domingo, 13 de mayo de 2018

CARTA ABIERTA A MIRTHA LEGRAND



6-Mayo-2018

Sra. Mirtha Legrand
                    presente

No suelo observar su programa pero hoy al mediodía se me dio por acompañar con él mi almuerzo dominguero.

Así fue que lo arruiné al escuchar el increíble desatino proferido por Ud. al declararse “defraudada” por la gestión del actual Presidente. Trataré de ser breve, señora, no sin antes dejarle bien en claro que no soy macrista ni estoy afiliado a partido alguno. Solo me precio de ser un ciudadano que piensa con sensatez:
·       Ud. ha hecho en reiteradas ocasiones mención de cuan informada es, tanto por la lectura de diarios como por el trabajo de producción que le prepara material para desempeñarse durante sus almuerzos y cenas televisados. En atención a ello cabría sospechar que posee Ud. una candidez poco recomendable. Porque, Señora, hay que ser persona muy cándida para esperar que en tan solo dos años este país se pareciera a Alemania, Japón, Finlandia o siquiera a un país normal. Bastaba tener en cuenta lo heredado que, por si Ud. no sabe o no recuerda, incluyo como apéndice al presente.
·       Si con todo lo expuesto en el Apéndice, Sra., y suponiendo que Ud. conocía de ello, pensaba que hoy podría aplaudir al presidente de una Nación del G7, me admiro nuevamente de su candidez. Pero debo ser honesto y manifestarle que no creo que Ud sea cándida sino un personaje mediático ensoberbecido por su posición dominante en los medios. Así, valora más lanzar un petardo irreflexivo, como el que ha lanzado, en vez de hacer un llamado a la reflexión y, sobre todo, al cambio cultural de los argentinos, en un intento de que entiendan que estamos como estamos porque somos como somos.
·       El actual gobierno ha cometido muchos errores; ha sido demasiado optimista, ha desmanejado la política de comunicaciones y le ha dado demasiada oreja a Durán Barba en vez de al ejemplo chuchilliano, pero espero que Ud. convenga en que un gobierno cándido e inexperto es un mal muy menor en comparación con un gobierno que se constituyó en asociación ilícita para depredar a esta Nación en todos los estamentos, degradando la Democracia, vejando a la República y apropiándose del Estado.
·       Su lamentable “decepción”, Señora, que considero no tiene más fundamento que ganar rating y darse aires de opinadora importante, no ha hecho más que alimentar la clásica y adolescente desazón de una masa ciudadana que pretende vivir como en Suecia y pagar como en Uganda, depositando una y otra vez en mesías de ocasión sus esperanzas para lograr eso. Al mismo tiempo, será aprovechada por una oposición cerril que nunca va a admitir su responsabilidad y delitos. Siéntase Ud. contenta por su contribución.
·       He escuchado al economista Tombolini perorando largamente durante el almuerzo de hoy. Me bastaron las primeras palabras para sospechar que provenía de la oposición menos sana; massista, para más datos. ¿A Ud. no se le ocurrió preguntarle qué hizo Sergio Massa, como Jefe de Gabinete, para mejorar los cuantiosos desaguisados y delitos que desbordaban desde el gobierno de entonces? También me dio gracia la artista Fátima Florez, denunciando que la gente no llega a fin de mes y el país se cae; curiosamente, minutos antes había exhibido una hoja en la que estaban escritos los nombres de docenas de ciudades y pueblos donde va a ir a representar su show. ¿A Ud. no se le planteó una síntesis entre la declaración y los hechos de Fátima?

Su actuación hoy al mediodía me recordó otro desatino emitido por Ud. con el desparpajo que su omnipotencia mediática le permite. Fue cuando le espetó al presidente Macri aquel “yo creo que Ustedes no ven la realidad”.

A ver, Señora, ¿Cuál realidad le va a discutir al presidente? ¿La de los papeles de su productora versus el trabajo del INDEC recompuesto en un instrumento estadístico fiable?
Lo sensato hubiera sido pedirle al presidente, o al mismísimo Todesca, una explicación que proveyera una síntesis entre los números del INDEC y las realidades personales de la gente que aún sufre penurias, esa que va a los supermercados que Ud. no pisa.
Pero a Ud. y a su programa le rinden más los dardos punzantes aunque no sean sensatos, ¿no?

Me hago cargo de que todo show televisivo necesita rating. Hace no mucho Ud. se arrepintió de un lamentable desborde. Le deseo no tener que arrepentirse de otro.

Cordial saludo.

Ing. Carlos A. Galvalizi
DNI 7642147
Rosario, Santa Fe.
tel. 0341 435 0095

APÉNDICE

Perfil resumido de la situación heredada por el actual gobierno:

- Reservas del BCRA en nivel bajísimo con la consecuente restricción de dólares al mercado, lo que frenaba importaciones de todo tipo de insumos, esenciales o no.

- Descrédito internacional y corte de todas las fuentes convenientes de financiación; se habían tomado financiamientos de hávez a tasas escandalosas.

- Caída de la producción industrial y congelamiento de oferta de trabajo privado.

- Caída en picada de la tasa de inversiones, cuando no huída de las mismas (caso Vale do Rio Doce). Añádale que hubo una fuerte corriente de emprendimientos argentinos en Uruguay y Paraguay.

- Estancamiento del PBI; por si Ud. no se enteró le cuento que Colombia nos desplazó en el ranking de PBI latinoamericano. Caída del PBI per cápita. A pesar de todo esto, la masa de subsidios seguía en aumento.

- Pérdida casi total de exportaciones; ni en carne éramos capaces de liderar.

- Una infraestructura general del país casi colapsada, deficitaria en todos los frentes: energía, producción de gas y petróleo, caminos, ferrocarriles y puertos, comunicaciones, etc.

- Situación social virtualmente colapsada, con record de pobreza, indigencia y subsidios.

- La corrupción más séptica de nuestra Historia invadiendo todos los estamentos de la administración pública, desde oficinas hasta cuerpos policiales y de seguridad pero, muy especialmente, nuestro sistema judicial que sigue hoy emponzoñado por jueces, fiscales y empleados adictos al régimen anterior y/o a su propio beneficio, que anteponen a todo bien común para esta Nación, como quedó palmariamente demostrado a lo largo de estos dos años y cuatro meses. El ejemplo más reciente lo dio la jueza Figueroa, para quien la mayor y más descarada defraudación contra el Estado no amerita que los responsables estén presos.

- Penetración inédita en nuestra historia por parte del narcotráfico, facilitado –si no promovida– por la sospechable negligencia del régimen anterior.
Concomitantemente, niveles de inseguridad que cuesta tremendo esfuerzo disminuir.

- Red de información oficial desquiciada, en la que el INDEC era el estandarte, mintiéndole a la Nación, cada mes, la realidad de la inflación, la producción, etc..

- Congreso con una composición opositora que se atenuó en Octubre pasado, que permitió sacar leyes pedidas por el PEN pero que está siempre agazapada esperando la oportunidad de dañar.