jueves, 21 de junio de 2018

LOS DD.HH.



Muchos son los escritos que muestran la otra parte de nuestra historia de los 70. La que aún hoy, perversamente tergiversada, continúa agitándose, en una carrera desenfrenada de persecución teñida de venganza ideologizada. A la fecha, 446 uniformados de todas las fuerzas y civiles, hombres y mujeres, han fallecido en prisión. Muchos no tuvieron un juicio previo y la mayoría de los que fueron juzgados ni siquiera tuvieron una condena firme. Perdieron su vida sencillamente siendo inocentes. El promedio de edad de quienes hoy son presos políticos supera los 75 años. Las prisiones preventivas exceden largamente los cinco años en promedio, transformándose en condenas encubiertas. La autoridad penitenciaria expresó que las cárceles no están preparadas para albergar una población geronte. Apenas pueden sostener médicamente un promedio de edad que no supere los 30 años. En este contexto, tener ancianos privados de su libertad significa torturarlos y, consecuentemente, aplicarles condenas a muerte encubiertas. Los juicios instrumentados a partir de 2003 son un modelo de todo tipo de violaciones en perjuicio de todos los detenidos (civiles y militares), básicamente condensados en el documento que especialistas del derecho titularon como "los 14 derechos humanos que el estado viola en los militares enjuiciados, en su condición de presos políticos"[1].


Los derechos humanos son derechos inherentes a todos, incluidos los presos políticos de la argentina. Lamentablemente, el gran negocio de los DD.HH. Sigue vigente, permitiendo la politizada deformación en el supuesto ejercicio y/o defensa de ese proclamado principio del derecho internacional. A propósito del socorro financiero solicitado al FMI, ¿alguien recordó los millones de dólares que este "negocio" ha insumido e insume actualmente?

Coronel (R) Guillermo César Viola

DNI 8.488.475


NOTA: Imágenes, referencias y destacados no corresponden a la nota original.


[1] LOS 14 DERECHOS HUMANOS QUE EL ESTADO ARGENTINO ESTÁ VIOLANDO A LOS MILITARES ENJUICIADOS EN SU CONDICIÓN DE PRISIONEROS POLÍTICOS
1.   Condena por aplicación de prisiones preventivas permanentes, y no ajustada a sus fines cautelares, en violación al principio constitucional de inocencia.
2.   Negación de excarcelaciones bajo fianza y violación del principio de inocencia.
3.   Elección del derecho con el que se va a juzgar  y principio de garantía del juez natural.
4.   Anulación de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida.
5.   Violación del principio de prescripción de los delitos comunes imputados.
6.   Violación del principio de igualdad ante la ley.
7.   Violación del principio de irretroactividad de la ley penal.
8.   Violación del principio de cosa juzgada y negación de los derechos adquiridos.
9.   Violación del principio de aplicación de la ley más benigna.
10.        Interpretación del crimen por analogía y desconocimiento de la responsabilidad individual.
11.        Violación del principio de territorialidad.
12.        Violación del Principio Nullum Crimen Sine Lege Praevia.
13.        Permanente adaptación del derecho a las necesidades políticas.
14.        Violación del principio de doble instancia.