miércoles, 23 de mayo de 2018

PALABRAS DEL “TATA” YOFRE DESPUÉS DE VER EL DOCUMENTAL SERÁ VENGANZA!!

El lunes 21 de mayo en el Centro Naval se proyectó la película documental Será Venganza!!, cuyo estreno estaba previsto en la Feria del Libro de  Buenos Aires y fue censurado sin previo aviso… una verdadera vergüenza para la libertad de prensa.

Su proyección en el Centro Naval se realizó a salón lleno y asistieron valiosos expositores, que dejaron su opinión después de ver el documental completo con una duración de 90 minutos.

A continuación les dejamos las palabras de  Juan Bautista “Tata” Yofre un periodista, escritor y político argentino. Fue secretario de Inteligencia del Estado entre 1989-1990 y embajador durante el gobierno de Carlos Menem.



Fue uno de los invitados especiales a la proyección en el Centro Naval de la película documental Será Venganza!! dirigida por el cineasta argentino Andrés Paternostro y producida por el Centro de Estudios en Historia, Política y Derechos Humanos de Salta.

En el día de la fecha la película documental censurada en la Feria Internacional del Libró se podrá ver a las 19:00 horas en el Club del Progreso. Entrada libre, hasta colmar su capacidad.



martes, 22 de mayo de 2018

CITA EN EL CLUB DEL PROGRESO


El Club del Progreso es un club que se creó en Buenos Aires el 1° de mayo de 1852, que se caracteriza por ser el club de caballeros más antiguo de Sudamérica y uno de los más tradicionales de Argentina.

domingo, 20 de mayo de 2018

BUEN DÍA, SR. JUEZ

19/05/18
Por Mauricio Ortín
Centro de Estudios Salta

El titular de la Fiscalía Federal de Río Grande Marcelo Alejandro Rapoport requirió la detención y las declaraciones indagatorias de 26 militares en la causa donde se investigan los supuestos crímenes "contra la humanidad" que se habrían cometido en contra de conscriptos argentinos durante la Guerra de Malvinas. En todos los países civilizados del mundo existe un código de justicia militar que rige exclusivamente para los miembros de las Fuerza Armadas, dada la situación especial en que se desarrolla  esta profesión. La Argentina es una de las pocas excepciones a esta regla gracias a que en el año 2008 el Senado de la Nación sancionó, por unanimidad de los 60 senadores presentes, la ley que derogó dicho código.
Especialmente en la guerra, pero también en la paz, la institución militar se rige por una disciplina de hierro cuya base es la obediencia al superior en ausencia de la cual un ejército deja de ser tal, es decir, totalmente inutilizado para su fin específico.

Dado que en los últimos 15 años los tres poderes de la república han hecho todo lo que estuvo a su alcance para destruir, material y moralmente a las FF.AA., a nadie sorprende el pedido del fiscal Rapoport para la  detención de oficiales y suboficiales que pelearon en Malvinas. El hecho de que durante la Guerra de Malvinas rigiera el Código de Justicia Militar para los que estaban en el frente es anecdótico porque, como se ha visto hasta el hartazgo en los juicios de lesa humanidad, cuando las leyes lesionan al reo se pueden aplicar de manera retroactiva. En este caso el Código Penal y no el Código Militar (derogado en 2008 pero vigente en esa época de la Guerra de Malvinas) se convierte en el nuevo marco legal que tamizará las posibles conductas delictuales de hace 36  años. Pero no sólo las que el fiscal imputa a los soldados aludidos sino otras todavía mucho más graves y hartamente  probadas como el asesinato de soldados ingleses, el ataque confeso y premeditado con misil Exocet al HMS Sheffield (que provocó su hundimiento) o el derribo de aviones Sea Harrier. El Código Penal argentino no hace distinciones de nacionalidad cuando se trata de asesinatos. Y en virtud de la aplicación retroactiva de uno y la anulación de los efectos del otro (el militar) lo lógico sería marchar en busca de todos los “delitos” que se cometieron a los conscriptos de todas las clases desde que existe el Ejército Argentino. El fiscal Rapoport bien podría avanzar, usando la figura de “privación ilegítima de la libertad” contra los oficiales y suboficiales que, por ejemplo, privaban de franco a soldados castigados; y éste último, además, en concurso con el de “aplicación de tormentos”; porque “el salto de rana y el cuerpo a tierra y carrera mar” encaja perfectamente en esa figura penal. Dice Rapoport: "Una de las pruebas importantes son las actas que les hacían firmar [a los conscriptos], una vez que regresaron al continente, donde indicaban que no habían sufrido ningún tipo de perjuicio en su contra”. En las actuales circunstancias, dicha “prueba” alcanza y sobra para que cualquier tribunal federal condene a prisión perpetua.

El dato de la realidad de que ningún diputado, gobernador, cura o periodista haya siquiera murmurado la menor crítica al fiscal Rapoport y al Ministerio Público Fiscal, en la persona de Jorge Auat, por tamaña violación de los derechos humanos de los 26 acusados demuestra el grado de decadencia y/o cobardía de la sociedad argentina. No hace mucho, cuando la desaparición del submarino ARA San Juan, la vicepresidenta Graciela Michetti declaró sobre la necesidad de diseñar una “política para las FF.AA.” Es decir, ¡nunca la tuvieron! Peor aún, siguen la inercia kirchnerista, que sí tenía una: la destrucción de las FF.AA.

Si este fuera un país medianamente decente y no la comparsa en la que se ha convertido, los diputados, senadores, gobernadores, ministros, magistrados y punteros políticos estarían haciendo cola exigiéndole la renuncia a los impresentables de Rapoport y Auat.

Pero, no hay que perder las esperanzas en la justicia federal. Debe haber en la Argentina actual, yo no la conozco, pero estoy casi seguro que debe haber una persona a la cual, sin profanar el idioma, resulte posible decirle: Buen día, Sr. Juez…


NOTA: El video no corresponde a la nota original. Corresponde a un ex conscripto VGM y que hace una grave denuncia… ¿será tenida en cuenta por la justicia argentina?

viernes, 18 de mayo de 2018

FALLECIÓ OTRO PRESO POLÍTICO



Estimados Amigos:

A través de la Unión de Promociones hemos tomado conocimiento, que lamentablemente el día viernes 18 de Mayo de 2018 falleció el señor Brigadier (R) César Miguel Comes (Fuerza Aérea Argentina), Preso Político en cautiverio de 92 años de edad.

Consecuentemente, ya son 441 (cuatrocientos cuarenta y uno) los fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, Fuerzas Penitenciarias y Civiles; en el marco de este proceso de persecución, venganza y exterminio, donde SE CONTINÚAN REPITIENDO en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Debe destacarse que del total de Presos Políticos que han fallecido, 100 (cien) decesos se han producido desde el día 10 de Diciembre de 2015.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, allegados, compañeros y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Dadas las avanzadas edades y estados de salud de los Presos Políticos en la Argentina, estas lamentables noticias son cada vez más seguidas. Una vez más levantamos nuestra voz hacia el poder de turno, no pueden continuar con esta matanza selectiva… es su obligación como presidente de todos los argentinos garantizar el debido proceso, la igualdad ante la ley, brindar asistencia sanitaria adecuada y por sobre todo lograr la unión de la sociedad para superar las antinomias que después de casi 206 años aún nos mantienen divididos. Es hora de sin odios, ni venganzas, es hora de una mirada superadora. ¡BASTA!

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
por una Nueva Década en Paz y para Siempre

lunes, 14 de mayo de 2018

SERÁ VENGANZA

A los miembros de la izquierda vernácula, los montos reciclados y los camporistas diletantes, les encanta llenarse la boca con palabras como libertad de expresión, independencia de criterio, y, sobre todo, la tan mentada defensa de los derechos humanos.

Al parecer, para ellos algunos tienen más derechos que otros, o son más humanos que sus congéneres. Tal virtud puede atribuirse al hecho de haberse levantado en armas contra un gobierno elegido democráticamente. Eso los exime de rendir cuentas ante la justicia o, al menos, hacerse cargo de sus errores y excesos.

Los derrotados en el campo de batalla se impusieron en su lucha ideológica y generaciones de jóvenes argentinos fueron criados en las mentiras instaladas por el montonerismo apátrida sustentado por Cuba y los soviéticos. Fueron ellos quienes pretendieron implantar su ideología a sangre y fuego y como no pudieron, se vengaron de aquellos que habían frenado sus aspiraciones cuando se aliaron con los poderosos de turno.

Esta perspectiva es la que desarrolla Andrés Paternostro en su film de 45 minutos “Será Venganza” producido por el Centro de Estudios de Historia, Política y Derechos Humanos de Salta. Con distintos testimonios de notables juristas, como Adolfo Vázquez (ex juez de la Corte Suprema) y el constitucionalista Gregorio Badeni, denuncian la intención de Néstor Kirchner (improvisado defensor del montonerismo setentoso), de reabrir los juicios cerrados por las leyes del Punto Final y Obediencia Debida.

Este criterio, de muy discutible sustento jurídico, le sirvió a Kirchner para armar un andamiaje ideológico “La izquierda da fueros”, afirmaba el ex presidente, creando de esta forma una curiosa simbiosis mutua entre el montonerismo y la cleptocracia que volcó millones de dólares en esta ¿asociación ilícita? que aún “comparte sueños” impunes.

¿Qué perverso pacto político permite que esta gente no haya sido castigada? Nuestra Justicia gasta tiempo y esfuerzos en un revisionismo histórico de 40 años atrás, mientras las nuevas causas de corrupción juntan polvo en los anaqueles de Tribunales. ¿No era este un “curro” que había que terminar? Pues sigue y se multiplica en los vejámenes que deben sufrir los miembros de las Fuerzas Armadas alcanzados por este criterio retaliatorio.

Sin embargo, y a pesar del tiempo transcurrido, lo escrito, lo explicado y lo debatido, la Fundación El Libro, haciendo uso de métodos propios de los momentos más oscuros de nuestra historia, prohíbe la exhibición de este film, incurriendo en censura de hecho y derecho, coartando la libertad de expresión que nutre a los libros que se exhiben en dicha feria.

¿Qué está pasando? No fue este un gesto aislado, esta actitud también se manifestó en el vergonzoso impedimento a expresarse que tuvo el Ministro Avelluto y Enrique Avogadro para expresarse en la inauguración de esta feria olvidable.

Asistimos entonces a la peor discriminación por parte de aquellos que deberían defender este derecho fundacional de nuestra cultura. Sin disenso, no hay crecimiento intelectual solo totalitarismo.

“Será Venganza” no incurre en groserías, ni hace culto de la violencia. Obviamente expresa su punto de vista de un proceso histórico controvertido, donde se cometieron excesos, torpezas, injusticias y crueldades innecesarias por ambas partes.

Limitar la capacidad de expresión de unos de los bandos no enaltece a la Fundación El Libro y echa un manto de suspicacia sobre sus intenciones al incurrir en esta falta “Será Venganza” se convierte, por torpeza miópica en una parte de nuestra intelectualidad, en el referente histórico de una época oscura sobre la que aún deben echarse luces para alumbrar el sendero de la Justicia, que debe ser ejemplificadora e imparcial, pero nunca retaliatoria.




Omar López Mato
Médico y escritor  
Su último libro es FIERITA - Una historia de la marginalidad

FUENTE: http://www.notiar.com.ar/index.php/component/k2/85305-sera-venganza

¡SUICIDÉMONOS AL CONTADO!



"No hay cosa como la muerte para mejorar a la gente"
Jorge Luis Borges

Llevamos intentando nada menos que siete décadas hacerlo en cuotas; a esta altura, ya deberíamos haberlo conseguido. Nos hemos pasado los últimos setenta años buscando a quien echar la culpa de nuestra decadencia, pero jamás nos hemos mirado al espejo para encontrarlo. Cuando, finalmente, logremos terminar con nuestra vida, el resto del mundo nos recordará, si es que lo hace, con el mismo asombro con que Tato Bores, disfrazado de arqueólogo, nos contaba por televisión que "según dicen, aquí había un país que se habría llamado Argentina".

Hace nada más que treinta meses que elegimos un Presidente y le encargamos la ardua tarea de cambiar nuestro destino, que antes habíamos puesto en manos de una asociación ilícita que se llevó lo mucho que aún quedaba y nos dejó desnudos y a los gritos. Pero recordemos, sin hipocresía, que durante doce años y medio estuvimos encantados con la fiesta que organizaron para, en pleno festejo, desvalijarnos. Es más, sólo cuatro años antes habíamos renovado nuestra ciega confianza en los organizadores del evento con el 54% de los votos y, aún hoy, cuando el cielo está empañado por los espectros de fondos santacruceños, reservas monetarias, viviendas sociales, cloacas, puertos, vías férreas, rutas, petróleo, gas, luz y agua faltantes, una porción nada despreciable de nosotros sigue aferrado al culto de la psicótica personalidad de su jefa.

Cuando la clase media no tuvo más remedio que darse por enterada del desquicio en que se había convertido la República, forzada sin opciones a hacerlo por los bolsos que volaban en los conventos o por los impúdicos videos de La Rosadita y, sin ponerse colorada, se mostró horrorizada cuando los podridos cimientos del kirchnerismo quedaron expuestos a la luz y, con un fervor nunca visto, se dedicó a fiscalizar los comicios para impedir que, nuevamente, la aceitada maquinaria electoral del peronismo del Conurbano consiguiera torcer la democracia. Así logró que Mauricio Macri-Gabriela Michetti y María Eugenia Vidal-Daniel Salvador llegaran al poder por pequeñísimos márgenes, pese a que sus contendientes eran nada menos que Daniel Scioli-Carlos Zannini y Anímal Fernández-Martín Sabbatella, los grandes oficiales de la Orden del Latrocinio y la Droga.

La crisis que dejó Cristina Elisabet Fernández fue muchísimo peor que la que sufrimos en 2001, pero nadie la percibió, y el Gobierno cometió la imperdonable estupidez de no inventariarla detalladamente. En aquel entonces, sólo se trató de un problema bancario y cambiario, derivado del estallido de la convertibilidad, ese invento de Domingo Cavallo que a todos nos gustó, a punto tal que todos los candidatos presidenciales en 1989 juraron conservarla. Sería bueno que recordáramos que volvimos a aplaudir cuando, pocos días después, Adolfo Rodríguez Saa le cantó la vacía a los acreedores y el Congreso entero gritó su felicidad al mundo.

Pero el final de Carlos Menem y la frustración de Fernando de la Rúa habían dejado una inmensa capacidad ociosa, tanto fabril cuanto energética, y eso permitió, con una fuerte devaluación asimétrica, salir rápidamente del pantano. En cambio, la arquitecta egipcia hizo todo lo contrario ya que, exacerbando el consumo y "regalando" la luz y el gas a los porteños, no dejó posibilidad alguna de rápida recuperación; su única virtud -por cierto, impuesta por el desprestigio nacional y la disparatada política exterior- fue dejar escaso endeudamiento externo.

Cuando el Gobierno había comenzado a encarrilar un poco la situación externa -con la salida del default y del cepo cambiario-, mientras se negaba a ejecutar el tajante ajuste del gasto fiscal que reclamaban a coro los economistas más ortodoxos por el impagable costo social que el mismo acarrearía, llegó nuevamente el populismo demagógico a intentar incendiar el país para recuperarse del frío que implica transitar por el desierto: primero, generando un monumental conflicto social cuando se sancionó la más que tibia ley de reforma previsional; luego, aplicando tributos a la renta financiera (que ya los pagaba, a través del normal impuesto a las ganancias de personas y sociedades); y ahora, pretendiendo retrotraer las tarifas de la energía y del agua a valores de 2017 (los curiosos ¿renovadores? de Sergio Massa) o, directamente, a diciembre de 2015 (las hordas de Axel Kiciloff).

Como Cambiemos no tiene mayoría en ninguna de las cámaras del H° Aguantadero nacional, las tribus peronistas pueden reunirse, invitar a la izquierda nihilista y a varios imbéciles de la propia coalición gobernante a construir rápidamente una barricada para impedir que se pueda avanzar hacia la seguridad jurídica; lo logró dando media sanción a una loca ley que pretende que la energía se regale, como se hizo durante la gestión anterior, que así consiguió el extraño logro de perder la autosuficiencia energética. De esa pérdida derivó el monstruoso drenaje de divisas (US$ 50 mil millones) para pagar -y, en el camino, cobrar los indispensables sobreprecios- la importación de gas, energía eléctrica y hasta fueloil; de las vacías arcas del Banco Central surgió, a su vez, la mayor inflación, con el crecimiento exponencial de la pobreza que siempre conlleva.

Gran parte de la culpa del éxito que ha obtenido la hipócrita demagogia en el Congreso corresponde al propio Gobierno, que nunca tuvo el tino de explicar, clara y profundamente, cómo había sido la fiesta de los K (imperios hoteleros y estancieros, coimas de toda clase y color pero un solo destino, aviones y helicópteros fabulosos, flotas de autos de lujo, empresas financiadas reteniendo nuestros impuestos, red de medios de comunicación al servicio de la banda, destrucción de la ganadería, pérdidas de mercados internacionales, cooptación de jueces y fiscales, uso político de la educación, más de US$ 11,2 mil millones pagados por indemnizaciones aún hoy oscuras a los terroristas y sus familiares, etc.), para que supiéramos todos cómo sería el día después de la noche anterior, y qué esfuerzo debíamos hacer para que se nos pasaran los efectos de esa nefasta borrachera generalizada.

Hoy, que Macri se ve obligado a volver al Fondo (en realidad, nunca nos fuimos) a solicitar un crédito que le permita superar la renovada crisis cambiaria -¡por favor, no compararla con el 2001!- que esos mismos cretinos irredentos han generado con su demagogia pasada y presente, la hipócrita clase media parece haberse dado vuelta, y despotrica contra el Gobierno por los aumentos que debe pagar si quiere seguir despilfarrando la escasa energía; mientras, sale gozosa a comprar dólares transformando la devaluación de nuestro pobre peso en una profecía autocumplida. Por lo que dice la encuesta de Berenstein-D'Alessio, también critica la negociación abierta con el FMI, que seguramente resultará exitosa, dado el enorme apoyo internacional que ha obtenido el Gobierno en estos momentos.

El peronismo festeja, claro, la posibilidad de obligar al Presidente a ir al ballotage en 2019, para cuando su delirio le permite creer que tendrá un candidato único y competitivo. Pero me permito desilusionarlo: sé, con toda certeza, que esa clase media, que hoy llora por la gran parte del mini-ajuste que le toca soportar, aunque sea tapándose la nariz volverá a votar por Cambiemos; así se sumará a muchos que, en el Conurbano profundo, han visto por primera vez a un Estado presente, traducido en obras tangibles, en pavimentos, en cloacas, en iluminación pública, en agua potable, en redes de gas, etc., y todo ello mientras zafan del día a día con tarifas sociales.

Pero -recordémoslo cuando se intensifiquen las protestas en la calle- que todos reclamos que el Estado se achique fuertemente, porque no hay economía que resista que 6,5 millones de ciudadanos productivos mantengan a casi 12 millones que no trabajan. ¡Muchachos, la fiesta terminó, y hay que pagar hoy mismo la cuenta! Como no podemos lavar los platos, elijamos de una vez: convirtámonos en un país normal -con la sangre, sudor y lágrimas que nos costará- o suicidémonos al contado.

Bs.As., 12 May 18

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

domingo, 13 de mayo de 2018

ASESINO IMPUNE



Este es el Montonero #RaúlArgemí, asesino del Dr. Quiroga. No es un desaparecido pero cobró los 250 mil dólares de indemnización. Hoy vive en España y se dedica a escribir libros. Tiene tanta impunidad que viene a presentarlos a la Argentina. Cuidado se lo puede cruzar en la Feria del Libro.

QUE LA VERDAD NO MALOGRE UN BUEN RELATO (…O UN BUEN NEGOCIO)



Según se cuenta, a los directivos de la Fundación El Libro les horrorizó ver, a último momento y a pocas horas de su exhibición, el “tráiler” del documental ¡Será Venganza! Según estas “vestales” de la cultura, recién se avivaron cuando un grupo de lameculos puso el grito en el cielo porque en el “impoluto” ambiente de la feria del Libro se pasaría un documental procesista.

En realidad, lo que les horrorizó fue lo absolutamente documentadas que estaban las denuncias que en el documental se hacían. Mentira es que fuera un panfleto procesista, o una apología -como dijo un exagerado- del delito. Simplemente se mostraba de qué manera jueces prevaricadores, fiscales patoteros y testigos falsos -sea por ideología, interés personal o por miedo- accedían a cometer aberraciones jurídicas en juicios armados.

Si los personeros de la fundación ni siquiera se tomaron el trabajo de chequear el contenido del “tráiler” del documental solo significa que hicieron gala de una irresponsabilidad manifiesta, si dicen que no habían tenido la posibilidad de verlo porque no se lo dieron, mienten descaradamente, ya que hace no menos de un mes que el “tráiler” del documental en cuestión recorre las redes sociales. Pero esto solo tiene como objetivo otra cosa que va más allá de prohibir un documental que se enfrenta al pensamiento único imperante en Argentina, el designio real era mostrar que en el país las S.R.L. de derechos humanos siguen teniendo el poder de permitir quien puede o no expresarse en cualquier ámbito de la República. Lo que pareció un desprolijo ajuste de programación no era otra cosa que refrendar esta acción.

ministro de justicia y derechos humanos de la Nación, Germán Garavano

De alguna manera, y esto fue referido por uno de los integrantes de la fundación, la prohibición de la exhibición -que se venía pensando desde el mismo momento en que se pagó el alquiler de la sala a utilizar- contó con el visto bueno del ministro Garavano, cosa que no es de extrañar pues pertenece al grupo selecto de aquellos a los que los calzones se les ensucian si alguna vieja loca lo mira torvamente. Finalmente, no se pudo exhibir ¡Será venganza!, y la soberbia zurdería festejó el éxito de lo que lleva ínsito en su ADN: la censura.

Que la Feria del Libro haya cargado con el descrédito de haberse erigido en censora de ideas no les importa ni a la zurdería ni, creo que tampoco, a los empresarios que manejan la fundación que, aunque presuman de “intelectuales”, al fin y al cabo la feria es un negocio y los negocios se mueven por encima de los cánones morales e intelectuales.

Oche Califa, seudónimo de Ángel Jorge Califa

Y es esto último la verdad porque la Feria del Libro no es una catedral intelectual dirigida a la difusión del libro como motor del conocimiento, tanto intelectual como científico. La Fundación El Libro, que maneja la feria y a su director “Oche” Califa -escritor de cuentos para niños- no es otra cosa que un rejunte de cámaras comerciales, entre las que están, entre otros, la Federación Argentina de Librerías, Papelerías y Afines; la cámara Argentina de Publicaciones e inclusive un sector de Cámara Española de Comercio. Es cierto que incluyeron a la S.A.D.E. (Sociedad Argentina de Escritores) para recibir el lustre intelectual que una pandilla mercantil jamás tendrá.

Martín Gremmelspacher

Así, su presidente Martín Gremmelspacher, es un editor de libros de fútbol, quien si es un intelectual de fuste es el vicepresidente, Alejandro Vaccaro, quizás el mejor biógrafo de Borges, que seguramente si se habrá horrorizado pero no por el contenido del documental sino por la descarada censura exhibida.

Aurelio B. R. Narvaja

Quien sí se habrá alegrado con toda esta opereta es el secretario de la fundación: Aurelio B. R. Narvaja, de pasado Montonero y PRT y hoy dueño de la editorial Colihue, de la imprenta ABRN y de las librerías Antígona que supo ser beneficiario de millonarias compras de libros por parte del Estado kirchnerista a su empresa. Los favores se pagan, y así, hoy ocupa un puesto en la fundación, que le permite ser la mano de obra de aquellos que deciden quien sí y quien no puede expresarse en la feria y por ello arrogarse el papel de un Catón barriobajero y mistongo al que sus cómplices de Carta Abierta le dieron chapa de “intelectual”.

No busquemos ni ética ni verdad en la censura efectuada contra ¡Será venganza!, porque es difícil encontrar perlas en los albañales. La única verdad que hay en todo esto, en impedir que se proyectara el documental es que podría abrir los ojos de muchos sobre un relato maniqueo y mentiroso pero que ha sido un negocio desde su inicio  que benefició a muchos y ha permitido a otros hacer brillantes carreras en la medida que demuestren una docilidad total al pensamiento único.

José Luis Milia                 

CARTA ABIERTA A MIRTHA LEGRAND



6-Mayo-2018

Sra. Mirtha Legrand
                    presente

No suelo observar su programa pero hoy al mediodía se me dio por acompañar con él mi almuerzo dominguero.

Así fue que lo arruiné al escuchar el increíble desatino proferido por Ud. al declararse “defraudada” por la gestión del actual Presidente. Trataré de ser breve, señora, no sin antes dejarle bien en claro que no soy macrista ni estoy afiliado a partido alguno. Solo me precio de ser un ciudadano que piensa con sensatez:
·       Ud. ha hecho en reiteradas ocasiones mención de cuan informada es, tanto por la lectura de diarios como por el trabajo de producción que le prepara material para desempeñarse durante sus almuerzos y cenas televisados. En atención a ello cabría sospechar que posee Ud. una candidez poco recomendable. Porque, Señora, hay que ser persona muy cándida para esperar que en tan solo dos años este país se pareciera a Alemania, Japón, Finlandia o siquiera a un país normal. Bastaba tener en cuenta lo heredado que, por si Ud. no sabe o no recuerda, incluyo como apéndice al presente.
·       Si con todo lo expuesto en el Apéndice, Sra., y suponiendo que Ud. conocía de ello, pensaba que hoy podría aplaudir al presidente de una Nación del G7, me admiro nuevamente de su candidez. Pero debo ser honesto y manifestarle que no creo que Ud sea cándida sino un personaje mediático ensoberbecido por su posición dominante en los medios. Así, valora más lanzar un petardo irreflexivo, como el que ha lanzado, en vez de hacer un llamado a la reflexión y, sobre todo, al cambio cultural de los argentinos, en un intento de que entiendan que estamos como estamos porque somos como somos.
·       El actual gobierno ha cometido muchos errores; ha sido demasiado optimista, ha desmanejado la política de comunicaciones y le ha dado demasiada oreja a Durán Barba en vez de al ejemplo chuchilliano, pero espero que Ud. convenga en que un gobierno cándido e inexperto es un mal muy menor en comparación con un gobierno que se constituyó en asociación ilícita para depredar a esta Nación en todos los estamentos, degradando la Democracia, vejando a la República y apropiándose del Estado.
·       Su lamentable “decepción”, Señora, que considero no tiene más fundamento que ganar rating y darse aires de opinadora importante, no ha hecho más que alimentar la clásica y adolescente desazón de una masa ciudadana que pretende vivir como en Suecia y pagar como en Uganda, depositando una y otra vez en mesías de ocasión sus esperanzas para lograr eso. Al mismo tiempo, será aprovechada por una oposición cerril que nunca va a admitir su responsabilidad y delitos. Siéntase Ud. contenta por su contribución.
·       He escuchado al economista Tombolini perorando largamente durante el almuerzo de hoy. Me bastaron las primeras palabras para sospechar que provenía de la oposición menos sana; massista, para más datos. ¿A Ud. no se le ocurrió preguntarle qué hizo Sergio Massa, como Jefe de Gabinete, para mejorar los cuantiosos desaguisados y delitos que desbordaban desde el gobierno de entonces? También me dio gracia la artista Fátima Florez, denunciando que la gente no llega a fin de mes y el país se cae; curiosamente, minutos antes había exhibido una hoja en la que estaban escritos los nombres de docenas de ciudades y pueblos donde va a ir a representar su show. ¿A Ud. no se le planteó una síntesis entre la declaración y los hechos de Fátima?

Su actuación hoy al mediodía me recordó otro desatino emitido por Ud. con el desparpajo que su omnipotencia mediática le permite. Fue cuando le espetó al presidente Macri aquel “yo creo que Ustedes no ven la realidad”.

A ver, Señora, ¿Cuál realidad le va a discutir al presidente? ¿La de los papeles de su productora versus el trabajo del INDEC recompuesto en un instrumento estadístico fiable?
Lo sensato hubiera sido pedirle al presidente, o al mismísimo Todesca, una explicación que proveyera una síntesis entre los números del INDEC y las realidades personales de la gente que aún sufre penurias, esa que va a los supermercados que Ud. no pisa.
Pero a Ud. y a su programa le rinden más los dardos punzantes aunque no sean sensatos, ¿no?

Me hago cargo de que todo show televisivo necesita rating. Hace no mucho Ud. se arrepintió de un lamentable desborde. Le deseo no tener que arrepentirse de otro.

Cordial saludo.

Ing. Carlos A. Galvalizi
DNI 7642147
Rosario, Santa Fe.
tel. 0341 435 0095

APÉNDICE

Perfil resumido de la situación heredada por el actual gobierno:

- Reservas del BCRA en nivel bajísimo con la consecuente restricción de dólares al mercado, lo que frenaba importaciones de todo tipo de insumos, esenciales o no.

- Descrédito internacional y corte de todas las fuentes convenientes de financiación; se habían tomado financiamientos de hávez a tasas escandalosas.

- Caída de la producción industrial y congelamiento de oferta de trabajo privado.

- Caída en picada de la tasa de inversiones, cuando no huída de las mismas (caso Vale do Rio Doce). Añádale que hubo una fuerte corriente de emprendimientos argentinos en Uruguay y Paraguay.

- Estancamiento del PBI; por si Ud. no se enteró le cuento que Colombia nos desplazó en el ranking de PBI latinoamericano. Caída del PBI per cápita. A pesar de todo esto, la masa de subsidios seguía en aumento.

- Pérdida casi total de exportaciones; ni en carne éramos capaces de liderar.

- Una infraestructura general del país casi colapsada, deficitaria en todos los frentes: energía, producción de gas y petróleo, caminos, ferrocarriles y puertos, comunicaciones, etc.

- Situación social virtualmente colapsada, con record de pobreza, indigencia y subsidios.

- La corrupción más séptica de nuestra Historia invadiendo todos los estamentos de la administración pública, desde oficinas hasta cuerpos policiales y de seguridad pero, muy especialmente, nuestro sistema judicial que sigue hoy emponzoñado por jueces, fiscales y empleados adictos al régimen anterior y/o a su propio beneficio, que anteponen a todo bien común para esta Nación, como quedó palmariamente demostrado a lo largo de estos dos años y cuatro meses. El ejemplo más reciente lo dio la jueza Figueroa, para quien la mayor y más descarada defraudación contra el Estado no amerita que los responsables estén presos.

- Penetración inédita en nuestra historia por parte del narcotráfico, facilitado –si no promovida– por la sospechable negligencia del régimen anterior.
Concomitantemente, niveles de inseguridad que cuesta tremendo esfuerzo disminuir.

- Red de información oficial desquiciada, en la que el INDEC era el estandarte, mintiéndole a la Nación, cada mes, la realidad de la inflación, la producción, etc..

- Congreso con una composición opositora que se atenuó en Octubre pasado, que permitió sacar leyes pedidas por el PEN pero que está siempre agazapada esperando la oportunidad de dañar.

¿JUSTICIA PARA TODOS?


Editorial


Así se explica que no haya habido ninguna reparación para las víctimas de los guerrilleros[1], y las reivindicaciones de justicia han sido, y siguen siendo, una injusticia que los partidos de la oposición han querido corregir en varias instancias infructuosamente.

El coronel Larrabure fue torturado hasta que finalmente fue asesinados degollado

Una legisladora del MPP, Manuela Mutti, que el año pasado saltó a la palestra al protagonizar un escándalo reñido con una investidura que es evidente que le queda grande, perdió la compostura cuando la diputada Graciela Bianchi recordó, al discutirse una ley sobre sitios de memoria del pasado reciente, que también los tupamaros habían torturado[2] y no solo los militares. Las interrupciones de Mutti a quien estaba en uso de la palabra ¿se deberán a que esta joven nunca ha pensado en que esas personas que pasaron meses y meses sin ver la luz del sol, confinados en una mazmorra pestilente ubicada sobre los caños de las cloacas, vigilados de continuo y con la angustia de no saber si al día siguiente morirían, como el embajador británico Jackson quien quedó afectado para siempre por la experiencia vivida, no fueron objeto de tortura? ¿O no habrá querido darse por enterada de que otras personas como el Sr. Frick Davies o Pereira Reverbel también fueron secuestrados y sufrieron bajo esas mismas horribles condiciones hasta que la policía descubrió la llamada "cárcel del pueblo" y los liberó?


Pero lo más grave de esa actitud es la constatación de que los tupamaros, finalmente derrotados en 1972 tras haber impuesto el terror con bombas, secuestros, robos y asesinatos, a partir de su participación en la vida política a la que se les abrió la puerta, han logrado inculcar una historia a su gusto, favorable a su imagen de héroes en lucha contra la dictadura[3].

A pesar de que el aparato subversivo empezó a hacer daño y sembrar pánico en los sesenta bajo gobiernos democráticos, en un país que se destacaba en América por su apego a la institucionalidad, en llamativo contraste con muchos vecinos de la región sudamericana. Para imponer su relato han contado con la complicidad de intelectuales y autoridades oficiales en áreas vitales como la enseñanza y si, como suele decirse, los vencedores son los que escriben la historia, hoy parece que la victoria estuvo de su parte.

Así se explica que jamás haya habido ningún tipo de reparación para las víctimas de los guerrilleros y las reivindicaciones de justicia han sido y siguen siendo hemipléjicas. Una injusticia que los partidos Colorado y Nacional han querido corregir en varias instancias infructuosamente. El diputado Jaime Trobo lo intentó con Lucía Topolansky mientras la Sra. de Mujica ejercía interinamente la Presidencia, planteando la necesidad de reparar también a las víctimas de la subversión.

En el 2007 Vázquez dijo aceptar esa demanda, en momentos en que el Ejecutivo enviaba otro proyecto de ley reparadora, aunque muy fugazmente, según luego se vio. Fue una promesa que se la llevó el viento, tras la negativa reacción de varios grupos del conglomerado frentista, y los perjudicados por los terroristas quedaron nuevamente dejados de lado. Tampoco tuvo andamiento la reiteración del Partido Nacional en 2011 de contemplar a los familiares de las 66 personas que perdieron la vida por obra de la sedición, para los cuales se pedía un resarcimiento de US$ 150.000 por única vez, en cada caso. Una exigencia rematadamente equitativa, que esta semana la diputada Bianchi oportunamente volvió a plantear a la bancada frentista, ante los oídos sordos, la intransigencia y reacciones extremas.

De acuerdo a los datos obtenidos del BPS por un pedido de informes del diputado colorado Conrado Rodríguez (Búsqueda), dicha institución lleva entregados US$ 60 millones a las personas damnificadas por la dictadura. En base a las primeras leyes votadas durante el gobierno de Sanguinetti y de Batlle, y la última de Vázquez, en 2007. Entre las personas que han accedido a jubilaciones y pensiones especiales de acuerdo a artículos varios como el 8°, el 9°, el 11°, figuran todos aquellos que por motivos políticos, ideológicos o gremiales, fueron detenidos, despedidos por su actividad sindical, debieron abandonar el país o estuvieron en la clandestinidad entre febrero de 1973 y febrero de 1985, según cómputos fictos. Las personas sin causal jubilatoria tienen derecho a una jubilación especial y, en caso de fallecimiento, la pensión va para sus deudos, a no ser que ya contaran con una jubilación previa.

La avalancha de jubilaciones por cómputos fictos ha ido aumentando por estas razones y por los cambios aperturistas introducidos a la Ley de la Seguridad Social, todo lo cual ha contribuido a que el déficit del BPS hoy ande por encima de los US$ 600 millones.

Y mientras las víctimas del terrorismo continúan ignoradas, se da el absurdo de que como la ley habla de procesados por la ley civil, un delincuente que cometió un delito común puede argumentar que lo hizo por razones políticas y conseguir ser amparado por el beneficio.



NOTAS:

Las imágenes, destacados y referencias no corresponden a la nota original.

Cualquier parecido con la realidad de la Argentina, no es mera coincidencia… es un consecuencia de la persistencia de del comunismo marxista en pos de sus objetivos, nunca abandonados.



[1] Lo mismo sucede en nuestro país, las víctimas del terrorismo han sido ignoradas por todos los gobiernos y olvidadas por la sociedad. AFAVITA y CELTYV son 2  organizaciones que hace años piden una reparación y contención para las v{ictimas del terrorismo  y/o sus deudos.
[2] Lo mismo pasó en Argentina, los hoy llamados “jóvenes idealistas” son una parodia de lo que en realidad eran: terroristas, asesinos, secuestradores, torturadores, etc.
[3] Lo mismo hicieron los Kirchner desde 2003 hasta finalizar el mandato de la ex presidente y lamentablemente ese “relato” y distorsión de la historia se mantiene bajo el gobierno actual… temerosos de modificar lo que es considerado “políticamente correcto” y están continuando con los mal llamados “juicios de lesa humanidad”. Al decir gobierno nos referimos a los tres poderes del estado. Se recomienda ver el documental prohibido en la Feria del Libro: Será Venganza!!.

REPLICA

Alexis Cartasegna


Con enorme TRISTEZA he leído esta carta firmada por Alexis Cartasegna, podría haber sido hasta graciosa por el tenor de lo escrito, pero teniendo en cuenta el desastre y la cantidad de vidas jóvenes desperdiciadas, que produjo en América, la tristemente célebre "teología de la liberación", que estos Curas representan, bajo la engañosa denominación de "Curas por la opción de los pobres", como si está opción no fuera el norte de la Iglesia Católica desde su fundación misma por Nuestro Señor Jesucristo.


A poco de andar en la historia retrospectiva de Argentina, en la que estos Curas, tienen un protagonismo y responsabilidad importante en el trágico destino de miles de jóvenes que se encolumnaron en su propuesta de guerrilla armada en América; cerrando filas con el asesino serial Ernesto Guevara con quien parece el Cura Eduardo de la Serna comparte más que el apellido o con el tirano de Cuba Fidel Castro. Estos Curas son los mismos que desde su página exaltan la figura del terrorista pedófilo devenido en periodista Rodolfo Walsh, quien murió en un enfrentamiento con la policía y no precisamente con un lápiz en la mano. Raro también es su silencio cómplice durante el gobierno kirchnerista, el más corrupto de la historia política argentina. Responsable de todas las penurias que actualmente debemos pasar los argentinos y que lamentablemente el gobierno de Cambiemos con sus errores parece haber resucitado. Responsable además de la destrucción de la cultura del trabajo que nos legaron nuestros abuelos, y que ha fomentado la cultura de la vagancia y la dependencia a la dádiva gubernamental, con el siniestro objetivo de conseguir votos y perpetuarse en el poder, destruyendo lo más sagrado que debe tener un hombre, que es el orgullo de poner en la mesa familiar un pedazo de pan conseguido con su genuino esfuerzo. El Cura de la Serna y su opción para los pobres, son compañeros de ruta del tristemente célebre Cura Montonero Carlos Mujica, asesinado por sus propios cumpas al querer despegarse de esta organización o de Fray Puigjane, que integró la célula terrorista MTP/ERP junto a Gorriaram Merlo[1] y que mando al muere a los jóvenes que atacaron el Regimiento 3 de la Tablada un 23 de Enero de 1989, durante el gobierno de Raúl Alfonsín.


Con el título de carta de un cura a Macri, se busca enmascarar a estos curas marxistas que defienden una teología que para la Iglesia, a través de la palabra de Juan Pablo II, es una desviación que pone en riesgo la fe y la vida Cristiana tomando conceptos del pensamiento marxista. Estas graves desviaciones ideológicas, conducen inevitablemente a traicionar la causa de los pobres. (Libertatis nuntius) Nuestro Señor Jesucristo no tiene absolutamente nada que ver con Karl Marx. Nuestro Papa Francisco es infalible en las cosas de Dios, pero no en las terrenales, recemos para que sea el pastor que la grey católica necesita.

Jorge Gustavo Taboada
DNI 13.505.770

NOTA: Las imágenes, destacados y referencias no corresponden a la nota original.


[1] Ante diferentes  versionen que circulan en Internet, mencionando que Alfredo Leuco fue el jefe de prensa del terrorista Enrique Gorriarán Merlo en el intento de copamiento de los cuarteles de La Tablada, sería muy bueno que el hoy devenido en un referente comunicador social sería muy bueno que este periodista explique o desmienta dicha versión.