martes, 19 de junio de 2018

LA IMPUNIDAD DEL MILITANTE CLAUDIO AVRUJ QUE SE PROTEGE DETRÁS DE SU FUNCIÓN EN EL GOBIERNO. Hasta que la justicia decida intervenir



Por Mario Sandoval[1]

En un reciente artículo publicado por La Radio Judía de Latinoamérica:


y la agencia nacional de noticias Télam


bajo el título : «Gauto: la necesidad de saber la verdad», el Sr Claudio Avruj, secretario de derechos humanos de la nación, se manifiesta como un militante y no como un alto funcionario encargado de proteger y garantizar los derechos humanos de todos los ciudadanos por igual. Su reivindicación es más ideológica que jurídica y es ahí que se encuentra la radicalización de su expresión porque cuando él habla es el gobierno que se expresa, es decir el jefe del ejecutivo. Estamos, una vez más, en presencia por parte del Estado argentino de una grave violación de los derechos humanos y de intento sutil de intromisión en los asuntos internos de un gobierno extranjero. La responsabilidad internacional está en juego.

El texto del artículo:

«Queremos que la responsabilidad de Gauto en los hechos que se le imputan quede efectivamente delimitada, en el marco del debido proceso, con todas las garantías»

- son palabras más de intimidaciones que de garantías judiciales porque el proceso es ilegal desde su origen. Ignora el Sr Avruj que ningún país adoptó «el modelo argentino en los ilegales procesos de lesa humanidad contra un solo sector de la sociedad y no contra los miembros de los grupos terroristas de los 70 que dejaron numerosas víctimas nacionales y extranjeras”.

- Cuando el Sr Avruj habla de «El debido proceso con todas las garantías», ¿hace referencia a la retroactividad penal, la analogía penal, la responsabilidad penal colectiva, la inversión de la carga ante la presunción de responsabilidad, el tiempo irrazonable de la acción pública, la excepcionalidad como regla, la inexistencia de delitos o crímenes al momento de los hechos, los desaparecidos considerados fallecidos por la justicia con el correspondiente indemnización que prohíbe ir a la justicia penal, el abandono del reconocimiento de las leyes de punto final y deber de obediencia, la ilegal participación de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación...? y otras violaciones al principio de legalidad, de la prescripción, del estado de derecho, que ningún gobierno ni convención internacional las aplican o las reconocen. Además, interviene en ámbitos del poder judicial y de la política extranjera, prohibidos por el artículo 109 de la CN y por las funciones asignados por la ley de ministerio.

- “El contexto”, no puede escapar al conocimiento del Sr Avruj la definición de ese término como también la palabra “marco” que asignaron los jueces españoles en el proceso contra el ex juez Garzón. Es una aparente calificación jurídica que se realiza para aplicar normas perjudiciales a los imputados[2].

«Frente a cargos tan graves de Lesa humanidad no puede haber atajos. Respetaremos lo que determine la Justicia Israelí, pero no dejaremos de exigir que la tragedia que representa aún hoy lo que fue el terrorismo de Estado entre 1976 y 1983, sea juzgada con la justicia que le fue denegada a sus víctimas».

- Sabiendo que el Secretario de Derechos Humanos se interesa a los «cargos tan graves de lesa humanidad» ¿porqué no tiene la misma exigencia con los autores de los grupos terroristas que asesinaron, secuestraron, atentaron, contra hombres, mujeres, niños, argentinos y extranjeros?
¿Porqué no recibe las victimas que dejaron los grupos terroristas y las reconoce públicamente? ¿qué le impide realizar ese acto en nombre de los derechos humanos del gobierno?
- No dudo que el Estado de Israel estará satisfecho de saber que el gobierno argentino por intermedio del Sr Avruj reconoce el principio fundamental previsto en el artículo 2 de la carta de la ONU. ¿Como el presidente Mauricio Macri puede permitir que un secretario de Estado se exprese sobre las decisiones soberanas de un gobierno extranjero? Recuerdo al Sr Avruj que el principio de la soberanía nacional jurídica y política es una norma imperativa que no puede dejar a dudas en cuanto a su respeto. El gobierno israelí debería presentar una nota de protesta ante las autoridades argentinas por las palabras del Secretario de Derechos Humanos de la Nación al referirse sobre la soberanía de Israel de manera inoportuna.

- Es incomprensible que un representante del Estado utilice términos ilegales o de inexistencia jurídica los cuales se deben anular inmediatamente de todos los sitios web del gobierno nacional.

- Recuerdo al Sr Avruj y por su intermedio a los otros militantes defensores de los grupos terroristas de los años 70 como él, que en Argentina jurídicamente no hubo genocidio, por lo tanto, no hay genocidas. Jurídicamente no existe el concepto o delito de Terrorismo de Estado que es una definición política e ideológica y el número de 30000 desaparecidos no tiene validación jurídica. Nadie mínimamente honesto puede decir lo contrario.

- «…sea juzgada con la justicia que le fue denegada a sus víctimas» Es una frase que transmite más inseguridad que garantías. ¿Qué quiere decir con esa afirmación? ¿Qué hay que juzgar a todos los hombres y mujeres representativas de la sociedad y de las instituciones de los 70’ que no fueron miembros de los grupos armados ilegales? La frase debe limitarse a “sea juzgada con la justicia” y no agregar «que le fue denegada a sus víctimas» porque demuestra sin reserva una venganza ideológica, política y quizás hasta personal.

Sr Secretario de Derechos Humanos de la Nación, usted no protege ni garantiza los principios del Estado de derecho, las Obligaciones positivas del Estado y los derechos humanos de un sector de la sociedad.

Usted, viola impunemente, de forma pública, la Constitución Nacional y las Convenciones internacional de aplicación obligatoria para la Argentina, debe ser juzgado por esos hechos. Lamentablemente, no será hoy porque está protegido por el sistema y por los jueces corruptos que se benefician de su ilegal política pública, pero no podrá escapar todo el tiempo a la justicia de los hombres. También estarán en la misma situación los otros que actúan como usted.

- Su programa va en la misma dirección de la defensa de la impunidad y de negacionismo, como ya lo hizo la gobernadora de la provincia de Buenos Aires al imponer una historia oficial por ley, las declaraciones del secretario de Derechos Humanos de esa provincia, Santiago Cantón, las opiniones del abogado Rodolfo Yanzón, los objetivos de la Asociación Hijos, o de la diputada de provincia de Santa Fe, Alicia Gutiérrez.

El ejemplo que usted menciona “en el marco del debido proceso, con todas las garantías”, sería muy pertinente que lo pueda exponer ante los miembros del G20 para que aprecien la seguridad jurídica en Argentina y que la apliquen en sus respectivos estados. Yo elegí defender los derechos humanos de todos los individuos por igual, denunciar los miembros de grupos terroristas que cometieron crímenes y delitos en los años 70 en Argentina, a reconocer las victimas que ellos dejaron, el Sr Claudio Avruj no.

Paris, 14 junio 2018.
Prof. Mario Sandoval


[1] Mario Sandoval, francés, nació en Buenos Aires. Formación y actividades en ciencias políticas, filosofía, habiendo ocupado funciones en los sectores públicos y privados, la docencia superior y consultorías, a nivel nacional e internacional, en los campos de las relaciones internacionales, la geopolítica. Regularmente participa a conferencias, asesorías, publicaciones coloquios a nivel internacional. Miembro de centros de investigaciones, asociaciones multidisciplinarias.