domingo, 3 de julio de 2011

El poder ejecutivo brinda protección política al Jefe de la CGT

Una vez más la política engaña a la justicia, es un tema casi cotidiano y que preocupa al sentimiento republicano de la ley igualitaria y la independencia de los poderes de la república.

Por un artículo de Daniel Santoro escrito para Clarín, nos enteramos que ahora el poder ejecutivo le brinda protección política a Hugo Moyano ante un pedido del juez a la justicia suiza.

La Cancillería bloqueó una respuesta suiza por Moyano
01/07/11 Oyarbide había pedido una copia de las leyes suizas sobre lavado de dinero. Suiza la mandó pero ese ministerio la consideró “insuficiente” y le pidió “mayores elementos” sin darle intervención al juez.
Por DANIEL SANTORO para Clarín


Con una excusa política, la Cancillería bloqueó el trámite de intercambio entre la justicia argentina y la suiza por el exhorto que pide información sobre las causas en que se encuentra investigado el titular de la CGT, Hugo Moyano, según documentación a la que accedió Clarín.


El 4 de mayo el juez federal Norberto Oyarbide preguntó por escrito a la Cancillería sobre el estado del exhorto suizo “atento al tiempo transcurrido” desde el 17 de marzo cuando estalló el escándalo por el bloqueo de una cuenta del presidente de Covelia, Ricardo Depresbiteris, con 1,8 millones de dólares. Había pasado casi dos meses desde que Oyarbide había pedido a la fiscal suiza María Antonella Bino, el 18 de marzo, una traducción de “las normas aplicables” en este caso en que se investiga una supuesta maniobra de lavado de dinero, es decir solo copias de las leyes suizas en materia de lavado.

Las cancillerías actúan como conductos de comunicación entre ambas justicias y en este caso en aplicación del Tratado de Extradición suscripto entre Argentina y Suiza. 

Ese ministerio le contestó al juez el 11 de mayo. En esa nota le reveló que el 3 de mayo “esta cancillería recibió información adicional, aunque insuficiente” de Suiza y por motus propio le solicitó “la remisión de mayores elementos informativos a los oportunamente entregados ...” (Ver facsímil). Oyarbide nunca se enteró qué era esa “información adicional.

Seguidamente, la nota firmada por el secretario de Coordinación y Cooperación Internacional, embajador Hernán Orduna, precisó que “se aguarda la respuesta de las autoridades suizas”. Orduna es un diplomático que responde directamente al canciller Héctor Timerman.

 
Hernán Orduna
Además, después del escándalo la Casa Rosada envió a la dirección de Asuntos Jurídicos de la Cancillería, que depende de Orduna, al abogado Manuel Borges, como un eventual interventor político.

En fuentes judiciales se afirmó que luego de esa respuesta política, los suizos se molestaron y cerraron los contactos con el Gobierno y la Justicia argentinos.

Desde ese momento, el expediente del exhorto está prácticamente en blanco con excepción de los primeros datos de las causas en que Moyano y su entorno están investigados, como la de la mafia de los medicamentos, que había comenzado a reunir Oyarbide para mandar a Suiza.

El bloqueo político que ejerce la Cancillería confirma la protección que le brinda el Gobierno a Moyano, su principal aliado en la CGT aunque molesto últimamente por la composición de las listas de candidatos del PJ.


La protección había comenzado al día siguiente de la difusión de la noticia del bloqueo de la cuenta bancaria suiza de Depresbiteris. El 18 de marzo, Moyano levantó furioso un paro de camioneros en medio de denuncias de complots en los que incluyó a la ex ministra de Salud Graciela Ocaña y a este diario. Además, el sindicalista Julio Piumato criticó a Timerman por no haber parado el exhorto. Luego Timerman se reunió con el embajador suizo Johannes Matyassy y sacó un comunicado diciendo que Suiza “no investigaba” a Moyano. Consultada por Clarín por este bloqueo al exhorto, Ocaña -que actualmente es candidata a diputada nacional por el radicalismo bonaerense- manifestó que “preocupación por la falta de impulso al tramite dado por las autoridades de la Cancillería”. “En particular respecto a no enviar al Juez la información adicional entregada por parte de las autoridades Judiciales Suizas. Sobre todo porque el expediente, a pesar de que el exhorto fue aceptado por la Justicia Argentina, no ha tenido más trámite que la espera”, agregó.


A su criterio de Ocaña, “todo esto hace sospechar que existe por parte de las autoridades argentinas la voluntad de nunca responder lo solicitado por la Justicia Suiza y de proteger a Hugo Moyano y su familia”. “Mientras por un lado juegan a esconderlo en la campaña, por el otro se le da la protección o impunidad desde el Estado, aún violando tratados internacionales y compromisos firmados con las autoridades Suizas por el ex presidente Néstor Kirchner”.

No se trata de solo un debate político. Lo que está en juego es la posibilidad de que Suiza levanta el secreto bancario de la cuenta de Depresbiteris e informe a la justicia argentina de dónde recibió y dónde mandó plata en estos últimos años.