miércoles, 7 de febrero de 2018

CUMPLIR CON EL DEBER

Turista estadounidense Frank Joseph Wole

Los argentinos reaccionamos con indignación al enterarnos del procesamiento y embargo del policía Luis Chocobar tras matar a un delincuente mientras escapaba luego de apuñalar a un turista. La indignación nace al entender como injusta la decisión del juez, ya que no caben dudas de que el policía actúo cumpliendo con su trabajo, el cual lo lleva a estar todos los días cara a cara con la muerte y lo cumple con honor y valentía, como destacó el Presidente. No tengo dudas de que muchos nos hemos preguntado si Chocobar se excedió en su reacción o no, si fue una muerte evitable o no, etcétera. Tampoco tengo dudas de que probablemente llegamos a la conclusión de que las respuestas a esas preguntas son afirmativas. No obstante, si se pone la situación en contexto, Chocobar no es ningún asesino, sino más bien un héroe que salvó a un turista de la muerte. 

Lamentablemente, los mismos argentinos que reaccionamos con indignación ante esta injusta situación mostramos total indiferencia con la también injusta situación de los militares que combatieron el terrorismo subversivo en la década del 70, quienes, como consecuencia de cumplir con su trabajo con honor y valentía, hoy están presos, muriendo ancianos y enfermos en cárceles comunes, olvidados por la sociedad por la que arriesgaron su vida.


Segundo Carafí
DNI 40.731.256




NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a las notas originales.