por una Nueva Década en Paz y para Siempre.

sábado, 13 de febrero de 2016

EL EJE DE LA COCAÍNA BOLIVIA-FARC-YIHAD

Nuestro señor Presidente de la Nación Ing. Mauricio Macri le ha declarado la guerra al narcotráfico, es uno de los tres ejes principales de su programa de gobierno: “terminar con la pobreza”, “combatir al narcotráfico” y “unir a los argentinos”.

Navegando por la página oficial de Alvaro Uribe Vélez -expresidente de Colombia-  hallamos una interesante nota de Mary O’Grady[1], que reproducimos a continuación de nuestra entradilla. La misma menciona a Bolivia, que bajo el gobierno de Evo Morales, se ha convertido en uno de los principales productores de cocaína del mundo y sociedad con las FARC.

Queremos llamar la atención de nuestros lectores sobre la denuncia que formula O’Grady y destacamos que este importante tema ha sido tocado en nuestro blog en diversas notas:

Desde nuestro espacio apoyamos esos tres ejes de gobierno enunciados por el señor Presidente de la Nación, creemos firmemente que la guerra contra el narco tráfico debe ser sin cuartel, y esperamos que el Poder Legislativo apruebe todos los proyectos de ley que el ejecutivo envíe al Congreso Nacional para combatir el flagelo de la droga. Las fronteras de nuestro país son un colador, la droga se filtra por todos lados, las leyes que permitieron el lavado de dinero durante el gobierno de CFK han facilitado la infiltración de los narcotraficantes en nuestra sociedad, ex funcionarios corruptos del pasado gobierno se asociaron a los delincuentes y la droga es la pesadilla de la gran familia argentina... antes la veíamos en las películas, ahora la sufrimos en el seno de nuestras casas.  

Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
Por una Nueva Década en Paz y para Siempre



EL EJE DE LA COCAÍNA BOLIVIA-FARC-YIHAD

Columnista: Mary A. O´Grady
Fecha: 09 de Febrero de 2016
Evo Morales niega que dirija un narcoestado. Crecientes evidencias sugieren lo contrario

Una masacre perpetrada el mes pasado por Boko Haram en un poblado del noreste de Nigeria captó la atención del mundo porque se informó que los terroristas quemaron niños vivos.

Lo que no ha tenido una cobertura tan amplia han sido las creíbles acusaciones de que una fuente clave de financiación de Boko Haram y otros extremistas islámicos es la cocaína producida y exportada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros carteles de narcotraficantes que trabajan en concierto con el gobierno de Bolivia. Estas son las mismas FARC que supuestamente están negociando un acuerdo de paz con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, un pacto que arruinaría su gallina de los huevos de oro.

A los consumidores europeos de drogas recreacionales les gusta la cocaína. Quienes luchan contra las drogas en Europa y el Reino Unido pensaron que podrían frenar la disponibilidad del polvo blanco al atacar las líneas de suministros de América del Sur. Sin embargo, los capos de la cocaína han trasladado sus rutas trasatlánticas hacia África, donde las instituciones débiles no son capaces de detener la delincuencia organizada transnacional. Numerosos informes de prensa han mencionado tanto a Boko Haram como a al-Qaeda en el Magreb como piezas clave en el negocio del tráfico de cocaína hacia Europa a través del Mediterráneo.

La Oficina de Estupefacientes y Aplicación de la Ley Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos señaló en noviembre que Colombia es, nuevamente, el mayor exportador de cocaína. No obstante, Bolivia puede ser el país más rentable para la operación de carteles como las FARC.

Esto es lo que sugiere un documento de enero de 2014 de David Spencer, un profesor de contraterrorismo del Centro William J. Perry en Fort McNair, y Hugo Achá Melgar, un periodista boliviano que ahora reside en EE.UU. El reporte hace un seguimiento del ascenso al poder de Evo Morales, presidente de Bolivia y ex dirigente sindical de los cocaleros.

El informe, que aún no ha sido publicado pero que tuve la oportunidad de leer, habla de cómo la agenda de erradicación de cultivos de coca de Washington fue usada por la extrema izquierda de Bolivia para lanzar y construir el movimiento político de los cocaleros a mediados de los años 90. Las protestas masivas que paralizaron el país fueron posibles gracias a una combinación de dinero del bajo mundo y violencia.

En octubre de 2003 y junio de 2005 los cocaleros lograron derrocar dos gobiernos elegidos democráticamente, y luego ganaron la subsecuente elección de 2005.

Morales niega que dirija un narcoestado. Y debido a que en 2008 expulsó del país a la Administración para el Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés), la inteligencia estadounidense es limitada. De todas formas, cada vez más evidencia sugiere que la cocaína traficada con los terroristas islámicos es ahora una fuente importante de los ingresos por exportaciones de Bolivia.

En 2006, cuando Morales asumió la presidencia por primera vez, la Oficina de la Casa Blanca encargada de la Política Nacional de Control de Drogas estimó que en Bolivia se cultivaban 21.500 hectáreas de coca. Para 2014, esa estimación se disparó a 35.000 hectáreas, lo que no sorprendió ya que Morales legalizó el cultivo de coca en terrenos que son clave para la herencia cultural de Bolivia y donde la hoja es usada para mascar y hacer té.

No obstante, la mayor expansión de los cultivos de coca se ha producido en la región del Chapare, donde se produce una variedad que no se puede mascar. Y en un artículo de la revista brasileña Veja titulado La república de la cocaína, el periodista Duda Teixeira reportó que apenas un tercio de los cultivos de coca en Bolivia tendría como destino los usos tradicionales.

El área total de cultivos de coca en Colombia es mayor que el de Bolivia. Sin embargo, la tierra del Chapare permite la siembra de una variedad de coca que tiene una hoja más grande, se reproduce más rápido y tiene un mayor contenido del ingrediente activo necesario para producir cocaína comparada con la que se cultiva en Colombia.

Los críticos de Morales sostienen que varios carteles, incluyendo mexicanos, brasileños, colombianos y africanos, han obtenido concesiones que les permiten acceder a esos cultivos, así como instalar laboratorios para procesar las hojas y exportar el producto.

En 2010, Roger Pinto Molina era un senador en Bolivia cuando miembros de la policía y del gobierno de Morales le llevaron documentos que, según él, probaban que dos miembros del gabinete tenían lazos con carteles colombianos y brasileños. En su artículo de Veja, Teixeira escribió que había leído los documentos, incluyendo un reporte de una unidad de inteligencia de la policía boliviana, ligando a por lo menos un miembro del gabinete a los carteles. El gobierno de Bolivia ha negado las acusaciones del artículo de Teixeira.

La semana pasada, Pinto me dijo por teléfono que presentó la evidencia a Morales, y que poco después el gobierno inició investigaciones en su contra. El senador huyó a la embajada de Brasil, donde permaneció por dos años hasta que logró escapar del país.

Antes de 2006, las embarcaciones con bandera boliviana no operaban en las zonas de conflicto del Mediterráneo. Bajo el mando de Morales, eso ha cambiado. En septiembre, Grecia detuvo una que tenía 500.000 cartuchos de municiones y 5.000 rifles con destino a un puerto en Libia. En enero, Turquía incautó otra frente a las costas de Libia con 13 toneladas de hachís.

Probablemente nada de esto será importante para la carrera política de Morales. El 21 de febrero llevará acabo un referéndum sobre si podría ser reelegido otras dos veces. Con el país aparentemente lleno de dinero lavado, es seguro que gane el “sí”.




[1] Mary O'Grady (también conocida como Mary Anastasia O'Grady) es una periodista, editora y columinsta estadounidense, que actualmente ejerce como editorialista del diario neoyorquino Wall Street Journal. Es miembro del consejo editorial de este periódico desde el año 1999 y uno de los editores del Índice de Libertad Económica. Su especialidad son los temas relativos a Hispanoamérica. Sobre la Argentina ha opinado oportunamente SOBRE LA JUSTICIA KIRCHNERISTA CONTRA LOS MILITARES EN ARGENTINA y OTRA ESTAFA EN NOMBRE DE LOS DERECHOS HUMANOS.

PIDEN AL GOBIERNO QUE SUSPENDA A LOS ABOGADOS DE DERECHOS HUMANOS


Ésta es la presentación de los letrados Vidal y San Emeterio:

Señor Ministro de Justicia y Derechos Humanos dela Nación
Germán Carlos Garavano
S.              /                   D.

De nuestra mayor consideración:

Hernán Guillermo Vidal, letrado de la matrícula (CPACF T° 40; F° 815 y CFALP T° 71; F° 453), y Eduardo S. San Emeterio, también letrado de la matrícula (CPACF T° 76; F° 572 y CFALP T° 201; F° 389), ambos con domicilio especial a los fines de esta presentación en la calle en la calle Uruguay n° 949, piso 2°, Dpto. “7” (Estudio Jurídico Vidal Castro), de esta ciudad, con teléfonos celulares 011-15-5334-2640 y 011-15-5604-9072, al Sr. Ministro, nos presentamos y como mejor proceda en derecho respetuosamente decimos:

Que, por el presente venimos a manifestar, que durante el anterior gobierno se creó en el ámbito de la Secretaría de DD.HH. de ese Ministerio, hoy a vuestro digno cargo, un equipo de letrados militantes (consideramos que la militancia es una libre elección ideológica y como tal debe ser receptada), a fin de que estos actuaran en representación de ese órgano como querellantes particulares en los llamados juicios de lesa humanidad, siguiendo su ideología. Ello, de manera inconstitucional y sectaria como seguidamente se verá.

Dicho equipo de abogados militantes, fue creado durante la gestión del entonces Secretario de DD.HH., letrado Eduardo Luis Duhalde, hoy fallecido -quien era un militante trotskista peronizado, defensor de terroristas del ERP, como lo fue Roberto Santucho, entre muchos otros, y que además ostentó grado militar en el ERP-PRT, y su nombre de guerra era Teniente Damián-, siendo secundado por la Dra. Ana María Figueroa, quién detentó el cargo de Coordinadora Jurídica del Área Nacional de la Secretaría DD.HH. de la Nación. Ellos organizaron y comandaron el equipo de letrados militantes que actuaron y todavía aún hoy actúan en los mal llamados juicios de lesa humanidad, los que no son ni más ni menos que asimétricos juicios políticos, donde se ejerce la lesa venganza.

Ahora bien, al equipo de abogados militantes, sus integrantes accedieron, sin ningún tipo de concurso público de oposición y antecedentes para desempeñar tal cometido, a lo que se le debe adicionar que no existe norma vigente alguna, ya sea de orden procesal, o emergente de la CN o de la CADH o del PIDC y P, que autorice a que el Estado Nacional -a través de un órgano del Poder Ejecutivo, como lo es la Secretaría de DD.HH. de la Nación-, ejerza una doble percusión penal, persecución que es pertenencia exclusiva del Ministerio Publico Fiscal de la Nación (arts. 120 CN y 5 y 65 del CPPN, y Ley 24.946 -normas que el Sr. Ministro conoce perfectamente-), y que de ese modo se viole la igualdad de armas en el proceso penal y se desequilibre la balanza de la Diosa Themis, provocándose desde un órgano del P.E. una clara desigualdad ante la Ley.

A modo de ejemplo, me permito señalar que a la fecha letrados de la Secretaría de DD.HH. se encuentran actuando como letrados querellantes en representación de ese órgano, lo que legalmente no está acordado por los arts. 82 y 82 bis del CPPN, ya que un órgano del Estado como lo es la Secretaria de DD.HH de ese Ministerio, no está habilitada legalmente en modo alguno para actuar en esa contingencia.

De una atenta lectura del art. 120 C.N., surge que: “El Ministerio Público es un órgano independiente… que tiene por función promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad, de los intereses generales de la sociedad, en coordinación con las demás autoridades de la Republica…”.

En igual sentido, nos encontramos que los cuerpos rituales normativos, tanto sea el Código de Manuel Obarrio como el de Levene (vigente aún hoy), no legislaron un interés difuso, sino un interés especial, directo, singular, es decir particular -individual-, acotado, concreto y no delegable. Por lo que en nuestros códigos de forma, tanto los antiguos como los modernos, ya sean con características inquisitivas o acusatorias -de procedimientos escritos o mixtos-, dan al ministerio fiscal la legitimidad para actuar en nombre del estado. Pues es el Estado quién ha confiscado el conflicto perteneciente a la víctima y solo con ciertos y determinados requisitos legalmente acotados, le abre la posibilidad al querellante particular o particular damnificado, para sumarse de modo conjunto o adhesivo a la acción del acusador público en un proceso concreto y determinado.

Es menester señalar, que sí nuestra C.N. determina cual es la función de cada uno de los poderes del estado y a partir de la reforma de nuestra Carta Magna del año 1994 se ha incluido en ese cuerpo normativo al Ministerio Público (art. 120 C.N.), mal puede un órgano perteneciente al poder ejecutivo como lo es la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, pretender irrogarse facultades que son propias del Ministerio Público, que es un órgano independiente con autonomía funcional y autarquía financiera, y que tiene por función promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad y de los intereses generales de la sociedad. Lo que no incluye intereses militantes, ni ideológicos de ningún tipo.

Adviértase, que el único caso en que un organismo del Estado está facultado para actuar como querellante particular en un proceso penal determinado, tal autorización surge y es operativa porque el legislador así lo ha previsto, como ocurre con la norma contenida en el art. 5° inciso 19) de la Ley 25.233/1999, cuyo texto transcribo: “ARTICULO 5º — Incorpóranse como incisos 18 y 19 del artículo 20 de la Ley de Ministerios (texto ordenado por Decreto Nº 438/92), los siguientes: “19. Entender en los programas de lucha contra la corrupción del Sector Público Nacional e intervenir como parte querellante en los procesos en que se encuentre afectado el patrimonio del Estado…”.

En ese andarivel, nos encontramos que: “… cuando el ofendido directo sea el Estado mismo en cualquiera de sus públicas manifestaciones (Nación, Provincia, Municipio), solo ha de poder acusar el órgano específicamente creado como acusador estatal, pues una doble acusación significaría una “súper afectación inaceptable…” (Jorge A. Clariá Olmedo, Tratado de Derecho Procesal Penal Tomo II, págs. 320/321, Ediar S.A. Editores, Bs. As., abril de 1962).

Por lo que es muy claro, no es función del Estado alentar, fomentar o propiciar la venganza ideológica de cualquier tipo o tendencia.

Por lo que seguir permitiendo, el Sr. Ministro, que letrados pertenecientes a su órbita ejecutiva -Secretaría de Derechos Humanos-, sigan actuando de manera inconstitucional como querellantes particulares en procesos de lesa humanidad, se seguirá fomentando la usurpación de misiones y funciones que son resorte exclusivo del Ministerio Público, al igual que se dilapidan los escasos fondos, que con mucho esfuerzo oblan los ciudadanos contribuyentes, para satisfacer otras necesidades básicas del pueblo.

De esto se desprende, que desde el gobierno que se fue del poder el 10 de diciembre de 2015, se quiso implantar una consigna política no escrita, la que podríamos sintetizar en “todos contra el imputado”, lo que a ciencia cierta no parece un ejemplo de la igualdad, como el que debe existir en todo proceso penal entre acusación y defensa, en un Estado Democrático y de Derecho (CADH art. 8. nº 2.). Sin soslayar, que la Secretaría de DD.HH de la Nación, no es en modo alguno particularmente ofendido en los asimétricos y políticos procesos tildados como de lesa humanidad. Por lo que a través del actuar de letrados que no tenían, ni tienen legitimación, se descontitucionalizaron esos procesos, y se cosificó a los imputados, ya que esos órganos burocráticos de humanos derechos, han actuado en procesos de lesa humanidad, usurpando calidades que legalmente no tienen, lo que es un exceso de poder y causa escándalo jurídico.

Así las cosas, y en razón de lo expuesto “ut supra”, venimos a hacer uso del derecho constitucional de peticionar a las autoridades. Es decir, el derecho que tiene toda persona, de plantear alguna inquietud y/o reclamo a los funcionarios que ocupan cargos gubernamentales, con el fin de que ellos encuentren la decisión más adecuada al caso, y así obtener soluciones concretas y justas ante esos problemas.

Por tal motivo, es que venimos a solicitar con premura, que el Sr. Ministro, arbitre los medios necesarios, a fin de que por intermedio de su Secretario de DD.HH., se proceda a revocar todos los poderes otorgados a los letrados militantes, para actuar como querellantes en representación de ese Ministerio. Y de ese modo cese su inconstitucional intervención como letrados querellantes particulares (ya que el CPPN no prevé querellantes estatales), en los juicios de lesa humanidad, como lo son Dres. Santiago BERECIARTÚA, Nadia SCHUJMAN, Ana OBERLIN, Lucas CIARNELO y Carolina IBAÑEZ, CAUSA N° 76000007/2011, “PATTI, LUIS ABELARDO, Y OTROS S/ HOMICIDIO AGRAVADO”, perteneciente al registro del TOCF de Rosario N° 2. Al igual que el letrado Daniel Domínguez Henain y su equipo quién actúa en la causa N° 870/12, “Sr. Procurador Fiscal solicita formación de causa por delitos de lesa humanidad”, del registro del TOCF de Corrientes.

Debo expresar además, que numerosos letrados de la Secretaria de DD.HH. de la Nación, perteneciente a ese Ministerio, están actuando actualmente ante los Tribunales Orales Federales de San Salvador de Jujuy, Mendoza, y en muchas otras jurisdicciones, a quienes al igual que los señalados en el párrafo precedente, también expresamente peticionamos que se les revoquen los poderes otorgados a tal fin, y de ese modo cese su inconstitucional intervención en esos procesos.

Del mismo modo, me permito citar las palabras de Raoul Vaneigem, en su obra “Ni pardon ni talión – La question de l’impunité dans les crimes contre l’humanité” (Ni perdón, ni talión. La cuestión de la impunidad en los crímenes contra la humanidad), obra traducida por Víctor Goldstein, La Marca Editora, págs. 43 y 58, de donde surge que “El pasado nos encerró en una alternativa que sería tiempo de revocar, elegir o el formalismo jurídico de una institución expuesta a la corrupción de las democracias mercantiles, o una justicia popular inclinada a la delación y al linchamiento… La justicia militante y emocional no es más que hipocresía y cinismo…” Lo que, mutatis mutandi, es en un todo aplicable, a la petición que por el presente formulamos al Sr. Ministro.

Como colofón, debo señalar que esta presentación se encuentra totalmente motivada en las sinceras palabras del Excmo. Señor Presidente de la Nación, de todos los Argentinos, Ing. Mauricio Macri, quien tanto sea en su campaña presidencial, como ejerciendo ahora su mandato constitucional, ha dicho que él quiere una justicia independiente, imparcial, eficiente, no militante, y que la gestión del ejecutivo a su digno cargo va a ser transparente. Ha dicho, también que se va a respetar en todo la igualdad ante la ley y la seguridad jurídica. Y además que no iba a tolerar el despilfarro de los dineros públicos en funciones que no eran propias. Ello, al igual que ha expresado que su con la lucha contra la corrupción va a ser tenaz y sin cuartel, y que no habrá excepción alguna a ese respecto.

Sin otro particular y a la espera de una pronta respuesta favorable a nuestra constitucional solicitud, aprovechamos para saludar al Sr. Ministro muy respetuosamente.


JUICIO A MONTEZANTI


Días pasados asistí a los alegatos en el juicio político que se sustancia contra el miembro de la Cámara Federal de Bahía Blanca doctor Néstor Montezanti, quien ha sido suspendido hace varios meses de sus funciones. Cabe recordar que se trata de una de las acciones llevadas a cabo a instancias de la ex presidenta Kirchner a través de Justicia Legítima. De resultas de la maniobra, se le tendió una suerte de cerco protector a Lázaro Báez, imputado en una causa por facturas apócrifas por la que había sido procesado Juan Suris, ese sórdido personaje, acusado de narcotráfico y que tanto dio que hablar por su vinculación con una conocida vedette. Así las cosas, se removió al juez subrogante que investigó la causa y luego fue apartado uno de los miembros de la alzada, que habían confirmado lo actuado. El nombrado es uno de ellos. La acusación se sustenta en cargos falsos, que datan de varias décadas y que surgen de causas perimidas o en las que el acusado fue sobreseído. Se mezclan temas judiciales con otros de índoles política, universitaria y sindical. De modo que confluyen viejas revanchas, prejuicios ideológicos y, por supuesto, una vergonzosa persecución contra un juez probo, decente y que se les animó al narcotráfico y a los "amigos del poder". El miembro del Consejo de la Magistratura que oficia de acusador es el representante de los abogados del interior, quien actúa con una saña que lo transforma en inquisidor. Para peor, se apoya en argumentos que de triunfar se erigirían en peligrosísimos precedentes. Así, sostiene que en un juicio político no se aplican los principios del debido proceso, dado su carácter "político"; por lo tanto, no importan la cosa juzgada, la perención de la instancia, el sobreseimiento ni tampoco la revisión de hechos que ya fueron aprobados por el Senado cuando, en 2003, prestó acuerdo unánime para el nombramiento de Montezanti. Asimismo, se sostiene que la pertenencia del magistrado durante un breve lapso al Servicio de Inteligencia del Ejército al final de la última dictadura, junto con su supuesta relación con personas ligadas a ella, debe seguir la misma suerte que los delitos de lesa humanidad o por lo menos estaría lesionando el más mínimo decoro que debe observar un juez.

De prosperar la destitución, se concretaría una situación más que inquietante. Se condenaría a quien lucha con coraje contra el delito, mientras que quienes son funcionales al poder, que deshonran a la Justicia, gozan de buena salud. Para muestra bastan los nombres de Oyarbide, Canicoba Corral y Rafecas.

Daniel Sabsay

LA CRISIS DE SIRIA AHONDA LAS TENSIONES ENTRE RUSIA Y OCCIDENTE


Mientras que cada día que pasa se esfuman cada vez más las posibilidades de que unas negociaciones entre el gobierno de Damasco  y el sinfín de grupos que componen la oposición siria tengan éxito, la crisis también está poniendo a prueba las relaciones entre Rusia y Occidente. Cada vez está más claro que la convergencia en los intereses estratégicos entre ambas partes es nula, inexistente por decirlo de una forma más clara y rotunda.


Mientras que Rusia trata de apuntalar a toda costa al gobierno de Damasco por varias razones, entre las que destacan que le vende armamento, que es su único y más fiel aliado en esta parte del mundo donde mantiene una tensión muy alta con Turquía, que tiene la única base militar con salida al Mediterráneo en suelo sirio, Tartus, y, finalmente, porque se están tejiendo nuevas alianzas en esta zona del mundo que aíslan aún más a Moscú de la escena de Oriente Medio.

Recientemente, Chipre, Israel y Grecia han llegado a importantes acuerdos para explotar los recursos naturales marítimos, más concretamente el gas natural, y enviarlo a través de un gasoducto vía Grecia hacia Europa. Estos acuerdos energéticos tienen también su dimensión en materia seguridad y coordinación de sus respectivas políticas energéticas. Grecia, aliado histórico de Rusia y el país más propalestino antaño de la Unión Europea (UE), hacía valer más su pragmatismo y realismo que la defensa a ultranza de la tradicional política exterior helena con respecto al largo conflicto de Oriente Medio. También, indirectamente, Atenas se alejaba de la órbita rusa, para disgusto de Moscú.

TURQUÍA, ALIADO FUNDAMENTAL Y FRÁGIL DE OCCIDENTE EN LA REGIÓN


Turquía, que también quiere participar de este juego político y económico de aprovechar con sus vecinos los ricos recursos marítimos, seguramente no se quedará al margen de estos procesos en marcha. Es más que seguro que en los próximo meses, Ankara moverá ficha en Chipre en el sentido de intentar resolver el largo contencioso que ya ha cumplido cuarenta años largos y tratará de recomponer sus relaciones con estos países en aras de no quedar aislada, toda vez que sus relaciones con Siria han rozado en varias ocasiones las posibilidad de guerra y con Rusia han estado al borde de la ruptura tras varios incidentes aéreos -avión militar ruso derribado por los turcos por medio- .

Luego está el asunto de la inmigración, que requiere la ayuda y la cooperación de Ankara. El territorio turco es la vía por la que han llegado los cientos de miles de inmigrantes sirios, afganos, africanos y de todas las nacionalidades que han llegado en los últimos meses a Europa. La UE, en vista de la magnitud y de la masiva presencia de inmigrantes sirios en Turquía, aprobó recientemente una ayuda millonaria para atender a estas víctimas del conflicto sirio y paliar las consecuencias de esta oleada migratoria en un país desbordado por esta auténtica avalancha humana.

Turquía, eterno candidato para adherirse en un futuro incierto a la UE y miembro de la OTAN, sigue siendo un aliado fundamental de Occidente en esta parte del mundo y un socio a veces impredecible. Por ejemplo, la reciente decisión del ejecutivo de turco de reanudar las actividades militares contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) es un grave error que viene a mostrar a las claras el triunfo de la línea dura frente al diálogo que predominó en los últimos años con los kurdos alzados en armas. Se calcula que en este conflicto pueden haber muerto entre ambas desde comienzo de las hostilidades, allá por los años ochenta, más de 50.000 civiles y militares, aunque la peor parte, como suele suceder casi siempre, se la han llevado los civiles kurdos que viven en aldeas aisladas y acosadas por el ejército turco.

SE RECRUDECE EL CONFLICTO CON LOS KURDOS


Este lamentable giro vuelve a demostrar la falta de pragmatismo ante lo que sucede en la región por parte de los máximos responsables turcos, que temen más un Estado kurdo -que a la larga acabará siendo una realidad por mucho que se empeñen en ahogar en sangre esta parte del mundo- que al Estado Islámico contra el que ahora luchan juntos Occidente, Irán, Rusia y la misma Siria. Turquía tiene todavía numerosos desafíos en clave interna, como modernizar su sistema político e integrar a las minorías, para que su proyección exterior pueda ser realmente efectiva en los próximos años.

Rusia, que supuestamente se había unido militarmente a la cruzada occidental contra el Estado Islámico, ha mostrado más voluntad en debilitar por la vía de los bombardeos selectivos a la oposición siria que lucha contra el régimen de al-Asad que en atacar a los fundamentalistas que han desafiado al mundo y Occidente con varias acciones terroristas audaces y unas puestas en escenas dantescas y salvajes, por decirlo de una forma eufemística. La barbarie de este grupo, degollando a occidentales, quemando a un piloto jordano o tirando a dos jóvenes adolescentes gays desde una terraza para luego ser rematados a pedradas por una turba, no tiene parangón en la historia de Oriente Medio; muestran una crueldad brutal que avergüenza  la especie humana.


Así las cosas, y sin que la violencia cese en Siria, Estados Unidos ha solicitado a Rusia que interceda ante el agónico pero no muerto régimen sirio para que abra corredores humanitarios para asistir a los millones de víctimas del conflicto, permita la ayuda internacional a las ciudades asediadas por las fuerzas de Damasco y para que se apreste negociar sin condiciones con la atomizada oposición. Por ahora, las peticiones han caído en saco roto, y Rusia sigue sin mover ficha en la escena, atacando las posiciones de los enemigos del al-Asad y desoyendo los llamados occidentales.  La guerra civil siria, tras haber causado 300.000 muertos, 10 millones de desplazados internos y externos y devastar por décadas a esta nación, está muy lejos de terminar. Y sin el necesario consenso entre occidentales y Rusia un probable acuerdo está todavía más lejos. La espadas siguen en alto, la paz sigue siendo tan solo un tenue sueño de millones de mujeres y hombres inocentes que sufren a diario las consecuencias de una guerra injusta.

Ricardo Angoso
Periodista español

@ricardoangoso

viernes, 12 de febrero de 2016

EL MONODEMONIO


por Andrea Palomas Alarcón

La guerra de los setenta vista con un solo ojo.

Habría querido oponer a la “teoría de los dos demonios” un título más digno que la imagen imprecisa de un diablo en monopatín. Me lo impide, sin duda, un profundo desprecio por las consignas.

La “teoría de los dos demonios” no es una verdadera teoría sino un sopapo silenciador ante la mera mención de “terrorismo” en alusión al conflicto de los setenta. Soslaya con una hipérbole que en Argentina hubo un conflicto armado y no un grupo de locos, un monodemonio, que una mañana se levantó de mal humor y salió a matar gente.

Estamos gobernados por consignas que clausuran el debate. En estos días, el secretario de DDHH, Claudio Avruj, fue actor de interminables desmentidas sólo por haber recibido a una asociación que nuclea a las víctimas del terrorismo. “No se piensa volver a la teoría de los dos demonios” insistió una y otra vez postrándose ante los estridentes. Ha debido repetir esa consigna de ignota factoría como un talismán contra la incorrección política.

A fuerza de iracundia pretende silenciarse toda una parte de la historia. Los cultores de la mediamemoria chillan cuando se les recuerda la ferocidad de los ataques terroristas de ERP y Montoneros. ¿No tienen, acaso, derechos humanos las víctimas del terrorismo?

Desde el reclamo de “memoria completa” hasta la riña por el verdadero número de “desaparecidos” surgen disputas perpetuas, denuncias, solicitadas: delito de opinión. La expresión misma “memoria completa” se acusa como ofensa y provocación. Con argumentos enrollados decretan que el homenaje a las víctimas del terrorismo estaría blanqueando el “vale todo”. Se obtura la libre opinión y trazan al adversario como un neurótico prolijo, que pesa demonios en platillos opuestos de una balanza.

¿Fue una guerra?

¿Fue una guerra? ¿O la matanza despiadada del Estado contra un grupo que pretendía construir un mundo mejor? ¿Defendían los uniformados a la sociedad o fueron mercenarios al servicio de las políticas neoliberales de Martínez de Hoz? ¿Mataron y murieron para que se pudieran importar paraguas de China o defendieron a la Patria?

La causa 13/84, conocida como “Juicio a las Juntas” dice que fue una guerra revolucionaria. Guerra. Creímos entonces que el debate había terminado pero alguna tara mental nos impide avanzar como país destejiendo por la noche, como Penélope, lo que tejimos durante la jornada.

Apelar a la teoría del monodemonio es negar que el Estado respondió con guerra, a los que le habían declarado la guerra. Grupos armados, entrenados en Cuba y Libia, con grados militares, uniformes, reglamentos. Cuentan que en su exilio dorado de Cuba y París, Firmenich tenía un edecán.

El todopoderoso Estado

No es raro que los que reemplazaron a Dios por el todopoderoso -superabundante-infinito-proveedor-“papito” Estado aleguen que la lucha fue desigual. Que no se puede equiparar la agresión del Estado con la de grupos guerrilleros. Siendo el ser humano religioso por naturaleza, el comunismo no eliminó a Dios, sólo lo reemplazó por el Estado.

El Estado como persona adulta tendría toda la responsabilidad y los niñitos traviesos que atacaron a la sociedad, ninguna. El aspecto psicológico en política nunca es ajeno.

La realidad es que el Estado argentino fue atacado por grupos hábiles para subvertir a la Nación. Como toda revolución, no fue un Estado contra otro sino un grupo armado contra el Estado. Fue una guerra revolucionaria pero a diferencia de la Revolución de Mayo, su causa no fue nacional sino internacionalista, elitista, imperialista.

La guerra sucia y desigual

Es discutible si la lucha fue desigual. En el Monte Tucumano el ERP llegó a gestar una “zona liberada” que buscaba el reconocimiento internacional como bando “beligerante”, llegando a cobrar peaje en las rutas. De todas maneras, que una guerra sea desigual no la hace menos guerra. Todas las guerras de la historia han sido desiguales en mayor o menor medida.

Algunos más realistas conceden que, en todo caso, fue una guerra sucia. Todas las guerras son sucias. No hay guerras lindas, puras, de uniformes blancos y buenos modales. Todas las guerras son brutales y lo único que evita la brutalidad es evitar la guerra.

El contexto y la memoria

Por último y sin pretensiones de comenzar siguiera a rascar la pintura de un asunto tan profundo como la guerra revolucionaria-contrarrevolucionaria argentina: el contexto.

Cuando con mal teatralizado frenesí se pretende silenciar a las víctimas del terrorismo lo que se busca es borrar el contexto en el que se desarrolló una guerra cruel y dolorosa.

Una persona, hace poco, me relató los pormenores del sangriento atentado al comedor de Coordinación Federal. Las primeras atenciones a los heridos: un agente atravesado de lado a lado por la pata de una mesa como si fuera una lanza, aullaba primitivamente llamando a su madre. Recoger los pedazos de seres humanos que habían sido amigos y compañeros de trabajo es más de lo que un ser humano puede soportar sin perder la cordura o parte de ella.

Esto es lo que se quiere eliminar cuando se suprime la otra parte de la memoria. No sólo un contexto político- social mundial sino emocional, el contexto de temor y odio en el que vivía la sociedad. El temor y odio que llevó a toda una sociedad a apoyar y aplaudir la lucha contra el terrorismo.

Un demonio en monopatín no puede contar la historia completa de nuestro pasado. Irónicamente, cuanto más han querido borrar una parte de la memoria, más vigorosamente se ha empecinado en volver e instalarse, con sus demonios y sus heroísmos. Es lo que suele pasar con la memoria, huye cuando la buscamos y nos asalta de frente cuando queremos olvidar.


miércoles, 10 de febrero de 2016

MIRÁ A LOS HUEÓNES

Rodrigo Valdez

Rodrigo Valdez es el ministro de hacienda de Chile. Repantigado en la catrera en el cuarto del piso 12 del Atton Las Condes de Santiago, lo veo en la tele. Acabo de llegar.

El viaje ha sido sorprendente. El Chile de hace 25 años no tiene nada que ver con este del futuro.


El periodista indaga sobre la estrategia del gobierno para enfrentar la crisis de la caída del precio del cobre.

El ministro responde con tranquilidad. Promete a los chilenos que velará por el orden de las cuentas fiscales. Explica que no será necesario echar mano al fondo anticíclico y manifiesta su confianza en la capacidad emprendedora de los chilenos. Resalta el hecho histórico de que en cada crisis del cobre Chile impulsó con más fuerza el surgimiento de actividades alternativas que desarrollaron su economía.

El periodista insiste con la posibilidad de tomar deuda a tasas muy convenientes para cubrir el bache sin “ajustar” pero Valdez le recomienda descartar recetas que tanto daño le hacen a “nuestro vecino trasandino que lleva tantos años de quebrantos”. (Qué vergüenza ser el mal ejemplo del vecindario)

El ministro se dirige al periodista y a todos los chilenos mirando a la cámara y les dice que confía en ellos y en sus fuerzas para sobreponerse a todo. Les pide que confíen en la libertad de mercado y en la iniciativa privada y les promete austeridad y prudencia por parte del gobierno en el manejo de las cuentas públicas…


“Trabajen tranquilos porque este gobierno tiene bien claro que estas reglas son las que hacen grande a Chile y por lo tanto, son y serán una política inalterable“.


Me asomo a la ventana, lo que se ve puede explicarse más fácil después de haber escuchado al ministro.

El Santiago de hoy es increíble para los ojos de un argentino tan acostumbrado a la frustración de años de decadencia.




Desde el paso “De Los Libertadores” hasta el cuarto del hotel que vengo con el maxilar inferior caído y paralizado. Aparte de esta ciudad acojonante, vengo garroteado por 150 km que son ejemplo de cómo sobreponerse a la adversidad.

Trabajo, trabajo y trabajo de hormigas humanas en cultivos en terrazas, olivares, paltos, viñedos, cerezales, frutas, quintas, flores autopistas, túneles que horadan los cerros… Y todo sobre un desierto y una cordillera que vive temblando. Todo sobre un cinturón de fuego y una falla de placas que cada tanto corcovea y te rompe todo!!

“No hagas de tu camino un basural” te recomiendan los carteles y a juzgar por la limpieza y el orden, en Chile han entendido que no solo se trata de limpiar, sino que también es muy importante no ensuciar.

Las autopistas de Chile son las 3ras. mejores de América,
detrás de U.S.A. y Cánada

“Si vas a Chile atendé las señales de tránsito y no se te ocurra coimear a un carabinero” es la recomendación de rigor que te hacen en Mendoza, mientras tiran la bolsa de basura por la ventana.

Intriga saber cómo es que un ministro de hacienda de un gobierno SOCIALISTA usa un discurso tan liberal.

Taxistas, empleados del hotel, despachantes de bencina, guía de turismo, mozo de restorán... Todos coincidieron en que el ministro dijo y dice siempre lo que la gente quiere oír…

Dice pero obligado por la opinión pública… ¿no es genial?

Hay fastidio con el gobierno de Bachelet. Mucho fastidio que le ha bajado su imagen positiva al 20%, pero te lo manifiestan solo si preguntas.

Un chofer me dio una respuesta maravillosa: “Es que ese es el discurso políticamente correcto y el ministro es un político”… ¿Qué otra cosa puede decir?

¡Que maravilloso integrar una sociedad donde ese sea el discurso políticamente correcto!!!

Una sociedad donde los ciudadanos no pasen la vida succionando la teta de un estado estafador!

Siguiendo con mis reportajes continué la investigación para saber porque ese discurso económicamente liberal es el correcto. ¿Cómo se llega a esta realidad desde el Chile marxista de los 70?

Recorriendo librerías pude observar que casi no existe bibliografía demonizando esos años como en la Argentina.

No se repudia a Pinochet. Los trabajadores, la gente común no reaccionan con rechazo, por el contrario.

Llaman la atención la presencia e integración a la ciudad de los militares. Barrios, academias, clubes, colegios que los contienen, abiertos a la vida pública.


En la puerta de una academia hay un gran cartel sobre la avenida que dice: “En esta academia militar está basado el porvenir del ejército y sobre éste ejército, la grandeza de Chile”.

Cuando pregunté si existieron juicios o hay militares presos por los años 70 me miraron con estupor.

Leí en la presentación de un libro (no recuerdo nombre ni autor) que Pinochet fue un vivillo oportunista no menos bruto que ninguno de todos los generales que gobernaron en Latinoamérica pero tuvo la visión y la virtud de saber elegir la receta económica y persistir en ella para sentar las bases y hacer de Chile un país económicamente viable y exitoso.

El autor destacaba que la receta provenía de “Chicago” y había posibilitado que todo el poder económico, la “aristocracia intelectual” y el pueblo habían apoyado.

De allí proviene la corrección del discurso actual en Chile. Su proceso militar no hizo populismo ni robó.

Por eso el ejército es una institución con prestigio a la que ningún trasnochado le baja los cuadros y ninguna señora le da vueltas en la plaza.

Hay mucho menos pereza intelectual que en la Argentina, donde nadie piensa y dice desde otro lugar que no sea el estatismo socialista.

En Chile hay dos ideas. Nadie dice que murieron las ideologías. Hay izquierdas y derechas que se alternan pero todos son chilenos y saben que viven de exportar, exportar y exportar.

El 80% de la gente que deambula por la calle tiene rasgos indígenas, actitud humilde, habla en voz baja y tono amable pero es común ver en la calle un mozo de restorán que atiende a turista en alemán e inglés.

Lean, dice un cartel en el centro a dos cuadras de la moneda. “Lean, hay que leer porque ayuda a pensar y pensando es como se llega a conocer la verdad… LEAN!”

Cuando volvíamos, no sé si la cordillera temblaba o qué, pero caían piedras por la ladera y obstruían el paso. Nos demoró algo pero pasamos. Al día siguiente leo en el diario y veo en el noticiero de la que nos salvamos!!!

Un forista bien argento pone como comentario en el artículo de los derrumbes: Dícese de cordillera de los Andes, tapial del fondo para que no se vean la sarta de hueones que están del otro lado.

Típica argentinidad al palo. Me hizo recordar a esa tarde que estaba sentado en el shoping esperando a mi mujer. Me entretenía mirando a la gente en los recreos de lectura. Miraba con vergüenza como se destaca la actitud de mis compatriotas que pululaban por doquier haciendo compras. De lejos ya sabes cuál es argentino, los delata la actitud.

Esos HUEONES, como los llamó el forista, nos están pasando por arriba. Calladitos los hueones producen para exportar y consumen la mejor calidad a menos de la mitad de precio.

Son tan hueones que los vivos que escriben en los foros de Argentina cruzan la cordillera para comprarles el Iphone para la Yoli y el Bryan.

Los muy hueones tienen un parque automotor que te caes de traste… y no arman nada en Punta Arenas!!. La Ford es americana y la Toyota de Japón porque no lo tienen a “De Mendikurren” con la sanata de la sustitución.

La frutilla del postre me la dio un tachero: “Acá en Chile no hay gratuidad porque no vivimos de ilusiones. Nada es gratis señor mío!! No hay gratuidad en la educación, la jubilación es por AFJP, las obras sociales son privadas…. ¿¿¿¿¿???????? Y así debe ser.  Este gobierno va por la gratuidad en la educación pero va por mal camino, lo vamos a enderezar”


La frase del viaje fue: “Nada es gratis”  Tan cierta es, tan alevosamente cierta es que hasta en la Argentina, el país de los vivos, nos estamos dando cuenta de que “la gratuidad” nos está saliendo muy cara.

#Cambiemos, hasta Mick Jagger nos lo pide.

Juan Martín Perkins



NOTA: Las imágenes y destacados no corresponden a la nota original. 

martes, 9 de febrero de 2016

¡¡¡HOY, HACE 41 AÑOS SE INICIABA LA "OPERACIÓN INDEPENDENCIA" EN TUCUMÁN!!!


Hoy, 9 Feb, pero de 1975, hace 41 años, en función de lo ordenado en el Decreto Secreto del PEN Nro. 261, de fecha 5 Feb 1975, del Gobierno Constitucional de María Estela Martínez de Perón, se inició la "Operación Independencia", para aniquilar el terrorismo en la Provincia de Tucumán.

¡¡¡GLORIA, HONOR y RECONOCIMIENTO ETERNOS a los civiles e integrantes de TODAS las Fuerzas caídos en tan exitosa operación militar!!!

En aquella época, en que la ciudadanía TODA (en buena parte hipócritamente "desmemoriada" HOY) rogaba terminar con la brutal agresión de las organizaciones terroristas que operaban en el país, las cuales buscaban asaltar el Poder a nivel nacional e instaurar un régimen totalitario marxista, al mejor estilo cubano, se decía: ¡¡¡TUCUMÁN, CUNA DE LA INDEPENDENCIA Y SEPULCRO DE LA SUBVERSIÓN!!! El pueblo tucumano tuvo una incidencia DETERMINANTE en el éxito de la citada operación militar, por el apoyo brindado a las Fuerzas empeñadas.
¡¡¡GRACIAS, MIL GRACIAS, A LOS TUCUMANOS QUE ENTONCES SE COMPROMETIERON EN DEFENSA DE LA PATRIA!!!

Un ESPECIAL RECONOCIMIENTO también a los civiles e integrantes de TODAS las Fuerzas que hoy sufren ILEGAL e INJUSTA privación de la LIBERTAD, por haber participado en la citada exitosa "Operación Independencia", debido a la venganza implementada por los que no pudieron asaltar el Poder por las armas en aquellos tiempos pero que, aprovechando las bondades de la democracia, lograron llegar a tomar el gobierno nacional.

PARECE MENTIRA la brutal HIPOCRESÍA E INGRATITUD de buena parte de la sociedad, hacia quienes COMBATIERON EN DEFENSA DE LA VIDA Y DE LA LIBERTAD de los argentinos.

Fuerte abrazo a todos y ¡¡¡PIÚ AVANTI!!!


Cnl (R) "VGM" Horacio Guglielmone

PEDIDO DE DISCULPAS


La señora de Carlotto exige disculpas públicas al ministro Darío Lopérfido por haber manifestado éste, con toda razón, que la cifra de 30.000 desaparecidos resulta intencionadamente abultada por quienes pretenden sostenerla como parte de la memoria histórica. Lo cierto es que del creíble informe de la Conadep surge que los muertos y desaparecidos por la represión estatal suman alrededor de ocho mil, así como otras fuentes indican que hubo entre mil y mil cien muertos por la subversión, guarismos que en nada empequeñecen el trágico saldo de la lucha fratricida.

Hablando de disculpas públicas, estamos esperando las que la señora de Carlotto debe a la señora Ernestina de Noble por haber vociferado que la directora de Clarín adoptó hijos de personas desaparecidas, cuando la Justicia demostró la absoluta falsedad de esa acusación.

Eduardo P. Ayerra
DNI 8.254.636

lunes, 8 de febrero de 2016

¡LOS MILITARES GUATEMALTECOS ESTAMOS SIENDO SACRIFICADOS!


Ingresé al instituto cívico militar Adolfo V. Hall Central a la edad de 12 años, siendo mi número de antigüedad 14-13, es decir, ocupe el treceavo lugar de la nómina de más de 200 adolescentes de la promoción número catorce que ingresamos a ese prestigioso centro de formación de oficiales de reserva del Ejército de Guatemala.

Dura fue la etapa de formación, luego de abandonar casi niño el cariño de mis padres y el calor de mi humilde pero muy digno hogar, pero me sometí al rigor de la vida militar con inmenso júbilo e ilusión. Luego de varios inolvidables años que marcaron para siempre mi vida mientras escuchaba con mucha atención las experiencias vividas por nuestros instructores en la lucha en contra de la primera oleada guerrillera que enfrento nuestro país en la zona nororiental, leía con aprensión los impactantes reportajes de la revista LIFE y crónicas diversas sobre las guerras de conquista que los marxistas estaban desarrollando en Malaya en contra del Ejército británico, y Vietnam, Laos, y Camboya, luchando en contra del Ejercito expedicionario norteamericano y sus aliados locales.

Para finales de los 60s parecía que todo el sudeste de Asia caería en manos de los marxistas. La amenaza se acrecentó cuando en esa misma época, Ernesto Guevara de la Serna (El Che), pronuncio en la Habana un fogoso discurso durante la reunión de los marxistas más connotados del mundo en la entente denominada Conferencia Tricontinental, en donde llamaba a crear “Dos, tres, muchos Vietnam” en Latinoamérica y el mundo.

La cobarde y sanguinaria emboscada de Sunzapote, departamento de Zacapa, en donde una patrulla militar atacada por sorpresa fue aniquilada por los terroristas y los cadáveres de nuestros soldados fueron mancillados y quemados; el asesinato cobarde en contra del embajador de los Estados Unidos el recordado demócrata John Gordon Mein cuando fue ametrallado por la espalda por un grupo terrorista dirigido por Percy Jacobs (s) Canción, célula dentro de la cual se encontraba Enrique Paz y Paz, padre de la ex Fiscal General de la republica Claudia Paz y Paz Bailey, cuyos integrantes anteriormente habían asesinado a varios militares norteamericanos héroes de Vietnam que se encontraban asignados al grupo militar de la embajada estadounidense; más el secuestro y posterior asesinato a sangre fría del embajador de la republica de Alemania el distinguido diplomático Conde Karl Von Spreti, a cuyo funeral asistí a efectuar valla de honor siendo alumno del Adolfo V. Hall y pude presenciar el dolor inconmensurable de sus familiares venidos desde Europa; me decidieron a ingresar a la gloriosa Escuela Politécnica para poder participar como Oficial del Ejército en la lucha en contra del terrorismo ateo.

Guatemala, luchando en soledad, derrota estratégicamente a las fuerzas terroristas.

Al final de la década de los setentas nuestro país había sido sometido al más feroz embargo de armas, equipos y municiones por la administración Carter, que dando un viraje a la política internacional de los Estados Unidos cerraba los ojos al pasado obviando sus guerras y el sacrificio de sus veteranos que eran vistos como un mal necesario que debían ocultar ante los ojos de la izquierda mundial, a la que pretendían aproximarse mediante una nueva bandera de lucha política, “los derechos humanos”, para restar fuerza a la influencia de la desaparecida Unión Soviética en los países tercer mundistas, sacrificando sin inmutarse, a quienes habían combatido a su lado la guerra fría. Nuestro pequeño Ejército se vio de esa manera abandonado a su suerte y solo pudo encontrar apoyo en nuestros tradicionales aliados Israel y Taiwán. Se iniciaba con fuerza la segunda oleada guerrillera en contra del Estado de Guatemala, esta vez, deberíamos enfrentar no a una, sino a cuatro organizaciones terroristas entrenadas y armadas por Cuba, Vietnam, y Libia, entre otras. Las formaciones guerrilleras aparecieron acompañadas por un vigoroso movimiento de masas, mucho mejor equipadas y con una imprevista logística.

Como comandante de pelotón y posteriormente de compañía recorrí operando todo el territorio de la Patria. Las fatigas y desgaste al desplazarnos sin medios aéreos y apoyados por una raquítica logística fueron acompañadas por el impacto de ver caer a nuestro lado a compañeros y subalternos cuando nuestras escasas unidades se movían de un lugar a otro de la geografía nacional, recomponiendo en base a nuestras experiencias adquiridas, nuestra doctrina, estrategia y tácticas, sin tregua ni descanso, mediante operaciones continuadas y extendidas para poder frenar la ofensiva terrorista, envalentonada por la caída del gobierno nicaragüense. Nuestra fuerza regular era igualada por la de las cuatro organizaciones y superada antes de 1982, diez veces, por la fuerza irregular del oponente, que ante el vacío de presencia del Estado en el Altiplano, obligaba a las poblaciones a involucrarse con ellos o ser aniquiladas. Más de 300 masacres cometidas por los terroristas bajo los conceptos y parámetros definidos por la Comisión de Esclarecimiento Histórico de la ONU –CEH-, han sido documentadas a la fecha fehacientemente (y el numero sigue creciendo) en los 3 tomos (de siete) de mi libro “Las Batallas por Guatemala” publicados a la fecha y en “La Farsa del genocidio en Guatemala”.

Tener que trasladar a cuestas por falta de helicópteros desde lo profundo de la selva o la montaña los cuerpos desmembrados de nuestros heridos y los cadáveres mutilados con saña por psicópatas como el Terrorista Juan Tuyuc, conocido en el EGP como Capitán Peter, hermano de Rosalina Tuyuc, hoy “defensora de los derechos humanos”, terrorista que al frente de un grupo de degenerados gozaba arrancando el rostro o el cuero cabelludo a nuestros soldados que heridos de gravedad eran capturados en combate al negarse a rendirse, fue la constante en la región en donde operaba este desquiciado. Sin embargo la finalidad de amedrentarnos no surtió efecto, jamás durante el Enfrentamiento Armado Interno un soldado guatemalteco se rindió en combate, pues con fe cristiana y amor a la Patria, nuestros oficiales, especialistas, sargentos mayores, galonistas profesionales, nuestros leales y abnegados soldados, los valientes patrulleros civiles, y comisionados militares; sufrieron con estoicismo el rigor de enfrentar con fe en la causa durante meses y luego largos años, a los chilenos, brasileños, cubanos, mexicanos, salvadoreños, españoles, irlandeses, y otros internacionalistas que asesoraban a las organizaciones terroristas.

Combatiendo siempre en desventaja debido a la topografía sumamente quebrada y el desconocimiento del terreno a donde debíamos incursionar hasta llegar a las profundidades de la selva o la sierra (montaña alta) en donde se encontraban al acecho grupos de facciosos protegidos por trampas construidas en fosos con estacas de bambú y extensos campos minados. Algunas veces uniformados, y otras de civil, acompañados frecuentemente por milicias de apoyo para multiplicar su fuerza, nos esperaban atrincherados para golpear por sorpresa y retirarse luego de cruentos combates. Sin embargo logramos derrotar estratégicamente al enemigo del Estado y de la sociedad, que muy a nuestro pesar, en las grandes ciudades escasamente comprendió la dimensión de la amenaza que en 1982 estuvo a un paso de tomar el poder y acabar con nuestro sistema de vida. Aunque en la actualidad, se desprecie por quienes no lo vivieron, nuestro esfuerzo y sacrificio realizado. Estas vivencias que paulatinamente absorbieron mi juventud, sumado a tres heridas recibidas, dos de ellas de gravedad, propiciaron al vivir en carne propia el drama de la guerra, el anhelo por poder vivir en un auténtico clima de paz entre los guatemaltecos.

Traición a la paz, “El dialogo y la negociación como forma de lucha y venganza política”.

En el mes de noviembre de 1992, fuerzas especiales del Ejército tomaron por asalto las instalaciones del campamento denominado “Monimbo” en donde se refugiaba en las inmediaciones a la frontera con México la Dirección Nacional –DN- del autodenominado Ejército Guerrillero de los Pobres –EGP-. (Revista Crónica, Enero de 1993). La sorpresa fue total y luego de un corto combate, en su precipitada fuga hacia territorio mexicano, los cabecillas de esta facción terrorista dejaron abandonado gran cantidad de armamento, talleres de reparación de armas, equipo quirúrgico, y lo más importante, preciosa información y documentos sobre la identidad de sus componentes, planes operativos, y estratégicos, que pusieron nuevamente en claro la conjura internacional que enfrentábamos.

El carácter internacionalista de nuestros oponentes develaba la intención de denominar al campamento principal de los terroristas con el nombre del barrio perteneciente a la ciudad de Masaya, ciudad nicaragüense, donde Camilo Ortega Saavedra, el hermano menor de los cabecillas de la corriente “Tercerista” del Frente Sandinista de Liberación Nacional –FSLN- Daniel y Humberto Ortega Saavedra, había dirigido en el mes de Febrero de 1978 la insurrección de un fuerte grupo de combatientes sandinistas que acompañados por las milicias locales se habían hecho temporalmente del control de esa ciudad. No fue por casualidad, que esa insurrección fuera dirigida también, por los curas marxistas de apellidos Vásquez y Pacheco, y estos a su vez, por el cura español Gaspar García Laviana (Comandante Martin), ni tampoco, que ambos, Ortega y García Laviana, fueran los “responsables”, o sea, quienes dirigían en ese país a los curas españoles Javier Gurriaran, Luis Gurriaran (Comandante Julio), y al cura guatemalteco Ricardo Falla Sánchez (Comandante Marcos), quienes dirigían desde Nicaragua el aparato de propaganda internacional del EGP denominado para los incautos, “Iglesia guatemalteca en el Exilio”- IGE-.

Ambos, Ortega y García Laviana, murieron en combate, por lo que años más tarde en homenaje a sus “responsables” y compañeros internacionalistas, Ricardo Falla, miembro e ideólogo de la Dirección Nacional del EGP quien se encontraba en el campamento Monimbo y logro huir cuando fue tomado por el Ejército, lo bautizo de esa manera. Siguiendo esa línea, la región en donde se ubicaba, fue denominada “Indochina” para congraciarse con los vietnamitas que entrenaron al EGP; y el frente guerrillero al que pertenecía, llevaba el nombre “Comandante Ernesto Guevara” para satisfacer a los cubanos. Se incautó en el campamento, el pasaporte de Ricardo Falla y pruebas irrefutables de su responsabilidad al retener en gran parte, en contra su voluntad, a grandes cantidades de campesinos indígenas en su mayoría, responsabilidad compartida con Luis Gurriaran al aglutinarlos en dos grandes grupos denominados como objeto de propaganda “Comunidades de Población en Resistencia” –CPR- , de “La selva” bajo el control de Ricardo Falla, y “de la Sierra”, bajo el control de Luis Gurriaran.

A la vez, se pudo constatar la manipulación demagógica y perversa realizada por Ricardo Falla al “fabricar” entrevistas y supuestas cifras, obtenidas mediante “testimonios” surgidos de sus propias fuerzas y bases de apoyo, para la elaboración por parte de la estructura de propaganda del EGP, del libro destinado a sus cooperantes internacionales y a los jóvenes guatemaltecos, denominado “Masacres en la selva”. Para quienes deseen profundizar en el tema, mis libros publicados a la fecha poseen vasta documentación sobre lo descrito anteriormente, y manifiesto en aras de la verdad histórica, que en forma repetitiva he invitado en mis columnas y entrevistas en los medios de comunicación nacionales e internacionales a Ricardo Falla para sostener un debate en los medios televisivos, en directo para que no pueda ser editado, y a someterse a un peritaje grafológico, si se atreviera a desmentir lo expuesto. Es muy importante dar a conocer que de su puño y letra quedaron expuestos los planes de venganza y lucha política orientada a la destrucción paulatina del Ejército de Guatemala, para posteriormente hacerse del poder mediante acciones de agitación y guerra psicológica.

Utilizar las negociaciones de paz como una estrategia orientada a fortalecer las organizaciones de masas luego del retorno “organizado” de sus bases de apoyo refugiadas en México, (facilitado por Álvaro Colom y su hermana Yolanda Colom (s) Comandante Lucia, en contubernio y bajo la dirección de Gustavo Adolfo Meoño Brenner (s) Comandante Manolo, quien hoy manipula antojadizamente el denominado archivo de la desparecida Policía Nacional y proporciona “las pruebas”, mediante las que se está persiguiendo penalmente a los militares guatemaltecos que lo derrotaron a él y sus huestes), a las que sumarian los grupos de CPR actuando como grupos de presión operando en las regiones en donde se encontraban los frentes guerrilleros, con el acompañamiento de la Iglesia Católica para lograr hacerse con el “poder local”, y realizar acciones psicológicas y de propaganda mediante prensa afín o propia, con el apoyo de grupos de “derechos humanos”, para utilizar los “Acuerdos de Paz” como instrumento de agitación político social, y penetrar, para luego manipular, las instituciones del sistema de justicia nacional (CC, MP, CSJ), fue la senda trazada para la venganza que estamos presenciando.

Hoy, la conjura se fortalece mediante una alianza espuria entre grupos de “derechos humanos”, con algunos grupos de malos empresarios que se han enriquecido cooptando durante sucesivos gobiernos la cúpula de la Súper Intendencia de Administración Tributaria –SAT- y mediante esta conjura, originada desde dos direcciones, mediante el equipo ideológico incrustado por Claudia Paz y Paz en el Ministerio Publico, y bajo la presión de la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala –CICIG- y la aquiescencia de la Fiscal General Thelma Aldana, se dan las capturas de nuestros compañeros militares, que nuevamente han polarizado a la sociedad guatemalteca, y pareciera ser una cortina de humo según diferentes analistas, para desistir de la supuesta investigación de los grupos tradicionales denominados por la población como “La línea 2”, los que permanecerían en la impunidad ante las caricaturescas capturas de pequeños comerciantes, utilizados como chivos expiatorios para calmar el malestar social originado por la oprobiosa corrupción gubernamental; y estos poderes facticos nuevamente estarían a punto de llevar a su alfil, Lesbia Carolina Roca de Obiols, a dirigir la SAT para recuperar el poder perdido recientemente.

Es imperativo según diversos sectores, convocar a un gran dialogo nacional con la participación de los líderes de los grupos y organizaciones sociales nacionalistas, para que sumen fuerzas con los amplios sectores que representan a los militares de todos los tiempos, a los patrulleros civiles, ex comisionados militares, soldados y especialistas y sus familiares, minusválidos, y victimas del enfrentamiento armado interno, y, a los verdaderos combatientes de la insurgencia que fueron nuestros oponentes y seguramente repudian la posibilidad de un nuevo enfrentamiento al conocer en carne propia las secuelas y el drama que este generó a la familia guatemalteca; para que, acompañando y apoyando al nuevo gobierno, se sienten las bases para la auténtica y definitiva reconciliación nacional. Es inviable nuestra nación, si no existe distención, como consecuencia de la falta de un dialogo nacional en el que participen los verdaderos interlocutores de las fuerzas vivas del país, y no, quienes por sus intereses económicos se arrogan esta representatividad. Debemos sumar los esfuerzos de los mejores guatemaltecos, respetando nuestras diferentes formas de pensamiento en la búsqueda de puntos de convergencia, que nos permitan continuar la lucha contra la corrupción y las estructuras de crimen organizado, verdaderos enemigos actuales de nuestra polarizada sociedad. Los verdaderos líderes sociales, ¡tienen la palabra!

¡Por una Guatemala unida y con visión de futuro!

Oscar Platero Trabanino.

Post Escriptum.

Es necesario denunciar a la comunidad nacional e internacional que mediante fuentes dignas de todo crédito, pude enterarme de la supuesta intención del Fiscal Orlando Salvador López (sujeto a un proceso penal que no avanza por alguna sospechosa razón y en contra de toda lógica legal, continua en funciones) y algunos de sus acólitos de la Fiscalía de “Derechos Humanos”, de fabricar un caso como acostumbran, mediante testigos falsos y sindicaciones espurias, para acallar la verdad difundida por mi persona mediante mis libros sobre el Enfrentamiento Armado Interno publicados a la fecha, y mis columnas de opinión como periodista de medios nacionales e internacionales, además de representar a nuestro país en el prestigioso foro académico y de prensa “Foro de Buenos Aires”, que aglutina a más de 15 países de Europa y Latinoamérica en su seno, ámbito hasta donde he llevado mis denuncias sobre la manipulación de la ley que se está efectuando, y el retorcimiento perverso de la supuesta carga de la prueba, que se hace para judicializar procesos espurios con respecto a los militares guatemaltecos. Solicitar órdenes de captura en mi contra, de familiares cercanos y compañeros militares que me acompañan en esta cruzada, es supuestamente la intención; por lo que lo responsabilizo a él y sus subalternos, de la posible utilización parcializada e intencionada de la ley mediante los fines y métodos aviesos que hoy denuncio.

Guatemala, de la Asunción, 27 de Enero de 2016.