martes, 27 de noviembre de 2018

MUERTOS MÁS MUERTOS



Hay muertos privilegiados. Tales son los tripulantes del ARA San Juan, a quienes con justicia el país entero honra. Es posible que el submarino haya sido otra víctima del pésimo mantenimiento que tuvieron todas las unidades militares durante el kirchnerismo, a pesar de que la señora le aseguró 30 años de vida. Otros son los ancianos jefes y oficiales que derrotaron al inmundo trapo rojo en combate y se siguen muriendo en prisión. Algunos de ellos participaron del glorioso intento de reconquista de las Malvinas. Todos obedecieron órdenes superiores, como corresponde. Finalmente, los muertos por la represión militar, cuyos familiares recibieron suculentos premios y cargos públicos. Estamos ante un caso flagrante de desigualdad ante la ley, que contradice las garantías expresadas en la Constitución nacional.


Señor Presidente: cierre esta grieta de odios. Sabe cómo hacerlo.

Carlos Llambías
DNI 4.143.811


NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario