualquier forma, mientras se desarrollaban los disturbios en cercanías del Congreso Nacional y en el centro porteño ¿Qué esperaban? ¿Qué los delincuentes-manifestantes irrumpieran en la sala y escalara la violencia? ¿Habría llegado el “golpe de estado”, ansiado por el kirchnerismo y sus cómplices?[2]
Patricia López Vergara
La jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires Patricia López Vergara dispuso que las fuerzas de seguridad no usen “armas letales” durante las protestas frente al Parlamento.

Fuentes policiales informaron que al menos  88 efectivos sufrieron heridas de distinta gravedad. La mayoría fueron hospitalizados con traumatismos varios y problemas en la visión. Esos policías el martes 19 de diciembre recibieron en el Hospital Churruca la visita del señor Presidente de la Nación Argentina, Ing. Mauricio Macri, quién les brindó su amplio apoyo y reconocimiento en el cumplimiento de su deber.



De no haber sido por el actuar de las Policías de la Ciudad, Federal y Gendarmería Nacional el lunes podría haber existido un gran desastre y posiblemente el “golpe de estado” denunciado por la diputada Carrió.

Es de destacar que por las redes sociales también se denunciaron ampliamente esos intentos destituyentes, la metodología e instrucciones para llevarlos a cabo  y un amplio apoyo al accionar del gobierno en defensa de las instituciones y de la democracia que las sostiene.

Pese a que las fuerzas policiales no respondieron en  forma violenta, militantes encapuchados continuaron avanzando hacia el Congreso con una violencia virulenta. Muchos de ellos utilizaron restos de veredas y monumentos que habían destruido con el objetivo de recolectar sus propios proyectiles.  Se incautaron elementos caseros de todo tipo: bombas molotov, gomeras, bolitas, tuercas y armas tumberas… una de ellas conocida como el “palo de fuego” en la década de los ’70.

A la espectativa del resultado final de la escaramuzas en la vía pública, quienes se oponían al proyecto de ley enviado por el ejecutivo -para ordenar el sistema previsional a futuro- pidieron un cuarto intermedio de para evaluar la situación. Al ver que el accionar de las fuerzas del estado impedía el ingreso de los violentos al recinto del Congreso Nacional, bajaron a la cámara continuaron con su perorata y mentiras ya conocidas desde hace más de 70 años[3].

Después una larguísima sesión de más de 12 horas y tras una jornada de violencia extrema fuera del palacio del Congreso Nacional, el oficialismo consiguió aprobar la reforma previsional al obtener los votos necesarios a tal fin.

Ayer al subir esta nota nos informaron equivocadamente acerca del fallecimiento del policía Alejandro Ramos Vertíz, presuntamente herido durante la “manifestación pacífica”. Estamos corrigiendo ese error… pero lo mismo esperamos que la justicia y/o el Consejo de la Magistratura tomen cartas en este asunto y contra los delincuentes que ayer atacaron violentamente a las Fuerzas Policiales y de Seguridad, destrozaron propiedad privada y espacios públicos provocando actos de inusitada violencia institucional… Señores de la política ha llegado el momento de decir: ¡NUNCA MÁS A LA VIOLANCIA POLÍTICA!

No podemos cerrar esta nota sin mencionar la necesidad de modificar el decreto 727/ 2006, por el que la ex ministra de Defensa Nilda Garré reglamentó la Ley de Defensa. En uno de sus artículos dice que “el sistema de defensa debe orientarse estructural y organizativamente hacia la conjuración de situaciones de agresión externa perpetradas por fuerzas armadas de otro Estado”. Este decreto al que algunos lo denominan “restrictivo”, ya que limita el accionar de las Fuerzas Armadas ante eventuales actos terroristas sólo al espacio de las fronteras. La otra alternativa legal que es necesario modificar la Ley de Seguridad Interior para proveer sustento necesario a los militares en el accionar interno del país. Esas decisiones le corresponden pura y exclusivamente al sector político, especialmente al Poder Legislativo.


Tampoco podemos dejar de mencionar la injustas causas llamadas de “lesa humanidad” que mantienen en prisión a los soldados que cumplieron las órdenes emanadas desde los más altos niveles de conducción del estado para aniquilar a la entonces llamada “subversión” y hoy más conocida como “terrorismo”. Esos hombres que no tenían ningún poder de decisión en la conducción del estado hoy están siendo adjetivados como genocidas y partícipes de una asociación ilegítima, cuando en realidad solo cumplían órdenes emanadas del estado, impartidas por el ejecutivo y las Juntas Militares que lo sucedieron, siendo que ninguno de sus integrantes fue juzgados por los delitos hoy llamados de “lesa humanidad”. Ha llegado la hora de una mirada superadora y sin odios ni rencores alcanzar la pacificación nacional definitiva.

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
Por una Nueva Década en Paz y para Siempre





[1] Fernández Meijide, sobre los incidentes: "No fue improvisado"
[2] Agustín Rossi: "Ahora va a empezar una resistencia pacífica; si hoy hubo cacerolas, mañana van a haber más cacerolas"… Diputado deje de fogonear la violencia. ¿De qué manifestación pacífica habla?
[3] El avance del dúo Farrel-Perón dentro del régimen militar logra su punto más alto cuando 8 de julio de 1944 logran que Perón sea designado Vicepresidente de la Nación, manteniendo los cargos de ministro de Guerra y secretario de Trabajo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario