sábado, 6 de enero de 2018

HERIDAS DEL PASADO


Clarísimo y excelente el editorial del martes pasado "Las cuentas y heridas del pasado". Adhiero a cada palabra. Las víctimas del terrorismo subversivo seguimos ninguneadas y sin existir en las políticas de Estado. Creí que eso era cosa del gobierno anterior, muy cercano a muchos ex guerrilleros, pero con gran tristeza y decepción veo que el plan de DD.HH. para los próximos tres años nos sigue dejando fuera de la consigna de verdad, justicia y reparación. ¿Hasta tanto llegó el lavado de cerebro? ¿Por qué nosotros no? ¿Qué parte no se entiende de: "Las organizaciones armadas de los 70 dejaron un tendal de muertos inocentes y las víctimas tenemos derecho a ser reconocidas"? Por noble que sea una causa, pierde toda validez si la lucha en su nombre implica matar, no importa el color político.

Antonio Muscat y su familia

En la Argentina hay una única verdad: una década del 70 violenta, de punta a rabo. Solo falta contarla completa.

Claudia Muscat[1]
DNI 12.622.699


NOTA: Las imágenes, referencias y destacados no corresponden a la nota original.




[1] Su padre, Antonio Muscat gerente de Bunge y Born, fue asesinado por terroristas el 7 de febrero de 1975. En la revista Estrella Roja Nro. 49, órgano de prensa del ERP, se publicó que “un comando (extremista) ejecutó al gerente de Alba, Antonio Muscat”. Posteriormente se conoció que ese comando pertenecía al ERP 22 de agosto.